Publicado: 11.02.2014 23:17 |Actualizado: 11.02.2014 23:17

Sofía acompaña al rey en su primera salida al extranjero tras la operación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El rey de España, Juan Carlos I, ha reanudado este martes juinto a la reina Sofía su agenda oficial en el extranjero con una visita a Portugal, donde esta noche han acudido a una cena en Cascais con los presidentes de Portugal, Aníbal Cavaco Silva, e Italia, Giorgio Napolitano, y las esposas de ambos.

La reina se ha sumado a última hora a este viaje, el primero a otro país en el que acompaña al rey desde hace más de dos años, tras recibir hoy mismo una invitación de la esposa del presidente italiano, María Cavaco, una vez que Napolitano -que por su avanzada edad viaja siempre al extranjero acompañado de un familiar cercano- decidiera acudir con su mujer, Clio Maria Bittone.

El objeto de este primer viaje del rey a otro país tras su última operación de cadera es participar junto a Napolitano y Cavaco Silva, mañana por la mañana en Lisboa, en el IX Encuentro Cotec Europa, que estaba previsto inicialmente para el pasado noviembre y que se aplazó a febrero para adaptar la celebración del encuentro al proceso de recuperación de  Juan Carlos.

Como gesto de bienvenida a sus invitados, Cavaco Silva y su esposa recibieron esta noche a los jefes de Estado de España e Italia y sus esposas en el Palacio de la Ciudadela, donde los Reyes llegaron en un automóvil en el que Juan Carlos ocupaba el asiento del copiloto y doña Sofía uno de los asientos traseros.

Tras los saludos de bienvenida, han posado ante las cámaras primero los tres jefes de Estado con sus esposas, luego ellos solos y por último junto al vicepresidente de la Comisión Europea Antonio Tajani y los tres ministros -uno de cada país- asistentes a la cena, unas imágenes para las que el rey ha prescindido de su muleta.

Crema de coliflor con piñones tostados, cherne braseado con verduras salteadas y marquise de chocolate con pimienta rosa y frutos silvestres componían el menú de esta cena, el único acto de esta visita en la que está prevista la presencia de la reina, que regresará a Madrid a tiempo de cumplir la agenda que le espera mañana por la mañana en la capital española.

Sofía, que no acompañaba a Juan Carlos en un viaje oficial al extranjero desde octubre de 2011, con ocasión de la Cumbre Iberoamericana de Asunción, llegó junto al Rey a Lisboa en un Falcon 900 de la Fuerza Aérea española que cuenta con menos de quince plazas y que tomó tierra en torno a las 17:00  en la base militar Figo Maduro, próxima a Lisboa.

Desde el aeródromo, donde fueron recibidos por el jefe de protocolo de la República, Antonio Almeida Lima, y el embajador español en Portugal, Eduardo Junco, Juan Carlos y Sofía se desplazaron a un céntrico hotel de Lisboa que será su residencia durante su breve estancia en la capital portuguesa.

Allí, el monarca se reunió durante algo menos de una hora con el expresidente portugués Mario Soares, con el que mantiene una muy buena relación desde el inicio de la transición democrática española y a quien saludó cordialmente antes las cámaras, a la entrada de la sala, antes de caminar junto a él, apoyado en una muleta, hasta el lugar donde han tomado asiento para conversar a puerta cerrada.

Acompaña en este viaje al Rey -que regresará mañana a Madrid tras un almuerzo- el ministro español de Industria, José Manuel Soria, quien, antes de la cena en el Palacio de la Ciudadela, se reunió con la ministra italiana de Educación e Investigación, María Chiara Carrozza, y con el ministro portugués de Economía, António Pires de Lima, para ultimar el documento de trabajo que será aprobado mañana durante el IX encuentro Cotec Europa.

Las autoridades y empresarios -45 de ellos españoles- participantes en este foro debatirán durante toda la mañana en la sede lisboeta de la Fundación Champalimaud sobre el compromiso de España, Italia y Portugal con la reindustrialización como medio de contribuir al crecimiento económico y la creación de empleos cualificados.

La Fundación Cotec para la Innovación Tecnológica fue creada en España hace más de veinte años por un grupo de empresarios a raíz de una sugerencia del monarca, tras la visita que Juan Carlos realizó a EEUU a finales de los años 80 y en la que pudo comprobar los efectos positivos de la relación entre innovación y crecimiento económico.