Publicado: 26.11.2016 23:50 |Actualizado: 26.11.2016 23:58

Los soldados muestran la "tensión" por los despidos a los 45 años ante la Defensora del Pueblo

Al menos 500 militares de tropa y marinería entregan sus quejas por ser discriminados por su edad para continuar en las Fuerzas Armadas, algo que no sufren los cuadros de mando

Publicidad
Media: 4.75
Votos: 4
Comentarios:
Imagen de la protesta que se ha desarrollado este sábado 26 de noviembre frente a la sede de la Defensora del Pueblo, en Madrid.

Imagen de la protesta que se ha desarrollado este sábado 26 de noviembre frente a la sede de la Defensora del Pueblo, en Madrid.  MARIANO NEYRA

@CdelCastilloM

MADRID.- "Un futuro asegurado tanto si continúas con nosotros como si decides volver a la vida civil", promete la página web del Ministerio de Defensa a aquellos que están meditando unirse a las Fuerzas Armadas. Algo cuestionable si se atiende a las protestas de estos militares, como la que se ha producido la mañana de este sábado en Madrid, donde unos 500 han entregado una queja ante la Defensora del Pueblo por la situación de desamparo cuando son despedidos por Defensa al cumplir 45 años

"Los militares han constatado que no se encuentran en esa situación que desde Defensa están pregonando", ha explicado a Público Jorge Bravo, secretario general de la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME), tras entregar en las oficinas de Dolores Becerril las instancias de aquellos soldados que no han podido desplazarse a la capital. 

"Esto afecta a la parte más débil de la pirámide, la parte que tiene menos instrumentos de defensa y capacidad de reivindicación"

Bravo ha expresado su sorpresa por el buen seguimiento que ha tenido la acción convocada por esta asociación profesional —única figura asociativa disponible para los militares, que tienen prohibido sindicarse—, ante el tiempo tan desapacible con el que convive esta semana la capital, con frío y lluvia que podrían haber desincentivado a los asistentes. "La tensión de la gente es mayor de la que pensábamos, a pesar esfuerzos que ha hecho el Ministerio de Defensa por contrarrestar esta queja", ha afirmado. 

El medio millar de militares que han acudido a la cita han protestado por el desarrollo que ha tenido la Ley de Tropa y Marinería puesta en marcha en 2006. En ella se establece que los soldados que no consigan una plaza permanente como militar de carrera deberán abandonar el Ejército a los 45 años. A cambio, la norma promete ofrecer una formación para la vida civil a los militares y puestos de trabajo acordados con empresas, así como un seguimiento de sus primeros pasos profesionales al abandonar el cuerpo. 

Sin embargo, los soldados y marineros denuncian que Defensa no les está dando esa formación, por lo que salen de las Fuerzas Armadas "con una mano delante y otra detrás", ha explicado Mariano Casado, abogado de AUME. "Esto es la crónica de un problema anunciado. Las unidades del Ministerio dedicadas a este tema están diseñadas a modo de unidad militar. Para hablar con la sociedad civil hay que conectar con el tejido empresarial: no por ser coronel eres la persona más idónea para ello", ha explicado Casado.

El letrado ha denunciado que esta situación "afecta a la parte más débil de la pirámide, la parte que tiene menos instrumentos de defensa, menos capacidad de reivindicación", ya que solo es despedida la tropa y marinería y no los cuadros de mando. Los oficiales y suboficiales pueden desarrollar toda su carrera profesional como militares. 



Apoyo de Unidos Podemos y Jueces para la Democracia

Diputados como Miguel Ángel Bustamante y Tania Sánchez, vocales de Unidos Podemos (UP) en la comisión de Defensa en el Congreso de los Diputados, han mostrado su apoyo a la protesta acompañando a los militares que hacían cola frente a la sede de la Defensora del Pueblo para entregar su queja. Este grupo fue el único que votó a favor de una PNL para instar el Gobierno a tomar medidas que protejan a los soldados que están quedando en la calle. PP, PSOE y Ciudadanos la rechazaron, impulsando la creación de una subcomisión —que contó también con el voto a favor de UP— para estudiar una reforma de la Ley de Tropa y Marinería.

En 2018 un millar de militares abandonarán las Fuerzas Armadas. En la próxima década, serán entre 2.400 y 3.300 anuales

Según un estudio elaborado por AUME, el próximo año unos 400 militares perderán su trabajo al cumplir 45 años. A partir de 2018 serán un millar al año y, a lo largo de la próxima década, entre 2.400 y 3.300 anuales. En diez años el coste de la asignación que recibirán estos soldados y marineros sin trabajar legará a 10.000 millones de euros.  

También ha estado presente en la protesta el ex Jefe del Estado Mayor de la Defensa, Julio Rodríguez. El general retirado ha destacado la dificultad que tienen los militares para manifestarse: "Si le hacen aquí una foto mañana le marcan". A su vez, ha pedido mayor voluntad para solucionar los problemas que padecen las Fuerzas Armadas. "Aunque sean medidas impopulares, pero deben tomarse ya antes que el problema se siga agravando", ha explicado, haciendo referencia a la reducción de la dimensión de los ejércitos.

Ignacio González Vega y Begoña López Aguilar, portavoces de Jueces para la Democracia, también han apoyado la concentración, recalcando el recorte de derechos que sufren los militares y "anacronismos" como las sanciones de privación de libertad de carácter administrativo o la Justicia Militar y el Código Penal Militar, que "debería desaparecer". "Solo hace falta voluntad política, se puede hacer vía ley orgánica", ha dicho López Aguilar.