Publicado: 23.05.2014 08:44 |Actualizado: 23.05.2014 08:44

Los sondeos confirman el avance de los euroescépticos británicos pero restan fuerza a los holandeses

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los colegios electorales en la República de Irlanda han abierto sus puertas a las 6.00 GMT  ( 8.00 hora española) para que el electorado de este país elija a sus once eurodiputados en el Parlamento de Estrasburgo y a un millar de representantes municipales.

Poco más de tres millones de irlandeses están llamados a las urnas, que permanecerán abiertas hasta las 21.00 GMT,  (las 23.00 en España) quince horas de votación en las que se espera que la afluencia no sobrepase el 60 %, según las encuestas.

Se espera que la participación sea la más alta hasta el momento, del 60%. En RU fue del 36%, en Holanda del 35%

Además de los comicios europeos y locales, las circunscripciones de Dublín Oeste y de Longford-Westmeath (en el interior) celebran elecciones parciales para cubrir dos escaños que han quedado libres en la Cámara Baja irlandesa durante esta legislatura. Aun habrá que esperar hasta el sábado para cuantificar los resultados de los comicios locales, y hasta el domingo por la noche para conocer los resultados definitivos de las europeas.

Los últimos sondeos apuntan a que el Gobierno de coalición entre el conservador Fine Gael (FG) y los laboristas sufrirá una caída respecto a 2009 por el desgaste sufrido tras la aplicación del duro programa de austeridad impuesto en 2010 en el rescate de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), que abandonó con éxito en diciembre.

Por contra, el Sinn Féin, antiguo brazo político del ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA), podría efectuar importantes avances, a pesar de que su presidente, Gerry Adams, fue detenido el pasado 30 de abril por el asesinato de una mujer cometido por esa organización terrorista en 1972.

La formación que lidera Gerry Adams, quien fue puesto en libertad sin cargos tras cuatro días de interrogatorios, no ha tenido durante esta legislatura representación en Estrasburgo, pero podría lograr hasta tres escaños en las elecciones europeas y triplicar su presencia en las administraciones tras las locales.

Los sondeos auguran la victoria de los democristianos, seguidos de centristas y del Sinn Féin, con un 6% más de votos

También los candidatos independientes y los partidos minoritarios pueden aumentar considerablemente sus niveles de apoyo entre la ciudadanía.

Una encuesta de la cadena pública RTE indica que un 17 % del electorado apoya a los candidatos europeos de Adams, un 6 % más que hace cinco años, mientras que el respaldo a los independientes y "otros" aspirantes ha subido cinco puntos, hasta el 27 %.

Por contra, el FG del primer ministro, el democristiano Enda Kenny, obtendría el 26 % (-3) y quizá mantendría sus cuatro eurodiputados, mientras los laboristas están a punto de perder su dos escaños en Estrasburgo al prever una caída de 7 puntos respecto a 2009, cuando lograron un 14 % de los votos.

El centrista Fianna Fáil (FF), tercera fuerza nacional y el partido que más veces ha gobernado en Irlanda, obtendría un 23 % (-1) y, aunque no sería suficiente para retener sus tres eurodiputados, confirmaría su mejoría en las urnas.

El populista y antiinmigración Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP) se perfila como gran beneficiado en los comicios celebrados este jueves, cuyos primeros resultados indican que lleva ganados importantes puestos de concejales. Además de las elecciones europeas, en Inglaterra se han votado también las municipales, en las que están en juego 4.216 puestos de concejales en 161 ayuntamientos.

La participación ha sido del 36% , un punto porcentual más de lo esperado, y los resultados previstos a nivel local son considerados un reflejo de la realidad que mostrarán las urnas al PE durante el recuento, este domingo.   tambien servirán para conocer el nivel de apoyo que tienen las principales formaciones políticas, un año antes de los comicios generales en el Reino Unido.

Los laboristas contarían con 585 concejales en las municipales, los conservadores 492, y la UKIP 87

Cuando se han escrutado 57 de los 161 ayuntamientos en disputa, el UKIP lleva ganados 87 concejales, de los que 86 son puestos nuevos, mientras que los conservadores del primer ministro David Cameron puede sufrir un duro golpe al haber sacado de momento 492 concejales, perdiendo 101.

En el caso del Partido Laborista, primero de la oposición, ha ganado hasta el momento 585 concejales, de los que 94 son nuevos, en tanto que los liberales demócratas, que están en coalición con los "tories", han perdido 84 y tienen 155.

Los holandeses apostaron este jueves por la Unión Europea (UE) y rompieron las expectativas sobre el auge de los euroescépticos del político ultraderechista Geert Wilders, a los que relegaron hasta la cuarta fuerza política del país.

Los democristianos de la CDA se quedaron con cuatro escaños , al igual que los demócrata-liberales del D66, en una jornada en que el índice de participación fue del 37 %, según los sondeos a pie de urna dados a conocer por el instituto Ipsos para la cadena de televisión NOS.

Los demócrata-liberales lograron un 15,6% de los votos, seguidos muy de cerca de los democristianos, que obtuvieron el apoyo de un 15,2 % del electorado, según ese mismo sondeo.

Cuatro escaños para demócrata-liberales, otros cuatro para los democristianos, tres para los liberales y otros tres para los euroescépticosEsos porcentajes se traducen en cuatro escaños para cada uno de esos partidos y suponen la pérdida de un asiento para la CDA y el aumento de otro para el D66 (demócrata liberales) respecto a los representantes que obtuvieron en la pasadas elecciones al PE, celebradas en 2009.

"Holanda ha elegido de manera convencida a Europa", dijo el líder de D66, Alexander Pechtold, al que los sondeos ya pronosticaban una victoria, y que especificó que su partido "quiere mejorar Europa y avanzar en confianza, estabilidad y ambición".

Menos esperado era el auge de los democristianos, un partido que en las dos últimas legislaturas ha perdido el apoyo de la confianza ciudadana y que a pesar de mantener una postura proeuropea es partidario de que ningún nuevo país se una a los Veintiocho que ya intengran la Unión Europea (UE) en los próximos cinco años.

Por su parte, el silencio en la sede del partido de Wilders tras las primeras estimaciones electorales refleja la decepción del partido holandés más crítico con Europa, el único que aboga por la salida de la UE y la vuelta al florín, la antigua divisa neerlandesa.

Con un 12,3 % de los sufragios, Wilders queda relegado, según los sondeos, a la cuarta fuerza política, a un punto porcentual de los liberales (VVD) del actual primer ministro Mark Rutte, quedando ambos empatados a 3 escaños.

Si los resultados se confirman el próximo domingo, cuando culminen en los Veintiocho las elecciones del PE, los euroescépticos de Wilders, perderían un escaño respecto a los cuatro que actualmente ocupan en el hemiciclo europeo, mientras que los liberales mantendrían los obtenidos hace cinco años.