Público
Público

Soraya Rodríguez también pidió a López "en varias ocasiones" que no aceptara la moción de Ponferrada

La portavoz parlamentaria del PSOE celebra que su partido "rectificara", y que la dirección haya asumido que "no puede haber ningún alcalde socialista con el voto de un edil condenado por acoso sexual"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

No fueron sólo la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, ni la secretaria de igualdad del partido, Purificación Causapié, ni los 350 firmantes del manifiesto Tolerancia cero es cero, los dirigentes y militantes socialistas que antes del viernes manifestaron al secretario de Organización, Óscar López, su repulsa y su rechazo a que el Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Ponferrada lograra la Alcaldía de la ciudad gracias al voto de Ismael Álvarez, exregidor de la localidad condenado por acoso sexual. También se manifestó en ese sentido la portavoz parlamentaria en el Congreso, Soraya Rodríguez.

Ella misma ha reconocido este martes que desde que conoció la intención de sus compañeros ponferradinos se posicionó en contra 'de que se pactara con Álvarez'. Expresó su opinión 'claramente contraria' a esa posibilidad y se la hizo llegar 'en varias ocasiones' tanto al propio López como al secretario general del PSOE de Castilla y León, Julio Villarrubia. 'Ellos me escucharon', ha reconocido la dirigente socialista que pertenece, además, a la federación de los socialistas castellanoleoneses. 

Le escucharon, pero no le hicieron caso, ya que ambos avalaron la moción de censura que hizo a Samuel Folgueral alcalde de Ponferrada hasta siete horas después de que se hiciera efectiva, cuando el líder del partido, Alfredo Pérez Rubalcaba, hizo público un comunicado instando al recién elegido alcalde socialista a que dimitiera o a que abandonara el PSOE, algo que finalmente ocurrió el domingo. 

'Se ha reconocido el error y se ha rectificado', ha querido destacar Rodríguez hoy, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en el Congreso después de la reunión de la Junta de Portavoces de la Cámara Baja. Y por eso, se ha mostrado 'satisfecha' de que el PSOE 'pueda afirmar' ahora, tras el 'error' del pasado viernes, que 'no puede haber ningun alcalde socialista con el voto de un edil condenado por acoso sexual'.

Si bien Rodríguez ha agradecido el gesto que escenificó ayer el propio Óscar López, ha evitado hacer una clara defensa del papel del secretario de Organización en la actual dirección de los socialistas. Tan sólo ha abogado por 'esperar a las decisiones y al debate' que se pueda producir en los órganos correspondientes del partido para determinar si, como piden algunas voces en el PSOE, López vaya perdiendo peso orgánico en favor de Valenciano.