Público
Público

Soria reconoce que puede haber "relación directa" entre la inyección de gas y los seísmos

El ministro de Industria asegura que la actividad en la planta de gas permanecerá paralizada "mientras no haya garantías totales para la seguridad de la población"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

José Manuel Soria ha reconocido este jueves que 'según el Colegio Nacional de Geólogos y el Instituto Geográfico y Minero, parece que hay una relación directa entre la inyección de gas en el almacenamiento subterráneo [de Castor], que está a 25 kilómetros de la costa, [de Castellón], y los microseísmos que se han producido a lo largo de los últimos 15 días'.

En una entrevista con Onda Cero, el ministro de Industria ha explicado que el Gobierno, 'cuando se produjo uno de intensidad 3,6 la semana pasada dictó una resolución para parar todo tipo de actividad hasta que se descubra que está pasando'.

Hoy, tanto el ministro de Industria como el de Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, han asegurado que la actividad en la planta, que ahora se limita a 'trabajos de conservación por razones de seguridad' no se reanudará 'mientras no haya garantías totales para la seguridad de la población'. 

Soria ha apuntado que 'lo que tenía la instalación era una autorización provisional para hacer pruebas', que actualmente se encuentra en suspenso 'hasta que sepamos exactamente qué ha pasado', algo se conocerá 'en los próximos días'.

Sin embargo, no ha aclarado si se plantea la posibilidad de suspender definitivamente el proyecto ni, en su caso, quién asumiría los costes de inversión.  En el plano económico, ha indicado que la financiación de esta infraestructura 'corre a cargo de todo el sistema' gasista, pero solo una vez que empiece a funcionar.

'El almacenamiento podría estar en el origen de los seísmos' insistió Soria, quien aseguró que 'todavía no tenemos una constancia científica y quien puede certificarlo son los expertos' de esas dos instituciones.

Técnicos del Ministerio de Industria están recabando información para tratar de determinar si el aumento de la actividad sísmica en el Golfo de Valencia, en el entorno del almacenamiento de Castor, podría estar relacionada con la inyección de gas en dicha infraestructura.