Publicado: 24.02.2014 11:39 |Actualizado: 24.02.2014 11:39

Sortu: "Poco más puede hacer ETA en el desarme sin un mínimo de garantías"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Sortu, Hasier Arraiz, cree "inverosímil" que ETA se quiera desarmar y los Gobiernos de España y Francia no faciliten que se haga de forma "controlada, ordenada y acordada". Según él, ETA tiene "voluntad y disposición" para desmantelar sus arsenales de forma "incondicional y unilateral", pero ha avisado de que "poco más puede hacer en ese camino del desarme si no cuenta con un mínimo de garantías por parte de los Gobiernos".

"Cuando tu voluntad es la de proceder a tu desarme, resulta incomprensible que la voluntad de la otra parte sea la de intentar detenerte y ponerte fuera de juego, cuando eso va hacer que no procedas a dicho desarme", ha afirmado Arraiz en una entrevista a Radio Euskadi.

Además, ha considerado que la respuesta del Ejecutivo español al llamamiento a su implicación por la Comision Internacional de Verificación (CIV) ha sido citarles a declarar en la Audiencia Nacional, y ha realizado un llamamiento al PNV y PSE-EE a ponerse en marcha "juntos" en torno a "una hoja de ruta".

El líder de la formación de la izquierda abertzale ha recordado que los verificadores, durante su visita a Bilbao, ya dijeron que, en esta situación no pueden trabajar, y que, aunque "una vez lo han hecho" -verificar el sellado de armamento-, no están dispuestos a trabajar "en condiciones de organización ilegal y clandestina".

Por ello, ha subrayado que reclamaban "cierto tipo de garantías por parte de los Gobiernos español y francés". "Y ya hemos visto cuál ha sido la respuesta, en este caso, del Gobierno de Madrid", ha apuntado.

De esta forma, ha afirmado que toca "una vez a los mismos, a la misma parte", es decir, a la izquierda abertzale, "agudizar la imaginación y ver qué otras vías" se pueden abordar "o cómo se puede hacer todo esto".

"Lo que resulta inverosímil y una paradoja tremenda es que haya una organización armada que se pretenda desarmar y que no haya ningún Gobierno de los que están implicados en el conflicto que esté dispuesto a dar un tipo de garantía para que esto se pueda realizar en determinadas condiciones, de forma ordenada, controlada y acordada", ha indicado.

A su juicio, "tiene que ser desde Euskal Herria desde donde este proceso se tiene que seguir desarrollando", pero en aspectos técnicos, como los presos o el desarme, "es evidente que se necesita una mínima implicación de los Estados".

"Y nuestra fuerza tiene que ser hacer la mayor presión posible desde Euskal Herria, desde las propias instituciones vascas y también desde el ámbito internacional para que Euskadi y Francia cambien de actitud", ha añadido.

Tras defender que el lehendakari, Iñigo Urkullu, se haya desplazado a Madrid para estar con los verificadores, ha emplazado al Gobierno vasco a "tomar el liderazgo" en esta cuestión y seguir adelante con este proceso. "Es hora de hacer una agenda y una hoja de ruta en común", ha señalado.

En este sentido, ha considerado que todos aquellos que "están a favor de que el conflicto se resuelva tienen que estar en marcha y juntos", en referencia también al PSE-EE.