Público
Público

Sortu reclama "un mar de soberanía" frente a la "piscina autonómica"

El Congreso fundacional de la nueva marca de la izquierda abertzale deja vacante la secretaría general para que la ocupe Arnaldo Otegi cuando salga de la cárcel.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Congreso fundacional de Sortu, la marca de la izquierda abertzale legalizada por el Tribunal Constitucional el pasado mes de junio, ha elegido este sábado presidente de su Consejo Nacional al alavés Hasier Arraiz, parlamentario de EH Bildu y exmiembro de la Mesa Nacional de Batasuna. El nuevo cargo ha reclamado para Euskal Herria 'un mar de soberanía' para dejar 'de dar vueltas a la piscina de un marco autonómico agotado'.

La nueva formación, en el Congreso celebrado en Pamplona, ha dejado vacante la Secretaría General para que la ocupe el exportavoz de Batasuna Arnaldo Otegi cuando salga de prisión, ya que cumple condena en la cárcel de Logroño por el 'caso Bateragune'.

Precisamente el Congreso se abrió con la lectura en castellano y euskera de una carta de Otegi, donde hacía un llamamiento a aprovecharse del 'proceso de descomposición que vive el Estado español' por 'falta de recorrido del modelo territorial, económico y político', lo que ha derivado en que 'amplias capas' sociales sean 'cada vez más receptivas' a la 'necesidad imperiosa de construir una alternativa'.

Los cargos que componen el Consejo Nacional de Sortu fueron elegidos el pasado fin de semana en las asambleas internas y han sido ratificados este sábado por parte de los 450 representantes que se han dado cita en el congreso, celebrado en el auditorio Baluarte de la capital navarra.

Además de Hasier Arraiz, componen el Consejo Nacional de Sortu Idoia Aristu, responsable de Organización; Juan Joxe Petrikorena, responsable de Comunicación; Marisa Alejandro, de Finanzas; y Maite Ubiria, de Relaciones Internacionales.

Asimismo, Joseba Permach ocupará el área de 'Lucha Institucional', mientras que Iosu Lizarralde el área de 'Lucha Ideológica' y Rufi Etxeberria será el responsable del órgano nacional para la 'Resolución del Conflicto'. Como portavoces han sido elegidos Pernando Barrena, Amaia Izko y Xabi Larralde.

Por otro lado, como responsables provinciales han sido designados Maribi Ugarteburu, por Vizcaya; Txus Martínez de Lahidalga, por Álava; Joxan Agirre, por Guipúzcoa; Juan Kruz Aldasoro, por Navarra; y Jean-François Lefort, por 'Iparralde'.

En su discurso tras ser elegido como presidente, Hasier Arraiz ha apostado por 'abrir espacios de diálogo y organizar nuevos núcleos de presión', ya que, según ha dicho, 'Euskal Herria merece la paz y la libertad'. 'Sortu está dispuesto a compartir el timón de Euskal Herria con el conjunto de la tripulación política y sindical. Estamos dispuestos a navegar junto con las fuerzas que se quieran sumar', ha asegurado.

'Este es uno de los principales retos, el otro es luchar contra el sistema capitalista que condena a la miseria a millones de personas y que está destruyendo el medio ambiente', ha manifestado Arraiz, quien ha defendido que 'para que Euskal Herria sea dueño de su destino necesita poder navegar sin límite alguno'.

En su opinión, 'necesitamos un mar de soberanía para Euskal Herria' y ha remarcado que 'mientras tanto, estar dando vueltas sin parar a la piscina del marco autonómico agotado no tiene ningún sentido, es perder el tiempo'.

'Ésa es la verdadera pugna que existe hoy día en el mundo nacionalista, quienes propugnan que unamos fuerzas para mantener como está lo que hace 30 años nos dieron y quienes queremos unir fuerzas para avanzar hacia la soberanía nacional de Euskal Herria', ha agregado.

En este sentido, ha opinado que 'la actual coyuntura exige un cambio radical del modelo político y social' y ha reivindicado que 'la soberanía es la única salida que tiene Euskal Herria para escapar de esta situación de emergencia nacional'.

El dirigente de la izquierda abertzale Arnaldo Otegi, elegido secretario general del nuevo partido Sortu, ha sido el encargado de dar la bienvenida al Congreso fundacional de la nueva marca política, mediante una carta en la que ha invitado a valorar el partido como 'un nuevo instrumento de lucha'.

Ha añadido que el congreso es 'uno de los indicadores de la nueva situación que vivimos en Euskal Herria', cuya consecución ha atribuido al 'fruto de la lucha de la izquierda abertzale'. El nacimiento de Sortu, ha recordado, se produce 'tras una década de ilegalización, de persecución política, de condenas y encarcelamientos que aún hoy estamos padeciendo', en un contexto en el que a su entender 'no se dan las condiciones democráticas básicas' para el ejercicio de la política en igualdad de condiciones para todos los proyectos'.

Sin embargo, pese a insistir en la 'violencia de los Estados' que ha considerado 'origen' del 'conflicto político' vasco 'aún irresuelto', ha valorado a Sortu como 'fruto de una nueva relación de fuerzas y la utilización revolucionaria de la legalidad burguesa' que les ha permitido constituirlo como partido.

Al respecto, se ha referido al 'proceso de descomposición que vive el Estado español' en varios planos, un contexto 'decisivo' en el que 'hay que aprovechar todas las oportunidades', ya que la 'falta de recorrido del modelo territorial, económico y político' ha derivado en que 'amplias capas' sociales sean 'cada vez más receptivas' a la 'necesidad imperiosa de construir una alternativa'.

Tras asegurar que 'la construcción de amplias mayorías' es la única forma de alcanzar sus 'objetivos políticos', ha planteado su 'duda' sobre si la izquierda abertzale es consciente del 'profundo calado del cambio estratégico' puesto en marcha para emprender una 'tarea histórica'. Para ello, Otegi ha pedido una actitud de 'diálogo', con 'menos consignas y más argumentos', 'menos autocomplacencia y más autocrítica'.

Asimismo, antes de la presentación de los miembros del Consejo Nacional, Karmele Agirregabiria ha dado lectura a la resolución aprobada por Sortu en el congreso fundacional, con 396 votos a favor y cuatro abstenciones, en la que se erigen como 'una herramienta para lograr la transformación social y política'.

'El proceso de liberación nos ha traído hasta aquí. Sortu acaba de nacer y lo hace con una propuesta de lucha renovada y un nuevo modelo organizativo con los que afrontará el nuevo ciclo político', señala la resolución, en la que Sortu indica que 'ha llegado el tiempo de la libertad'.

En este sentido, Sortu muestra su compromiso a 'a llevar hasta el final el proyecto del Estado vasco, respetando y haciendo respetar dicha voluntad', y mantiene su 'firme compromiso con el ejercicio político de responder tanto a las consecuencias como al origen del conflicto'.

Por otro lado, antes de la presentación de los miembros del Consejo Nacional, Kandido Zubikarai ha dado lectura a un comunicado del colectivo de presos de ETA (EPPK) en el que aseguran que el 'pueblo ha demostrado que la cuestión de los presos tiene prioridad, que tiene que acabar la dispersión y eliminarse la Doctrina Parot'

'Tenemos que lograr dar pasos de cara a reforzar el proceso político sin dejar pasar el momento histórico en el que nos situamos', afirman desde el colectivo de presos, para destacar que 'Euskal Herria hace tiempo que apostó por la libertad'.

En opinión del EPPK, 'hemos llegado a esta situación de reorganización de la izquierda abertzale tras largos años de lucha e ilegalización' y critican que 'el Gobierno español y francés están apostando por ahogar estas vías, por el inmovilismo'.

En este sentido, aseguran que el Estado español y francés 'quieren utilizar a los presos para frustrar el proceso' y advierten de que 'más que la mejora de la situación está en juego la propia viabilidad del proceso'.

El colectivo de presos de ETA concluye su comunicado, que ha sido recibido por aplausos de los presentes y con gritos a favor de la excarcelación de los presos y la amnistía, asegurando que quieren 'sumar nuestra fuerza a la del resto de la ciudadanía y seguir luchando para ser libres en una Euskal Herria libre'.