Publicado: 06.04.2014 12:26 |Actualizado: 06.04.2014 12:26

Suárez Yllana: "Es delictivo decir que mi padre creía que el rey era un traidor"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Adolfo Suárez Yllana, hijo del recientemente fallecido primer presidente de la democracia, considera que es delictivo asegurar que Adolfo Suárez pensaba que el rey era un traidor, que era el "elefante blanco" que mencionaron los militares golpistas del 23-F.

En una entrevista de Victoria Prego, que ocupa cinco páginas en la edición de este domingo del diario El Mundo, el hijo del presidente Suárez desmiente sistemáticamente las afirmaciones de la escritora Pilar Urbano en su último libro sobre el comportamiento del rey Juan Carlos y del entonces presidente Suárez durante la crisis del 23-F y los años previos.

Suárez Yllana dice que hace una "enmienda a la totalidad" del libro de Urbano, a la que acusa de mentir y aunque reconoce que dice cosas ciertas, "se retuercen de una manera espuria para acabar llegando a una mentira". El hijo del expresidente niega "categóricamente" que su padre estuviera convencido de que el rey "era el alma de este golpe", eso es "ofensivo, ¡es delictivo! Está poniendo en la boca o en la mente de mi padre un delito gravísimo, está diciendo que el rey es un traidor a España".

Añade que no puede tolerar que con la mano de su padre "se le pegue una bofetada al rey". "Yo no puedo aceptar la loa hacia mi padre cuando esa loa es para alzarle luego en contra del rey, vengo a defender el honor de mi padre, la verdad y lo que creo que son los intereses de España", afirma.

En opinión del hijo de Suárez, entre su padre y el rey había una relación "estrechísima" y en ningún momento tuvieron "enfrentamientos de verdad", aunque sí hubo diferencias y discusiones. "Y lo único que he visto yo serio y profundo, de lo que sí soy conocedor —subraya—, es de las diferencias enormes que había en torno a Armada. Ahí sí que, efectivamente, se produce una diferencia brutal y muy tensa".

Agrega Suárez Yllana que su padre estaba convencido de que "Armada era un traidor", mientras que Juan Carlos creía que "era un hombre leal al rey, a la Corona y a España". "Desgraciadamente —añade—, se demuestra que mi padre en esa discusión llevaba razón y que Armada era un hombre que estaba trabajando en contra del propio rey".

Niega también el hijo de Suárez que su padre dimitiera como presidente por miedo a un golpe de Estado, aunque sabía que había ruido de sables: "El principal motivo de la dimisión de Adolfo Suárez es la falta de confianza que le tienen los compañeros de la UCD y por eso les echó un órdago".