Público
Público

La sucesión de Rajoy Cospedal coloca a estrechos colaboradores en la comisión que prepara el congreso de la sucesión de Rajoy

"No tengo sucesores ni delfines", afirmó este lunes el todavía presidente del partido, Mariano Rajoy. Sin embargo, la secretaria general mantiene su cuota de poder en el órgano que prepara el cónclave, como ocurrió en el último congreso, en 2017; entonces era ministra y contaba con el beneplácito de Rajoy, que repitió en el cargo. 

Publicidad
Media: 2
Votos: 2

El presidente del PP, Mariano Rajoy y la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, durante la reunión de la Junta Directiva Nacional de la formación. EFE/Mariscal

María Dolores de Cospedal guarda celosamente sus cartas y no quiere hablar de sus aspiraciones en la futura dirección del PP -como hacen sus rivales-, pero mantiene toda su capacidad de influencia en el órgano que pilota el proceso congresual. La secretaria general del PP y presidenta de la formación en Castilla-La Mancha cuenta con estrechos colaboradores en la Comisión Organizadora del XIX congreso del partido, que entre los días 20 y 21 de julio servirá para designar al sucesor de Mariano Rajoy al mando de los conservadores.

Como resume un parlamentario, salvo los estrechos colaboradores de Cospedal, "el resto de la comisión es aparato"

Cospedal mantiene un peso similar en este órgano al que ya logró en el anterior congreso nacional, en febrero de 2017; entonces también era ministra de Defensa y Rajoy repetía como candidato, pero hoy existe un mayor grado de incertidumbre sobre el futuro de la secretaria general. Y, aunque el todavía presidente del PP haya prometido no mover un dedo en favor de ninguno de los candidatos a reemplazarle -"No tengo sucesores ni delfines"-, lo cierto es que Rajoy ha dado su visto bueno a la composición del órgano planteada por la secretaria general, posteriormente refrendada por la Junta Directiva Nacional del partido. 

De hecho, y como resume un parlamentario conservador, salvo los estrechos colaboradores de Cospedal, "el resto es aparato" en este listado. Entre estos nombres, como vicepresidente de la comisión, figura Vicente Tirado, número dos de Cospedal en el PP de Castilla-La Mancha. Entre los vocales están José Luis Ortiz, quien fuera su jefe de Gabinete en el Ministerio de Defensa; Isabel Gil, su jefa de prensa; o María Jesús Bonilla, también exjefa de Gabinete de Cospedal. 

A ellos se une la tesorera del partido, Carmen Navarro -también tesorera de la comisión-, que accedió a su cargo en 2012, sustituyendo a José Manuel Romay Beccaría. Fue un fichaje de la secretaria general para romper definitivamente con la etapa de Luis Bárcenas al frente de las finanzas de Génova.

Por si fuera poco, se da la circunstancia de que el presidente de la comisión, el europarlamentario Luis de Grandes, ha sido diputado por Guadalajara, mientras que Tomás Burgos, vocal de este órgano, es senador por Toledo. Salvo Grandes, todos repiten en este órgano, en el que Cospedal contaría con siete afines, de un total de 25 puestos -de los que cinco están estrechamente vinculados con la secretaria general-.

Cospedal contaría con siete afines, de un total de 25 puestos, de los que cinco están fuertemente vinculados a ella

Esta comisión es la responsable de marcar el rumbo durante el mes y diez días que quedan hasta el congreso, que se celebrará en Madrid, así como de organizarlo a nivel logístico y de elaborar el reglamento a aplicar. Fuentes del PP restan importancia al hecho de contar con un determinado número de asientos en esta comisión, ya que, aseguran, su carácter y su cometido es técnico y organizativo, y no político.

Por su parte, otras fuentes del partido conservador explican que, habitualmente, la presidencia de este tipo de órganos recae sobre figuras de "reconocido prestigio", como ocurriría con el que fuera portavoz en el Congreso de los Diputados durante el gobierno de José María Aznar (de Grandes). A su vez, en lo que respecta a otros integrantes de este tipo de comisión, el PP suele tirar de buenos conocedores del partido -Juan Carlos Vera o Alfonso Serrano, vicepresidente y secretario-, y de personal "de la casa", de total confianza.

Fuentes del PP restan importancia al hecho de contar con un determinado número de asientos: aseguran, que el cometido de la comisión es técnico, no político

Comparada con la lista de 2017, la composición de esta nueva comisión experimenta pocos cambios: la entonces presidenta, Luisa Fernanda Rudi, se ve en este caso reemplazada por de Grandes, pero los vicepresidentes son exactamente los mismos, como ocurre con el secretario y la tesorera.

Y, si en el XVIII Congreso hubo un total de 17 vocales, en esta ocasión son 19, de los que 14 son conocidos, y sólo cinco son nuevos. En este último grupo aparecen María Delgado, jefa de Gabinete del coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo; así como César Maicas y Alberto Durán -Génova-; el diputado en el Congreso y asesor jurídico del PP, Mariano Pérez-Hickman, y el secretario de la Oficina del Cargo Popular, Francisco Galeote.

Por otra parte, como ocurre con Cospedal, el favorito para suceder a Rajoy en todas las quinielas, Alberto Núñez-Feijóo, presidente de Galicia, y la exvicepresidenta del Gobierno y diputada, Soraya Sáenz de Santamaría, también suenan como hipotéticos candidatos, como Cospedal. En apenas una semana, entre el 18 y el 20 de junio, se verán obligados a despejar por fin la incógnita, para dar un paso al frente o para quedarse fuera de la batalla por el control del Partido Popular.