Público
Público

Presos de ETA Se suicida en la prisión gaditana de Puerto III el preso de ETA Xabier Rey

El cádaver fue hallado con cortes de las venas a la altura de los codos y antebrazos. 

Publicidad
Media: 3.09
Votos: 11

Imagen de la entrada a la prisión de Puerto III, en Cádiz. | EFE

El preso de ETA Xabier Rey, encarcelado en el centro penitenciario Puerto III, en Cádiz, ha sido hallado muerto con cortes en los antebrazos, en lo que apunta a un posible suicidio, según han informado fuentes penitenciarias.

El preso, de 38 años, y que cumplía condena en primer grado desde 2008, fue encontrado con cortes de las venas a la altura de los codos y antebrazos, según las fuentes penitenciarias del Ministerio del Interior.

El juzgado correspondiente a la cárcel del Puerto III se ha personado en las instalaciones penitenciarias para hacerse cargo de las diligencias.

La organización de apoyo a los presos vascos, Etxerat, ha informado por su parte de la muerte del preso navarro y ha trasladado su apoyo a los familiares y allegados de Xabier Rey. Etxerat ofrecerá mañana, miércoles, más detalles sobre la muerte de Rey.

Urmeneta, quien se encontraba a mil kilómetros de su localidad natal, fue detenido en 2008 y denunció haber sufrido torturas durante su incomunicación en dependencias policiales.

La Audiencia Nacional condenó a Rey y a Aurken Sola Campillo —detenidos en una operación en Navarra contra un talde legal de ETA junto a Sergio Boada Espoz y Araiz Amatría Jiménez— a 26 años de cárcel a cada uno por pertenecer a ETA, por depósito de armas y tenencia de explosivos.

No obstante, les absolvió del delito de conspiración para cometer asesinatos terroristas debido a que, pese a que el comando disponía de datos sobre siete posibles objetivos, no existía planificación de "una acción delictiva bien delimitada en sus trazos esenciales".

Rey y Sola fueron captados en 2007 por Garikoitz Aspiazu, Txeroki, por entonces jefe de los comandos de ETA y con él se reunieron en Francia en octubre de 2008. Allí, el jefe etarra les impartió "clases de política" y les entregó informaciones sobre un concejal de UPN, otro del PSE, un escolta y un guardia civil de Burlada (Navarra), según la sentencia.

Para la futura ejecución de atentados en contra de los objetivos señalados, 'Txeroki' entregó a estos dos miembros del comando Hego Haizea diversas armas y explosivos que fueron ocultados en un trastero de Pamplona e incautados por la Policía tras su detención. La Policía incautó además en el piso que ocupaban Rey y Sola dos pendrives que contenían informaciones elaboradas por el comando sobre los objetivos citados.