Publicado: 30.03.2016 15:51 |Actualizado: 30.03.2016 15:51

El Supremo archiva la querella
por prevaricación contra el juez
del caso de los titiriteros 

El alto tribunal afirma que no existen hechos constitutivos de delito ni por parte del juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ni por parte de los fiscales 

Publicidad
Media: 2
Votos: 4
Comentarios:
El magistrado de la Audiencia Nacional, Ismael Moreno.-EFE

El magistrado de la Audiencia Nacional, Ismael Moreno.-EFE

MADRID.- La Sala de lo penal del Tribunal Supremo ha decidido no admitir a trámite la querella que el partido Contrapoder presentó el pasado febrero contra el juez magistrado de la Audiencia Nacional Ismael Moreno y los fiscales del mismo tribunal Javier Zaragoza y Carmen Monfort por su actuación en conocido caso de los titiriteros del carnaval de Madrid.

El partido interpuso ante el alto tribunal una querella por prevaricación contra el juez que envió a los dos artistas a prisión preventiva sin fianza por un delito de enaltecimiento del terrorismo al mostrar durante una actuación una pancarta en la que se leía "Gora Alka-ETA". El abogado de la acusación alegó que el juez emitió una "resolución esperpéntica" que no se ajustaba al ordenamiento jurídico.



El juez Francisco Monterde entiende en el auto que ha emitido este miércoles que "no existe atisbo de delito en la comparecencia prevista en el artículo 505 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, ni en el auto acordando la prisión de los dos detenidos".

También entiende que el auto que encarcelaba a los titiriteros fue dictado por el tribunal competente y siguiendo el procedimiento adecuado. Señala que "no hay motivos para pensar que la resolución dictada se apartara de los métodos usuales de interpretación jurídica ni para apreciar dolo o culpa grave en el juez o los fiscales".

El juez concluye que, en todo caso, las medidas cautelares, por ser provisionales, pueden finalizar, como en el supuesto analizado, si cambian los presupuestos y circunstancias en que se adoptaron. En este sentido, recuerda que en este caso se produjo la puesta en libertad de los dos actores en días posteriores.