Publicado: 28.12.2015 21:10 |Actualizado: 29.12.2015 16:09

Susana Díaz abre otro frente contra Pedro Sánchez por la fecha del próximo Congreso del PSOE

Tras el acuerdo del domingo sobre los pactos, el entorno de la dirigente andaluza pide el cónclave socialista en febrero, "cuando toca"

Publicidad
Media: 2.60
Votos: 5
Comentarios:
El secretario general del PSOE, Pedro Sanchez, al inicio del Comité Federal del partido, para analizar los posible pactos tras las elecciones del 20-D. REUTERS/Susana Vera

El secretario general del PSOE, Pedro Sanchez, al inicio del Comité Federal del partido, para analizar los posible pactos tras las elecciones del 20-D. REUTERS/Susana Vera

MADRID.- El PSOE tiene difícil solución. Tras un acuerdo alcanzando horas antes por todos los “barones” y el máximo dirigente socialista, Pedro Sánchez, en torno a los hipotéticos pactos con Podemos y otras formaciones de izquierdas, faltaron unas horas para abrir un nuevo frente interno sobre cuándo será la fecha del Congreso en el mismo Comité Federal. Un debate que sólo buscaba cuestionar el liderazgo de Pedro Sánchez.

Algunos contrarios al secretario general del PSOE ya avisaron de que este lunes “la iban a liar”. Y, sin ser objeto del orden del día del Comité Federal y sin tener capacidad alguna de decisión, el nuevo frente contra Sánchez se centró en la fecha de la celebración del 39 Congreso del PSOE.



La dirigente andaluza Susana Díez, que se las sabe todas, no habló de la cuestión, y centró su intervención en criticar a Podemos y a Pablo Iglesias.

El enfrentamiento interno es total y las federaciones pequeñas ven “impensable” abrir este proceso en medio de un proceso de negociación

Por ello, sorprendió que fuese el presidente asturiano, Javier Fernández, quien abriera el debate, quien diez horas antes salió del brazo de Susana Díaz de la sede de Ferraz. El presidente del Principado insistió en que hay que hacer un Congreso cuanto antes, y cuando mandan los Estatutos. O sea, en febrero, cuando la dirección socialista ha dicho que en primavera. Además, fue muy crítico con el resultado electoral.

Se esperaba que lo secundara Guillermo Fernández Vara, pero el presidente extremeño fue más inteligente e hizo un discurso más en profundidad sobre los males del PSOE y mucho más político, y hasta llegó a decir: “Esto no se soluciona solo con un Congreso”.
Luego, Ximo Puig, el valido de Susana Díaz, mandó a su secretario de Organización, Alfred Boix, a pedir el Congreso de forma inmediata en tiempo y forma.

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, a su llegada a la sede del PSOE para asistir a la reunión del Comité Federal  para analizar los posible pactos tras las elecciones del 20-D. REUTERS/Susana Vera

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, a su llegada a la sede del PSOE para asistir a la reunión del Comité Federal para analizar los posible pactos tras las elecciones del 20-D. REUTERS/Susana Vera

Las grandes federaciones habían marcado territorio, pero la dirección federal, que se lo esperaba, reaccionó. Y mandó a las suyas a reaccionar. Idoia Mendia (Euskadi), Luis Tudanca (Castilla y León), María Chivite (Navara) y, lógicamente, Sara Hernández por Madrid, vinieron a contestar que “sería imposible explicar a la militancia como en la mitad de un proceso de negociación se convoca un Congreso”.

En medio de esto, Miquel Iceta, del PSC, se posicionaba claramente a favor de Pedro Sánchez y, aunque no bailó, se reía mucho de un espectáculo interno, que le parecía absurdo desde la noche del domingo.

Ferraz mantendrá la convocatoria en primavera y, como muy pronto, la adelantará al 11 de marzo

Finalmente, salió la resolución pactada en torno a los pactos con otras formaciones, y una clara división interna en el partido sobre el liderazgo de Pedro Sánchez.

Lo más probable es que el Congreso ni sea en primavera, ni sea en febrero, y todo apunta a una fecha de acuerdo para el fin de semana del 11 de marzo. Antes, habrá que convocar el Comité Federal a principios de enero. En dicha fecha da tiempo a saber qué posibilidades hay de investidura. Pero eso lo convoca la Ejecutiva, y ya se verá en función de los acontecimientos.

De momento, Sánchez aguanta el tipo y sigue apostando por dar la batalla para liderar el PSOE y volver a ser el candidato. De Susana Díaz se sigue hablando “en fuentes”.