Público
Público

Susana Díaz amortiza los ataques de la cúpula del PP como aval en las primarias

Su equipo utiliza las críticas que recibió de todos los dirigentes populares durante el congreso andaluz para contrarrestar las acusaciones de los sanchistas, que señalan a Díaz como candidata de la derecha

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:

Susana Díaz, hace unos días. EFE/José Manuel Vidal

El equipo de campaña de Susana Díaz va a integrar en su argumentario político la cascada de críticas y ataques que la presidenta andaluza ha recibido este fin de semana por parte de toda la cúpula del PP durante el congreso regional del partido. Según dirigentes del PSOE-A, lejos de hacerle daño, le beneficia, porque confirma que es la líder socialista a la que más teme enfrentarse el PP, convirtiéndola en diana de todas sus críticas.

Los socialistas quieren amortizar la “estrategia de derribo” que ha desplegado el Gobierno de Mariano Rajoy y una larga lista de dirigentes populares contra la sevillana, y darle la vuelta al mensaje para usarlo en clave interna.

El entorno de Díaz reconoce que el discurso de "candidata del aparato" ha calado en una parte de la militancia socialista

En este momento, Susana Díaz es señalada por los partidarios de Pedro Sánchez como “la candidata de la derecha”, la acusan de promover la abstención del PSOE para facilitar el Gobierno a Rajoy y airean todas las encuestas en las que la sevillana aparece como la favorita de los votantes del PP. Los sanchistas han fomentado esa imagen para plantear las primarias como un “plebiscito” entre una candidata del aparato, bien vista por las grandes empresas y medios de comunicación, y muñidora de un acuerdo para dar el Gobierno al PP, y un candidato respaldado por las bases, aupado en el “no es no” a Rajoy.

Ese potente relato político, reconocen en el entorno de Díaz, ha calado en una parte de la militancia socialista, la más indignada y polarizada. El efecto de ese mensaje es casi lo único que se escapa al control del equipo de campaña de la presidenta andaluza, que parece tener bien atado los números del censo de delegados para ganar las primarias. Sin embargo, Díaz necesitaba un relato político para contrarrestar al de Sánchez, y cree que la cúpula del PP se lo ha puesto en bandeja.

Díaz necesitaba un relato político para contrarrestar al de Sánchez, y cree que la cúpula del PP se lo ha puesto en bandeja

Este fin de semana, los populares andaluces celebraron su congreso regional, en el que salió reelegido su presidente, Juanma Moreno, y donde los primeros espadas del partido -Rajoy, Sáenz de Santamaría, varios de sus ministros, altos cargos y otros presidentes regionales- cargaron duramente contra Susana Díaz. La sevillana estuvo en boca de todos los intervinientes, se convirtió en diana de todas las críticas, pero no como líder andaluza, sino como la candidata con más opciones a liderar el PSOE federal y, por ende, futura rival del PP en unas elecciones generales. “Nos han facilitado mucho las cosas”, admite un dirigente próximo a Díaz.

Los ataques del PP alejan a la andaluza de esa identificación con la derecha y, según la ejecutiva del PSOE-A, demuestran “el pánico que tienen a que gane las primarias y tengan que enfrentarse a ella en unos comicios”. El equipo de Díaz ha recopilado todas las “perlas” que ha recibido de los populares para demostrar a los suyos que ella es la más capaz para ganar al PP unas elecciones generales, como ya hizo en Andalucía. La presidenta de la Junta llevará consigo este discurso el domingo, en Madrid, donde presentará oficialmente su candidatura a la secretaría general del PSOE ante miles de personas.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, criticó a la presienta andaluza, Susana Díaz en el XV Congreso Regional del PP andaluz. EFE/Jorge Zapata.

“Rajoy sabe que tiene un liderazgo fuerte, capaz de volver a unir al partido, representa los valores, los proyectos y las ideas del PSOE, y por eso no la quiere ver ni en pintura”, dice una persona próxima a la presidenta, “la temen más que a una vara verde”, añade el número dos del PSOE-A, Juan Cornejo.

“Rajoy sabe que tiene un liderazgo fuerte, capaz de unir al partido, representa las ideas del PSOE, y por eso no la quiere ver ni en pintura”

En realidad, esto viene a reafirmar la idea fuerza que acompañará a Susana Díaz y a todos sus grupos de apoyo durante la campaña, a saber: que lo que distingue a la andaluza de Pedro Sánchez y Patxi López es que ella sabe ganar y gana elecciones. Desde que es presidenta de la Junta, se ha enfrentado a la oposición en cinco ocasiones -europeas, andaluzas, municipales y las últimas dos generales. Díaz venció las autonómicas en las que era cartel electoral, sacando 14 diputados al PP andaluz, y 32 a Podemos, el partido que a escala nacional disputa el liderazgo de la izquierda al PSOE.

Sólo en las últimas generales de junio, los populares adelantaron a los socialistas por 100.000 votos y tres diputados, recuperando así el puesto de primer partido en Andalucía. El 60% de los sufragios que perdió el PSOE de Pedro Sánchez en el conjunto del país salieron del territorio de Díaz, lo cuál fue usado por sus adversarios para cuestionar que ella tenga acreditada la victoria.

Otro de los puntos fuertes que Díaz usará en su campaña es la capacidad de unir al partido, para lo cual esgrime la fortaleza de su federación, la más potente y numerosa, que apenas cuenta con elementos críticos, puesto que los ocho secretarios provinciales le dan su respaldo.