Publicado: 13.06.2014 11:44 |Actualizado: 13.06.2014 11:44

Susana Díaz no avalará a ningún candidato y garantiza que ayudará al nuevo líder

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La secretaria general del PSOE-A y presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha manifestado este viernes que no avalará a ninguno de compañeros que aspire a ser candidato a la Secretaría General del PSOE, porque quiere mantener una posición "neutral", si bien ha garantizado que ayudará a quien salga elegido como nuevo líder a lograr que el partido sea esa alternativa de izquierdas que España necesita.

En una entrevista en Antena 3, Susana Díaz ha expresado también que le "indigna" que el partido lleve tres semanas hablando de "cuestiones internas", cuando en la calle hay un nivel de paro y un drama social ante el que no se pueden cerrar los ojos.

Ha manifestado que va a intentar mantener una posición, ante el proceso congresual, "lo más neutral posible para darle libertad" a los compañeros andaluces ante este proceso. "Yo he estado en este proceso sobre la mesa y no me parecería apropiado que ahora me decantara por ningún candidato", ha indicado.

Susana Díaz ha expresado que está muy agradecida a esos compañeros que le han pedido que asumiera la responsabilidad de aspirar a liderar el PSOE, pero ella es presidenta de la Junta y tiene que cumplir su palabra con Andalucía.

Susana Díaz ha indicado que igual que ha escuchado a compañeros del partido, ha oído a la calle, a muchos ciudadanos que la paraban o le mandaban cartas al Palacio de San Telmo trasladándole que su "obligación y responsabilidad" está en esta comunidad.

Ha expresado que después de "sopesar", está convencida de que como mejor ayuda a España, a Andalucía y a su partido es haciendo "lo que tengo que hacer y cumplir mi palabra, que es mi patrimonio". Según Díaz, sus compañeros entienden la decisión que ha tomado porque saben que les aporta más haciendo lo que tiene que hacer, "demostrar que otra política es posible".

"En estos momentos, creo que soy más útil al PSOE y a España desde Andalucía, dándole estabilidad a una comunidad que es la más poblada, en un momento en que vamos a vivir una crisis territorial importante", ha señalado la presidenta de la Junta, quien ha agregado que los ciudadanos que hablaban con ella por la calle son los que han tenido más peso en su decisión.

Tras señalar que el congreso de julio tiene que servir como punto de salida, Susana Díaz ha recalcado que hay que intentar entre todos que el partido vuelva a recuperar ese rumbo que no debió perder.

Díaz ha señalado que no cree que al secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, le haya sorprendido la decisión que ella ha adoptado porque él sabía cuáles eran los límites en que se movía y su compromiso. Ha indicado que tuvo muchas conversaciones con él durante esas dos semanas y sabe "perfectamente" porque ha tomado la decisión de no optar a la Secretaría General.

Ha reconocido además que ha hablado en las últimas horas con Eduardo Madina, con quien tiene una "buena relación". "Es más la leyenda que algunos han querido trasladar en los medios de comunicación que la realidad", según ha señalado Díaz, sobre su relación con Madina.

Ha garantizado que va a ayudar a cualquiera de los compañeros que acceda a la Secretaría General para que el congreso de julio "no sea fallido", como el de hace dos años en Sevilla.

En su opinión, el PSOE no se puede permitir volver a presentarse ante los ciudadanos como "un proyecto inacabado", sino que tiene urgencia por volver a ser la alternativa de izquierdas en este país, y para ello hay que hacer un buen congreso.

"España necesita un Partido Socialista fuerte y yo voy a ayudar al compañero que salga a que esto se haya bien", ha sentenciado la dirigente andaluza.