Publicado: 30.12.2014 19:46 |Actualizado: 30.12.2014 21:00

Susana Díaz: "No es tiempo de egoísmos ni de intereses partidistas"

La presidenta andaluza reconoce en su mensaje de Año Nuevo que la corrupción es un "cáncer letal para la confianza de los ciudadanos en sus instituciones". "Sé que no es tiempo ya ni de promesas, ni casi de palabras, sino de hechos", apunta

Publicidad
Media: 1
Votos: 3
Comentarios:
Susana Díaz, tras reunirse con Mariano Rajoy en Moncloa. 22/12/2014 EFE

Susana Díaz, tras reunirse con Mariano Rajoy en Moncloa. 22/12/2014 EFE

Sevilla.- La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz,  ha señalado este martes que "ya no es tiempo ni de egoísmos ni de intereses partidistas sino de sacar a Andalucía y a toda España adelante", razón por la que cree que a los andaluces les espera un 2015 "muy importante" en el que quiere que estén orgullosos de vivir y de trabajar en una tierra "que se está ganando su futuro a base de esfuerzo, de generosidad y de talento".

Así lo ha señalado en su segundo mensaje de fin de año que, en esta ocasión, ha pronunciado desde la Alcazaba de la capital almeriense por haberse conmemorado durante este año 2014 que termina el Milenio del Reino de Almería.

Díaz se ha mostrado "convencida" de que será posible sacar "a Andalucía y a toda España adelante" porque "juntos somos más fuertes". En esta línea, ha apuntado que "debemos afrontar ahora la tarea" de "cambiar lo que haya que cambiar para recuperar una vida digna y asegurarnos un futuro mejor".

Sobre todo, según ha explicado, después de un año que termina y que ha sido "extraordinariamente difícil para la inmensa mayoría de los andaluces y españoles", muchos de los cuales, ni tienen ni un puesto de trabajo ni reciben prestación alguna. Ante esta realidad, ha señalado que no mira "para otro lado" y que está "empeñada en que todos los recursos de la comunidad estén puestos al servicio de la lucha contra el paro".



"Ésa ha sido mi obsesión desde que soy presidenta de la Junta y quiero que sepáis que va a seguir siendo así. Por eso estamos activando todos los sectores económicos, entre ellos la construcción, la minería, la industria agroalimentaria o el turismo. Y también ayudando a los que pueden crear ese empleo: los empresarios, los emprendedores, los autónomos, ésos que, con su esfuerzo y su ilusión diarias, tiran hacia adelante con nuestra economía", ha señalado Díaz, quien ha dicho estar "totalmente segura" de que el año 2015 será mejor que 2014 en ese terreno.

Con todo, ha advertido de que "mientras siga habiendo gente sin trabajo, familias sin recursos, abuelos que mantienen con su escasa pensión a hijos y a nietos o menores en riesgo de pobreza, no habrá recuperación económica que valga" ni tampoco se podrá permanecer "impasible" ante la pobreza y desigualdad "que también han llegado al corazón de miles de hogares".

La presidenta de la Junta tampoco se ha querido olvidar de los jóvenes "que se han tenido que ir fuera" por culpa del desempleo a pesar de ser "la generación mejor formada de andaluces". A su juicio, ellos representan "lo mejor de nuestra tierra y hay que generar oportunidades para que puedan desarrollar su talento aquí, con su familia, con su gente".

Andalucía, parte fundamental de España

De ahí, que haya valorado que Andalucía esté "haciendo oír" su voz ante el Gobierno de España y ante la Unión Europea "para que no se nos deje solos ante nuestros desafíos, que son también y en buena medida los retos de España y del resto de Europa".

"Andalucía se siente y es parte fundamental del proyecto común de España. No sólo es la comunidad donde viven y trabajan más españoles. También es la que con más coraje y determinación está apostando por la igualdad entre todos los ciudadanos de nuestro país, vivan donde vivan", ha agregado Díaz, quien también ha alertado de que "el reconocimiento de la diversidad no puede ser excusa ni para privilegios ni para discriminaciones".

Por ello, ha pedido trabajar "siempre por lo que nos une y jamás por lo que nos separa". "El desafío es grande, pero si hay voluntad y no se ciegan los caminos, se puede resolver", ha apostillado.

La corrupción, "cáncer letal para la confianza de los ciudadanos"

Otro de los "grandes retos como sociedad" que, en su opinión, hay que superar hoy día es el de la lucha contra la corrupción, un "cáncer letal para la confianza de los ciudadanos en sus instituciones".

Tras recalcar que Andalucía "mantiene una voluntad implacable de lucha contra la corrupción y está apostando por medidas de transparencia para evitar que se acerquen a la vida pública quienes pretenden beneficiarse de lo que es de todos", ha dicho que entiende "la desconfianza y el recelo" de los andaluces y se ha comprometido a seguir "luchando con toda la energía de la que dispongo para impedir que nadie se aproveche de lo público".

"Sé que no es tiempo ya ni de promesas, ni de pactos, ni casi de palabras, sino de hechos. Por eso, a partir de este año que ahora comienza, hasta el último euro que salga de las arcas públicas andaluzas va a estar sometido al escrutinio de todos los ciudadanos, desde sus casas, a través de Internet. Porque quien no tiene nada que ocultar no tiene nada que temer", ha sentenciado.

"Cambiar lo que haya que cambiar para lograr un futuro mejor"

De otro lado, la presidenta de la Junta de Andalucía ha querido llamar la atención sobre que, pese al "reconocimiento de la dura realidad" actual, no se debe "despreciar" en modo alguno "cuánto hemos avanzado como pueblo en todos estos años de democracia y autonomía".

Por eso, ha recordado que desde el Gobierno andaluz se ha trabajado "decididamente para cambiar el rumbo de nuestra tierra" y para lograr este año, por ejemplo, "mantener el sistema de prestaciones públicas que nos permite que ningún niño o niña se quede sin una educación digna y de calidad; que nadie, cualquiera que sea su origen o condición social, se vea privado de una sanidad pública cuando la necesita y, por último, que en Andalucía destinemos a dependencia tantos recursos como el Gobierno central asigna a todo el resto de España".

"En ese empeño estamos, pero sé que es insuficiente", ha agregado Díaz, que ha dicho estar "orgullosa" de los "muchos retos superados" pero que aboga por "cambiar lo que haya que cambiar para recuperar una vida digna y asegurarnos un futuro mejor".

También ha dedicado unas palabras de su mensaje de fin de año a la "lacra social de la violencia de género", que ha tenido en 2014 uno de sus años "especialmente duros". Díaz ha pedido "no olvidar ni a las víctimas ni a sus familias" y ha reafirmado su "compromiso inequívoco" contra esta violencia que nos atenaza a edades cada vez más tempranas.

"Me duele esta realidad y con sinceridad les digo que no veo motivo de celebración, sino de esfuerzo y de compromiso por cambiar este estado de cosas. Un estado de cosas que debe ser insoportable para todo aquel que tenga un mínimo de sensibilidad y de empatía hacia los demás", ha subrayado.