Público
Público

Susana Díaz: "No va a haber referéndum en Catalunya, y Puigdemont lo sabe"

La presidenta de la Junta de Andalucia y precandidata a las primarias del PSOE insiste en que no quiere un partido de constantes consultas y plebiscitario. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La presidenta de la Junta de Andalucía y candidata a la secretaría general del PSOE, Susana Díaz, durante su participación este miércoles en Barcelona en un almuerzo-coloquio organizado por el foro Barcelona Tribuna, presentado por el primer secretario del PSC, Miquel Iceta. EFE/Marta Pérez

La gran expectación que había en Barcelona por la presencia de Susana Díaz en el Foro Barcelona Tribuna, organizado por La Vanguardia, no se correspondió con ningún anuncio o posicionamiento novedoso (como muchos esperaban) de la precandidata socialista a la Secretaría General del PSOE ni sobre su proyecto para el partido, ni sobre el problema de Catalunya. Sobre este asunto la dirigente andaluza ha insistido en que "no habrá referéndum y Puigdemont lo sabe"

Díaz abordó ambos asuntos con las posturas ya conocidas, que vino a reforzar en una sobria intervención de casi media hora, sin dar margen a cambios de rumbos ni a abrir puertas a otros planteamientos.

En cuanto a Catalunya, el tema más esperado, Díaz admitió que la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut causó heridas que se deben cerrar, y dijo que esa es la apuesta de los socialistas, aunque indicó que curar esas heridas no debe consistir en una subasta de ofertas a Catalunya.

Su propuesta y, según dijo, la del PSC, pasar por una reforma amplia y profunda de la Constitución que dé “un encaje definitivo” a Catalunya en España, lo que en opinión no pasa por modificar el artículo 2 de la Carta Magna.

Durante su intervención, Susana Díaz afirmó que ningún demócrata puede aceptar que con la desconexión de Catalunya de España " se pretenda también desconectarla de la ley y del derecho". Además ha recalcado la existencia de fuerzas políticas que "se aíslan a sí mismas, al intentar que las instituciones de autogobierno no se rijan ni por la legalidad constitucional ni por las leyes ordinarias vigentes en España"

Susana Díaz ha expresado que Puigdemont no puede plantear la desconexión de Catalunya como ha hecho Le Pen "en nombre del pueblo"

"Ni yo ni ningún demócrata puede aceptar que, en nombre del pueblo, por utilizar el slogan de la Sra. Le Pen en Francia, se niegue a España, al Estado Español, su esencia democrática, que es la soberanía del pueblo español y se le niegue, asimismo, toda la legitimidad para decidir democráticamente sus destinos"

Remitiéndose a la declaración de Granada que define el modelo territorial del PSOE y del PSC; indicó que los socialistas apuestan “sin complejos” por ir hacia una España “federal, diversa, plural, conocedora y reconocedora de sus diferencias”, que pasa obligatoriamente por una amplia y profunda revisión del modelo de Estado en el marco constitucional.

Rechazó que ahora sea ya tarde para ese planteamiento, “porque nunca es tarde para el acuerdo”, dijo, “ni para escapar del desastre. Tenemos que darnos una nueva oportunidad”. En este marco, rechazó de plano la posibilidad del referéndum. “Todo el mundo sabe que no va a haber referéndum, y Puigdemont lo sabe el primero”, afirmó.

En cuanto al partido, la precandidata explicó que se presenta porque quiere recuperar un partido que sea útil a la sociedad, “y coherente en sus valores”. Insistió en que quiere un PSOE que sea “un partido de Gobierno” para transformas la sociedad y que no caiga en “proclamas o discursos” fáciles.

Díaz explicó que se presenta como candidata a la secretaría general del PSOE porque quiere recuperar un partido que sea útil a la sociedad, “y coherente en sus valores”.

Díaz dijo que se propone recuperar ese partido mayoritario con liderazgo, proyecto, propuestas y asumiendo los restos del país, “porque hablar del PSOE es hablar de España”, dijo.

Además, insistió en que el PSOE debe abanderar una socialdemocracia que, en su opinión, es el mejor sistema para crear y repartir riqueza, y combatir los dos peligros que acechan a la sociedad: la desafección de la ciudadanía hacia sus instituciones y la reaparición de “los populismos de distinto pelaje”.

De nuevo recalcó que el PSOE debe mantener su modelo de partido y dijo que no se suma a la corriente de partidarios de consultas constantes o de plebiscitos, en clara referencia a la propuesta de Pedro Sánchez. En este sentido advirtió de que muchas veces tras el mensaje de empoderar a las bases se esconde el peligro de empoderar al líder, “y no se puede negar la representativa que hace la democracia”, sentenció.