Publicado: 17.10.2016 13:48 |Actualizado: 17.10.2016 14:11

Díaz busca que los diputados del PSC eviten el no a Rajoy ausentándose

El número dos del PSOE-A, Juan Cornejo, defiende que la decisión del Comité Federal debe ser “unánime”.  “Antes de desobedecer al máximo órgano de decisión del partido, entregaría el acta de diputado”, avisa, en referencia a los diputados que rehúyen votar la abstención.

Publicidad
Media: 4.67
Votos: 3
Comentarios:
La presidenta andaluza, Susana Díaz, saluda al líder del PSC, Miquel Iceta. / EFE

La presidenta andaluza, Susana Díaz, saluda al líder del PSC, Miquel Iceta. / EFE

SEVILLA.- El PSOE andaluz, la federación más potente y numerosa, quiere que salga una postura de unanimidad del próximo Comité Federal que decidirá sobre qué posición debe adoptar el partido ante la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno. Tal es así, que la federación de Susana Díaz, al fin abiertamente defensora de abstenerse para facilitar el poder al PP, sugiere que aquellos socialistas instalados en el no a Rajoy, como los siete diputados del PSC, no acudan al Comité Federal, máximo órgano de decisión entre congresos, o más aún, se ausenten de la votación en el Congreso y entreguen su acta de diputado. “Si voy a debatir en el Comité Federal, será para acatar la decisión mayoritaria que se tome. No es democrático acatarla si nos gusta y no acatarla si no nos gusta. Vayamos a este órgano, respetándolo, si no, no entiendo por qué se va”, ha asegurado este lunes el secretario de Organización del PSOE andaluz, Juan Cornejo.

Los socialistas andaluces quieren que todo el grupo en el Congreso, los 85 diputados, voten lo que decida el Comité Federal que previsiblemente se celebrará este domingo. La mayoría se inclina por la abstención, pero hay diputados díscolos como los siete del PSC, la aragonesa Susana Sumelzo, la independiente Margarita Robles o el ex secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que han anunciado que romperán la disciplina de voto si el partido decide abstenerse. Otros como los vascos Patxi López y Odón Elorza también están en la línea del no a Rajoy. “Yo, antes de desobedecer al máximo órgano de decisión del PSOE, entregaría el acta de diputado”, asegura el número dos de Susana Díaz, quien insiste en que aún se puede recuperar el diálogo con el PSC. El secretario de Organización de los socialistas andaluces sostiene que si el Comité Federal decidiera mayoritariamente votar no a Rajoy, no entraría en la cabeza de nadie que los partidarios de la abstención eligieran desobedecer a la mayoría.



Cornejo ha hablado con mucha rotundidad este lunes, dejando claro que el PSOE andaluz no es partidario de eso que llaman “abstención técnica”, es decir, que sólo se abstengan los 11 diputados socialistas que se necesitan para que Rajoy sea investido presidente. “No hay ningún socialista que quiera un gobierno del PP, que quede claro. Ahora bien, a mí no me gusta ninguna fórmula que no sea ir por derecho de frente. El PSOE no necesita buscar caminos cortos ni alternativas a ir de frente y explicar a los ciudadanos por qué se vota así”, ha advertido el secretario de Organización que, por primera vez ha pronunciado la palabra maldita: “abstención”. “No descarto la abstención si esa es la fórmula mayoritaria que vota el Comité Federal, a mí no me da urticaria usar esta palabra”, ha dicho, tras admitir que durante meses el PSOE-A ha rehuido poner el nombre a una postura ambigüa que se explicaba en el “no queremos terceras elecciones y no queremos un gobierno de Rajoy, pero no existen opciones para hacer un gobierno alternativo”.

Pedagogía de la abstención

Los socialistas andaluces han querido hacer cierta pedagogía de la situación crítica que les ha traído hasta aquí. Defienden la abstención, porque creen que el PSOE será “decisivo” con la composición actual del Congreso, donde “hará valer su poder para llevar a cabo políticas de cambio”. Sin embargo, de iniciarse la legislatura, en menos de un mes los socialistas se verán ante la tesitura de apoyar o no los Presupuestos Generales de Rajoy.

Esta vez, el PSOE andaluz no convocará un comité director, su máximo órgano de decisión entre congresos, para fijar una postura antes del Comité Federal del domingo. La federación andaluza va a una, aunque reconoce que hay importantes asambleas locales del partido, como la de Dos Hermanas y la de Alcalá de Guadaíra, que defienden el no a Rajoy, y piden que la decisión se someta al voto de la militancia. En lo que más acento pone el PSOE-A es en explicar la cadena de errores que cometió el partido para verse ahora en el difícil dilema de elegir entre unas terceras elecciones (que no quieren) o facilitar el gobierno a Rajoy (que tampoco quieren).

Díaz cree que lo que ahora tiene que decidir el Comité Federal, debió haberlo abordado hace mucho, quizá tras la derrota de las últimas generales, el 26 de junio, o quizá en septiembre, tras la derrota de las vascas y gallegas. Pero entonces, la dirección anterior eligió convocar un Congreso extraordinario exprés para elegir al líder del partido (algo que habría tenido lugar este domingo de haber prosperado la iniciativa), solapándose así a la resolución del último Comité Federal, que ya tiene convocado un Congreso ordinario a falta de ponerle fecha (se acordó que el cónclave sería después de que hubiera Gobierno). “Este domingo estaríamos votando al líder del PSOE sin saber aún qué hará el partido en la investidura, era una situación difícil de entender, por eso se produjo la salida del anterior secretario general”, zanjó Cornejo.

Díaz no ha puesto fecha aún al Congreso federal que tendrá que elegir al nuevo líder del PSOE. Las asambleas críticas de Dos Hermanas y Alcalá quieren que el cónclave sea lo antes posible, antes incluso de que termine el año, pero la dirección regional es partidaria de que se postergue hasta la próxima primavera, para tener tiempo de recomponer la figura de su líder.