Publicado: 03.03.2016 10:47 |Actualizado: 03.03.2016 11:14

Se retoma el juicio de Nóos tras comprobar que un correo de Juan Carlos I no había sido admitido como prueba

El tribunal advierte a los abogados que no se va a dejar enredar. Urdangarin había empezado a reconocer que comentaba con el rey emérito alguna de sus actividades

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 6
Comentarios:
Virginia Lopez-Negrete, abogada de la acusacion popular de Manos Limpias en el juicio de Noos

La abogada de la acusación popular que ejerce Manos Limpias, Virginia López Negrete, en un momento del interrogatorio a Iñaki Urdangarin . EFE/Cati Cladera

PALMA/ MADRID.- El juicio por el caso Nóos ha sido suspendido por unos minutos para aclarar si estaba admitida como prueba un documento del rey emérito Juan Carlos I que la acusación popular ha pedido que sea exhibido en el interrogatorio a Iñaki Urdangarin.

Se trata de un correo electrónico que Urdangarin cruzó con el rey emérito y la abogada de Manos Limpias, Virginia López-Negrete, ha preguntado si Juan Carlos I conocía las actividades del Instituto Nóos, desde el cual el exduque y Diego Torres extrajeron 6 millones de euros de las arcas públicas.

Iñaki Urdangarin se ha quedado sorprendido y ha destacado que el correo tiene como sello la expresión "no admitida". Esto es, es una prueba no admitida por el tribunal. 

La letrada le había pedido que leyera el correo y Urdangarin había empezado a contestar diciendo que sí, que le comunicaba algunas cosas a Juan Carlos I.

En ese momento, la presidenta del tribunal, Samantha Romero, le ha pedido que no conteste y ha suspendido la sesión para deliberar si es una prueba admitida o no.

Minutos después, el tribunal ha retomado el juicio para resaltar que ha habido un error en el foliado de las pruebas al tiempo que ha advertido a la letrada que no va admitir más errores de este tipo.

López Negrete ha aclarado que no sabía que la prueba no estaba admitida y que lo había consultado con otro letrado de la causa. Tras lo cual, Romero ha vuelto a advertir de las consecuencias de volver a incidir en este proceder. "El tribunal no se va a dejar enredar", ha zanjado Romero.