Publicado: 01.12.2014 00:06 |Actualizado: 01.12.2014 00:06

Tania Sánchez y Mauricio Valiente ganan las primarias de IU Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

No han sido sólo los simpatizantes, también una amplia mayoría de militantes ha obligado a Izquierda Unida-Comunidad de Madrid a rejuvenecer. Tania Sánchez y Mauricio Valiente, el tándem del sector crítico con la actual dirección regional, conocido como el 49%, se ha impuesto en las primarias de la formación, resultando elegidos cabezas de lista para la Comunidad de Madrid y para la Alcaldía, respectivamente.

Sánchez se ha impuesto con 5.101 votos, más del 56% (1.730 de los afiliados y 3.371 de los simpatizantes), a su inmediato rival, José Antonio Moreno, respaldado por la corriente oficialista de la federación, pero que no ha conseguido el apoyo ni de la militancia (1.254 votos) ni de los simpatizantes (1.972 votos), que han enviado a la dirección un claro mensaje: renovación en la organización, dejar atrás la sombra de Ángel Pérez y girar hacia una nueva forma de hacer política que, en este caso, pasa por buscar la convergencia para desbancar al PP del Gobierno.

En tercera posición, muy por debajo, ha quedado la candidatura de Julián Sánchez Vizcaíno, con 699 votos. Valiente, diputado regional, ha obtenido en Madrid ciudad 1.875 votos, el 58,7% (601 de los militantes y 1.274 de los simpatizantes inscritos), frente a los 1.065 que ha cosechado su rival Raquel López (tándem con Moreno), un 33,6% (357de militantes y 697de los simpatizantes) y a los 245 de Lali Vaquero, el 7,7% (117 de militante y 129 de simpatizantes), según los datos provisionales.

Estos resultados marcan un punto de inflexión en la federación madrileña, fuertemente dividida entre un sector controlado por los excoordinadores regionales Ángel Pérez y Gregorio Gordo, que ha dirigido durante más de una década la organización y que actualmente se encuentra cuestionado por su papel en el Consejo de Administración de Caja Madrid. Sánchez, por su parte, representa a la corriente hasta ahora minoritaria, según los resultados de la última Asamblea regional de 2012, que escenificaron la ruptura interna. Su victoria parece un revulsivo ante la irrupción de Podemos y podría facilitar los acuerdos entre ambas organizaciones, aunque después de las elecciones, ya que Podemos ha expresado claramente su intención de concurrir en solitario a las autonómicas.

La victoria de Valiente, por su parte, facilita la participación de IU en la plataforma ciudadana Ganemos Madrid, a la que la corriente oficialista veía más como un peligro para la continuidad de la organización que una herramienta para lograr el cambio en el gobierno municipal. Si sigue la hoja de ruta que se ha marcado durante su candidatura, Valiente tendrá que concurrir a otro proceso de primarias para conformar la lista electoral con la concurra Ganemos, que aún no ha conseguido las 30.000 firmas de ciudadanos que se marcó como hito imprescindible para concurrir.

La normalidad no ha sido la tónica general de la jornada de votación, que sí ha contado con una alta participación de las 13.000 personas llamadas a las urnas, según fuentes internas. Ha habido cientos de impugnaciones de inscritos en los censos de simpatizantes, además de votantes que habían cumplimentado el registro de inscripción y que no aparecían en los censos, según han denunciado varias candidaturas.

La de Julián Sánchez-Vizcaíno ha asegurado a Público que muchas personas inscritas no han podido votar, sobre todo en Parla, y que llevarán a los tribunales esos casos individuales, por la vía contencioso administrativa, pero que en ningún caso implica la impugnación de la totalidad del proceso. También está pendiente conocer si los votos en Torrejón de Ardoz serán válidos, ya que el censo de simpatizantes fue impugnado por la dirección, alegando que se habían inscrito militantes de otros partidos, en concreto de Podemos. Sin embargo, las dos urnas han estado disponibles en la localidad y no se conoce por el momento qué suerte correrán esos 632 votos.

El día clave ha llegado cargado de polémica por los distintos movimientos que la corriente Somos IU, que apoya las candidaturas de López y Moreno y son mayoría en los órganos de dirección de la federación, ha realizado durante toda la campaña. Primero imponiendo la doble urna para separar los votos de simpatizantes y de militantes, bajo la premisa de que las candidaturas de Sánchez y Valiente estaban registrando simpatizantes afines a Podemos para dar "un golpe de mano" en los resultados. Después, más polémico aún, pidiendo la retirada de la candidatura de Sánchez después de que se publicaran informaciones que la acusaban de irregularidades durante su etapa de concejala en Rivas Vaciamadrid.

Esta misma mañana, una carta firmada por más de 30 militantes de IU-CM volvía a pedir la retirada de la diputada regional para que pudiera aclarar esas acusaciones, para no "empañar los años de buen gobierno de Izquierda Unida en Rivas Vaciamadrid y para evitar que lo "utilice la derecha contra los hombres y mujeres de IUCM en las próximas confrontaciones electorales en el municipio". Aunque los resultados ya se conocen, los ganadores han de ser ratificados durante este mes por los órganos de dirección regional que, según los estatutos, también eligen al resto de la lista electoral que IU-CM presentará a las elecciones del próximo 25 de mayo.


http://www.quoners.es/debate/crees-que-izquierda-unida-debe-asumir-ciertos-cambios-en-su-coalicion-con-podemos