Público
Público

Moción de censura PSOE y Podemos reconocen que se abren vías para el entendimiento, pero siguen mirándose con recelo

No habrá nuevos acercamientos hasta que concluya el 39 Congreso Federal socialista, este fin de semana. Iglesias afirmaba en la tribuna del Congreso que ve "enormes avances" en el nuevo PSOE. Los socialistas creen que el debate de la moción de censura abre el camino para entablar una mejor relación, aunque siguen "desconfiando" del partido morado y de su líder

Publicidad
Media: 5
Votos: 4
Comentarios:

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, bebe un vaso de agua durante la moción de censura en el Congreso de los Diputados. REUTERS/Susana Vera

Pablo Iglesias aseguraba este lunes que el debate de la moción de censura ha servido para "tender puentes" al PSOE, y prometía poner todo de su parte para conformar una alianza que permita expulsar a Mariano Rajoy de la Moncloa antes de navidades.

De forma algo menos entusiasta, el PSOE también reconocía una mejora de las condiciones para dialogar con el partido morado, para "entablar una mejor relación parlamentaria" y para desarrollar políticas alternativas a las del PP, pero por el momento ambas fuerzas no concretan el alcance de esta mejora, y siguen observándose mutuamente con recelo.

Fuentes del PSOE aseguran a Público que quieren intentar "vías de acuerdo con Podemos en distintos temas", en los que podrían llegar a tener mayoría parlamentaria si sumaran los apoyos de otros grupos, pero reconocen que siguen "desconfiando" del partido morado "y de su líder, Pablo Iglesias".

Los socialistas han celebrado el cambio de tono del secretario general de Podemos, en el marco del debate de la moción de censura, este miércoles, y han puesto en valor que Iglesias haya hecho autocrítica públicamente sobre el modo en que su formación se ha relacionado con el PSOE en el pasado.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, se dirige a su escaño tras contestar al portavoz del PSOE, José Luis Ábalos, durante la segunda jornada del debate de la moción de censura contra Mariano Rajoy. EFE/Emilio Naranjo

No obstante, exigirán al partido morado que demuestre esta voluntad de colaboración "con hechos". "Es decir: que Podemos deje de querer tener todo el protagonismo, o de hacer jugadas parlamentarias que pongan en evidencia a los socialistas".

Por su parte, fuentes de la dirección del partido de Pablo Iglesias recuerdan que, de haber contado con el respaldo del PSOE, podrían haber estado más cerca de lograr la aprobación de la moción (rechazada por 170 votos en contra, 82 a favor y 97 abstenciones), y por tanto de haber desalojado a Rajoy del Gobierno.

Se muestran optimistas, y mantienen que es posible forjar una alianza que permita "echar" al Ejecutivo del PP antes de que acabe el año, como afirmaba hoy el propio Iglesias, a su salida del Hemiciclo. "Hay un cambio en la forma en que el PSOE se dirige a nosotros, un cambio respecto a la primera etapa de [Pedro] Sánchez y a la etapa de la Gestora". "Se empiezan a ver detalles que indican que puede que no vayan a cometer los mismos errores de las dos legislaturas pasadas", afirman desde el partido morado.

"Están introduciendo elementos en su discurso para que se parezca al nuestro, y para que pueda producirse un acercamiento: han reconocido que 'Ciudadanos comparte el mismo modelo social que el PP'. Es un cambio muy relevante en el PSOE, que entendemos busca un acercamiento", insisten.

El portavoz del PSOE, José Luis Ábalos, en el patio del Congreso tras su intervención respondiendo al líder de Podemos, Pablo Iglesias, durante la segunda jornada del debate de la moción de censura. EFE/Sergio Barrrenechea

Otras fuentes de la dirección de Podemos apuntan que no habrá nuevos movimientos para aterrizar esta voluntad de cooperación hasta que concluya el 39 Congreso Federal del PSOE, este domingo. Inmediatamente después, en la próxima semana, comenzarán las reuniones de los grupos del Congreso con el Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para establecer el techo de gasto para 2018, otra cita clave que finalmente obligará al PSOE a votar a favor o en contra de la propuesta del PP. 

Casi de forma paralela, previsiblemente a finales de junio, el pleno del Congreso tendrá que pronunciarse sobre el polémico tratado comercial entre Bruselas y Canadá, CETA, por lo que podría producirse un nuevo choque entre PSOE y Unidos Podemos. Los socialistas son partidarios del acuerdo (como PP y C's), mientras que el grupo parlamentario de Pablo Iglesias denuncia que su aprobación supone un nuevo menoscabo a la soberanía nacional y conlleva serios peligros. Y a la vuelta del verano, los Presupuestos para 2018,

En cualquier caso, y a la vista de los acontecimientos previstos para las últimas semanas, muy pronto será evidente si esta voluntad de colaboración pasa de las buenas intenciones mutuas y cristaliza en hechos.