Público
Público

Catalunya El presidente del TC urge al diálogo político para abordar el desafío soberanista

Su presidente Perez de los Cobos considera "inexcusable y urgente" abordar las aspiraciones catalanas desde el respeto a la Constitución. "Los problemas de esta índole no pueden ser resueltos por este Tribunal, cuya función es velar por la observancia estricta de la Constitución".

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 2
Comentarios:

Sede del Tribunal Constitucional.| EFE

El presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, se ha despedido este miércoles con un llamamiento urgente al diálogo político para abordar el desafío soberanista catalán porque "los problemas de esta índole no pueden ser resueltos por este Tribunal, cuya función es velar por la observancia estricta de la Constitución".

En la toma de posesión de los nuevos magistrados del TC designados por el Senado, y en su último y solemne acto de despedida, Pérez de los Cobos ha destacado que esta llamada al diálogo político "es una necesidad inexcusable y urgente".

Al mismo tiempo, ha destacado los distintos pronunciamientos en los que el TC ha abordado el proceso soberanista catalán desde que en el año 2014 abordara el derecho a decidir.

Pérez de los Cobos ha resaltado que "por desgracia" estas tensiones no han disminuido y ha urgido a la negociación política en el marco constitucional.
Catalunya no es soberana, de acuerdo al actual ordenamiento constitucional -ha recordado- pues reconocer el derecho a decidir supondría conferirle el poder de quebrar por su propia voluntad la indisoluble unidad de la nación española reconocida en la Constitución.

Pero Pérez de los Cobos ha enfatizado que el TC quiso poner de relieve en aquella sentencia que el texto mismo de la Constitución es reformable, siempre que se realice en el marco de los procedimientos legales.

Por ello, el TC, ha dicho, "recondujo el derecho a decidir a una aspiración política susceptible de ser defendida en el marco de la Constitución".

A este respecto, ha recordado al primer presidente del TC, Manuel García Pelayo, quien ya advirtió "con clarividencia de que hay problemas políticos que pueden resolverse satisfactoriamente por métodos jurisdiccionales, pero hay otros que sólo pueden y deben ser resueltos por la vía política".

Pérez de los Cobos ha destacado, en palabras de su antecesor, que "los problemas de esta índole no pueden ser resueltos por este Tribunal, cuya función es velar por la observancia estricta de la Constitución. Por ello, los poderes públicos y muy especialmente los poderes territoriales que conforman nuestro Estado autonómico son quienes están llamados a resolver mediante el diálogo y la cooperación los problemas que se desenvuelven en este ámbito".

Por desgracia, "desde aquel inicial pronunciamiento nuestro, la tensión no ha cesado", ha resaltado Pérez de los Cobos en su llamamiento urgente al diálogo político.

"El diálogo político en democracia no puede ni deber ser una realidad episódica o coyuntural, a la que se recurra cuando las circunstancias la imponen", dijo Franciksco Pérez de los Cobos

"El diálogo político en democracia no puede ni deber ser una realidad episódica o coyuntural, a la que se recurra cuando las circunstancias la imponen, pues atañe a la esencia misma del sistema, su práctica debe ser permanente y a todos los niveles".

Pérez de los Cobos ha cesado esta mañana y ha cedido la presidencia de manera temporal a la vicepresidenta Encarnación Toca.

El nuevo TC tiene como nuevos integrantes a Alfredo Montoya y Ricardo Enríquez, así como a Cándido Conde-Pumpido y María Luisa Balaguer. Todos ellos han sido elegidos por el Senado a propuesta de las comunidades autónomas en un pacto PP-PSOE en el que se repartieron los cuatro puestos. Los dos primeros miembros son de la cuota popular y los otros dos de la socialista.

En la negociación ha trascendido que el pacto pasaria porque el nuevo TC elija en su primera sesión como presidente a Jose María Gonzalez Rivas —después de fuertes tensiones ya que el PP defendía al exdiputado Andrés Olmedo para el puesto— y que la vicepresidencia sea para Encarnación Roca.