Público
Público

Gestha Los técnicos de Hacienda piden que la Agencia Tributaria investigue al rey Juan Carlos por posible fraude fiscal

El sindicatto Gestha cree que hay "indicios suficientes" para iniciar una investigación y demostrar así que en España "no hay escudos fiscales".

Publicidad
Media: 4.22
Votos: 9

El marido de la infanta Cristina, Iñaki Urdangarin, y el rey emérito Juan Carlos I en una imagen de archivo.

El sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) quiere que la Agencia Tributaria investigue al rey Juan Carlos tras la publicación de las conversaciones en las que Corinna supuestamente reconoce que el rey emérito la usó como testaferro. Gestha que esta medida demostraría a los ciudadanoa que en España "no existen escudos fiscales para proteger a la familia real".

Según señalan en un comunicado, los técnicos de Hacienda proponen "iniciar las investigaciones tributarias" cuanto antes, ya que consideran que "hay indicios suficientes para llevarlas adelante, pues las acusaciones vertidas en las cintas publicadas tienen la entidad suficiente como para que la Agencia Tributaria les preste la máxima atención y las verifique". 

Las conversaciones telefónicas sacadas a la luz apuntan a que supuestamente el monarca emérito, a través de su abogado en Suiza, Dante Canonica, creaba "estructuras" opacas, concedía préstamos y propiedades a Corinna que luego le reclamaba y ponía cuentas de bancos suizos a nombre de su primo Álvaro de Orleans y Borbón, residente en el paraíso fiscal de Mónaco. Incluso, en esas conversaciones Corinna señala que el rey Juan Carlos cobró comisiones por las obras del AVE a La Meca

Ante este escenario, los técnicos de Hacienda recuerdan que Juan Carlos de Borbón estaba obligado a declarar todos sus bienes en el extranjero en el modelo 720 desde el año 2013.

En este sentido, Gestha recuerda en su comunicado que "si se acredita que el monarca emérito es el verdadero titular del terreno de Marrakech y de las cuentas en Suiza y no las ha declarado en el modelo 720, el valor de dichos bienes es imprescriptible y tributará en el IRPF de 2014, último año no prescrito a esta fecha, como una ganancia patrimonial no justificada al tipo marginal del 51,5% al tener su residencia en Madrid".

Gestha remarca que el monarca emérito "podría haber incurrido en infracciones tributarias muy graves". Añade el sindicato que si el valor de los bienes en el extranjero no declarados supera los 233.010 euros, podría estar incurso en un posible delito de fraude fiscal en el IRPF de 2014 y un posible delito de blanqueo si se acredita que desde su supuesta cuenta en Suiza paga a terceros que previamente han pagado parte de sus gastos personales e inversiones".

Por último, los técnicos de Hacienda entienden que deberían investigarse las responsabilidades de todas las personas que pudieran estar implicadas en este asunto, tanto por su posible colaboración en los supuestos delitos, como por no haber denunciado estos hechos a pesar de haber estado al corriente de las supuestas actuaciones del rey emérito. 

Gestha También señala "la conveniencia de que el resto de los miembros de la familia del rey hicieran públicas sus declaraciones de bienes en el extranjero en un ejemplo de transparencia que zanjara cualquier especulación o implicación en este caso".