Publicado: 23.05.2015 23:57 |Actualizado: 23.05.2015 23:57

El fiscal pide el desalojo del Mobile World Centre, ocupado por los técnicos de Telefónica

Los trabajadores subcontratados de la operadora, que piden mejores condiciones laborales, se preparan para resistir. 

Publicidad
Media: 1.50
Votos: 2
Comentarios:
Trabajadores Telefónica

Trabajadores de Telefónica ocupan el edificio del Mobile World Centre situado en la plaza Catalunya de Barcelona. EP

La Fiscalía ha avalado este sábado el desalojo del establecimiento Mobile World Centre situado en la plaza Catalunya de Barcelona que está ocupado por más de 200 técnicos subcontratados por Telefónica que protestan por reclamar una mejora de sus condiciones laborales, a los que se han ido uniendo más personas a lo largo de la tarde, entre los que se encuentran miembros de Barcelona en Comú, de ERC y de las CUP, en concreto el diputado autonómico David Fernández

También hay personas concentrada en el exterior del edificio, pertenecientes a varios colectivos que también han mostrado su solidaridad con los trabajadores subcontratados de Telefónica, como los yayoflautas y miebros de "Afectados por despidos de Coca-cola. 

Según han informado fuentes de los huelguistas, los ocupantes han decidido en asamblea no abandonar el edificio y mantener una "resistencia pacífica", y han exigido negociar con alguno de los directivos estatales porque la protesta es en todo el Estado, y no sólo en Catalunya.

El fiscal sostiene que los hechos denunciados por Telefónica serían tipificables como "un delito de allanamiento de establecimiento abierto al público", que podría ser castigado con una pena de prisión de seis meses a tres años.

A criterio del Fiscal "no está justificado, en modo alguno, en un Estado de Derecho, la ocupación de un establecimiento abierto al público, con clientes y personal laboral en su interior, de manera violenta, llegando a agredir personas que intentaban impedir el acceso".



El escrito recoge que los ocupantes han colocado dos furgonetas en la puerta, y que unas 50 personas han logrado acceder al edificio para bloquear las puertas de acceso al establecimiento.

Ha indicado que "se ha agredido por parte de algunos de los ocupantes, pendientes de identificar por el momento, a los vigilantes de seguridad del establecimiento, que han llegado a sufrir lesiones de diversa consideración".