Público
Público

Tensa manifestación en Barcelona

Un fuerte dispositivo de seguridad escolta la protesta organizada por colectivos anticapitalistas contra la reforma laboral, las políticas económicas de la UE, el Gobierno y la Generalitat

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Varios miles de personas se han manifestado esta tarde con motivo del Primero de Mayo en Barcelona convocada por diferentes colectivos anticapitalistas para, en un ambiente de tensión, protestar contra la reforma laboral, las políticas económicas de la UE, el Gobierno y la Generalitat.

Bajo la vigilancia de un gran dispositivo de los Mossos d'Esquadra, la manifestación ha transcurrido en un ambiente reivindicativo y ha habido algunos momentos de tensión.

El más relevante ha sido delante de la sede del PPC, cuando varios manifestantes han quemado un muñeco de papel que simulaba ser el presidente del Gobierno, y se han registrado pintadas y rotura de vidrios en algunas sucursales bancarias.

Antes de que se iniciara la manifestación, los Mossos d'Esquadra ya han desplegado un amplio dispositivo en el que han identificado a decenas de jóvenes en los alrededores de la plaza de Els Països Catalans. Un gran número de antidisturbios, con máscaras antigás, han controlado la protesta desde el primer momento delante de los manifestantes.

La marcha, cuyo inicio estaba planificado para las seis de la tarde, se ha demorado media hora y ha coincidido con el numeroso grupo de aficionados del Bayern de Múnich que, escoltados por los Mossos, se dirigían desde la Estación de Sants para ir al Camp Nou. Ante la celebración del partido de Liga de Campeones entre el Bayern y el Barcelona, uno de los objetivos de la policía catalana ha sido evitar que los manifestantes cortaran el tráfico de la avenida Diagonal, una de las arterias principales para acceder al Camp Nou.

La manifestación, que finaliza en los Jardinets del barrio barcelonés de Gràcia, ha estado encabezada por una pancarta con el lema 'Ni Unión Europea, ni capitalismo: poder popular'. Antes de que se iniciara la marcha, un portavoz de los convocantes se ha dirigido a las varios de miles de personas congregadas y ha reclamado que el 'pueblo no se rinda ante injusticias' como los desahucios, la precariedad laboral y el paro.

Los manifestantes han coreado consignas anticapitalistas y 'la reforma laboral es violencia estructural'. Uno de los momentos más celebrados por los asistentes ha sido cuando, en la sede central de los Bomberos de Barcelona, un grupo de bomberos ha aplaudido a los manifestantes con una pancarta que decía 'Rescatamos personas y no bancos'.