Publicado: 03.10.2015 10:18 |Actualizado: 03.10.2015 10:18

Tensa reunión en el PSOE-M para aprobar la lista de Sánchez

Finalmente fue respaldada por amplia mayoría, aunque sólo votaron 191 miembros de los 350 que componen el Comité Regional de Madrid

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
Eduardo Madina, durante un acto con militantes socialistas. EFE

Eduardo Madina irá de número 2 en las listas del PSOE de Madrid. Diputado por Vizcaya, exlíder de las juventudes socialistas vascas, se presentó candidato a secretario general del PSOE frente a Pedro Sánchez en 2014. EFE

MADRID.- Más de siete horas necesitaron los socialistas madrileños para refrendar la lista al Congreso que encabeza su candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, en una reunión de mucho debate, no exenta de tensiones, que volvió a reflejar que están lejos de curarse las heridas internas que dejó el Congreso Extraordinario.

Finalmente, se aprobó la lista por una amplísima mayoría (el 95,5%), aunque el sector crítico tiene otra lectura. Asegura que sólo votaron 191 miembros de los 350 que componen el Comité Regional y, de ellos, 40 son miembros de la Ejecutiva. Por este motivo consideran que sólo el 54% del máximo órgano entre Congresos refrendó las listas al Congreso y al Senado.

La reunión se hizo interminable con numerosas peticiones de palabra y tres momentos de enfrentamientos claros. Sobre todo, cuando Maru Menéndez y Eva Matarín, que a su vez son miembros de la Ejecutiva Federal, criticaron con dureza cómo se había hecho la lista y la deriva por la que va el PSOE-M.

Según fuentes consultadas fueron dos intervenciones muy duras contra la actual dirección de Sara Hernández, que obligaron a Modesto Noya a pedirles a ambas que, si tan mal ven la situación, presentaran su dimisión de la dirección federal del partido por tantas discrepancias.

Otra intervención muy crítica, ya anunciada, fue la del ex portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Antonio Miguel Carmona. Como dijo a la entrada, pidió un comité de estrategia para unir a los dos partes en las que, en su opinión, está dividido el PSOE-M.

Asimismo, indicó que la candidatura se había hecho de espaldas al partido en Madrid, lo que en su opinión supone una falta de respeto a la militancia y una prueba de la debilidad en la que está la actual federación socialista por Madrid.

Uno de los trámites más temidos por Ferraz


Sus palabras cayeron en saco roto, y no hay la más mínima intención de crear dicho órgano. Además, la reunión reflejó claramente que la división sigue viva en el partido.

Lógicamente, la dirección en Madrid tuvo su respaldo, y tenía preparada una batería de intervenciones defendiendo la candidatura como la mejor posible para ganar las próximas elecciones y obtener el mejor resultado por Madrid.

En torno a las doce de la noche del viernes se votó finalmente y pasó la prueba uno de los trámites más temidos por Ferraz, aunque la lista siempre la hubiera podido modificar en el Comité Federal del 17 de octubre.