Público
Público

Teresa Rodríguez pide a Iglesias un calendario para federar Podemos Andalucía

La formación regional no se plantea “en ningún caso” escindirse de la dirección estatal, pero piden explorar fórmulas organizativas que permitan mayor independencia.

Publicidad
Media: 3.92
Votos: 12
Comentarios:
Teresa Rodríguez, durante un acto de Podemos en Sevilla. - AFP

Teresa Rodríguez, durante un acto de Podemos en Sevilla. - AFP

La coordinadora regional de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, acudirá este sábado a Madrid a la constitución del nuevo Consejo Ciudadano Estatal, resultado de la asamblea de Vistalegre II, para plantear a Pablo Iglesias que se abra la posibilidad de un calendario concreto para la progresiva federalización del partido morado. Rodríguez quiere registrar la marca Podemos Andalucía (con un número de CIF y estatutos propios) y que su agrupación adquiera entidad jurídica lo antes posible, según fuentes de su dirección.

Si el plazo se agota y la dirección estatal rechaza abrir un calendario para federalizar a aquellos territorios que lo reclamen (por ahora Andalucía, Navarra, La Rioja y Asturias), Teresa Rodríguez “reinterpretará la relación” de su agrupación con la dirección estatal. ¿Cómo? De momento su equipo no quiere airear esa carta, para que no suene a ultimátum, pero sí subrayan que “hay un plan B” y que la conformación de un Podemos autónomo en Andalucía es “un imperativo” de la asamblea regional que votó a Rodríguez. Fuentes próximas a la gaditana advierten de que “en ningún caso” se plantean escindirse de la dirección estatal, pero sí piden explorar fórmulas organizativas que, aun manteniendo la misma base ideológica de Podemos, permita a la ejecutiva andaluza tomar decisiones de manera más independiente.

El adelanto electoral obligó a Rodríguez a ser candidata a la presidencia de la Junta 

El adelanto electoral en Andalucía, en marzo de 2015, obligó a Teresa Rodríguez a ser candidata a la presidencia de la Junta antes de erigirse como secretaria regional, porque la estructura regional del partido ni siquiera estaba montada por entonces. Las primeras elecciones a las que concurrió Podemos fueron las autonómicas andaluzas, y lo hizo como una marca estatal, registrada en Madrid, al contrario de lo que ocurriría más tarde en otros territorios, donde las mareas y confluencias ciudadanas se constituyeron como formaciones propias, al margen del partido de Iglesias. Así se creó Compromís en la Comunidad Valenciana, En Comú Podem en Cataluña y En Marea en Galicia, tres formaciones que concurrieron a las generales en coalición con Podemos, pero que funcionan de manera independiente.

Dos años después de las autonómicas, Podemos Andalucía cree tener peso político suficiente en esta comunidad para actuar de forma autónoma. Tiene 15 diputados en el Parlamento, donde es tercera fuerza. Teresa Rodríguez acaba de reeditar su liderazgo por abrumadora mayoría en unas primarias, a las que concurrió con el proyecto de un partido autónomo, y la nueva estructura orgánica de su formación está terminando de asentarse en las ocho provincias.

Andalucía va a liderar el debate territorial dentro de Podemos, un debate en el que se van a enfrentar dos modelos de partido: uno más centralista, similar al que hay ahora, en el que la dirección estatal se reserve la potestad para elegir las candidaturas en las elecciones generales, y mantenga el control del censo de inscritos y de las finanzas; el otro es más federalista, y pasa por ceder a los territorios el poder para elegir sus listas electorales, decidir sus alianzas políticas, controlar sus ingresos, sus gastos y los datos sobre sus afiliados. Iglesias concurrió a las primarias de Vistalegre con el primer esquema, y arrolló a sus rivales con un 54,4% de votos; mientras que la segunda fórmula, defendida por Rodríguez dentro de la candidatura de Anticapitalistas, fue la menos votada (un 10% de apoyos).

Sin embargo, la gaditana no acude este sábado a Madrid con los números de Vistalegre, sino con los suyos propios. Iglesias puede esgrimir el aval del 54,4% de apoyos en la asamblea estatal de Podemos, pero Rodríguez puede responder con su propio aval, el de la asamblea regional de la que ella salió elegida con un 75% de apoyos. La gaditana arrasó en las primarias andaluzas con un proyecto de partido autónomo en su región. Además, la apuesta por un Podemos andaluz también formaba parte del programa de sus rivales, esa porción crítica que posteriormente se integró en el Consejo Ciudadano regional (algo que no ocurre en el nuevo Consejo Ciudadano que preside Pablo Iglesias).