Público
Público

Torra pide al nuevo Govern que trabaje en "contacto diario" con los consellers presos y exiliados

El presidente del Gobierno catalán ha comparecido desde Waterloo (Bélgica) al lado de los exconsellers en el exilio Toni Comín, Lluis Puig y Meritxell Serret, después de nombrar un nuevo ejecutivo. Torra ha insistido en que los cambios en el Gobierno no significan una renuncia a la restitución del Gobierno cesado: "El día más feliz será el día que volvamos a investir a Puigdemont". 

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

L'exconseller a l'exili Toni Comín, el president del Govern català, Quim Torra, i l'exconseller a l'exili Lluis Puig, al municipi belga de Waterloo. EFE

El presidente del Gobierno catalán, Quim Torra, ha comparecido esta tarde desde Waterloo (Bélgica) después de visitar a los consellers exiliados, que han caído del ejecutivo para evitar un bloqueo del nombramiento desde Moncloa. Al lado de Lluís Puig, Toni Comín y Meritxell Serret, Torra ha pedido a los recientemente nombrados que ejecuten sus funciones con la colaboración permanente de los consellers en el exilio y en prisión: "Pedimos a los consellers nuevos que establezcan contacto diario con aquellos que están en el exilio y en prisión. No solo para mantener el diálogo, no solo por su experiencia, sino porque creo necesario que con este gesto pongamos de manifiesto la absoluta anormalidad en que vivimos” ha dicho.

Torra ha querido responder así a las críticas por la destitución de Puig y Comín en las carteras de sanidad y cultura, así como la de los presos independentistas Josep Rull y Jordi Turull: "Que haya nuevo Gobierno no significa en absoluto que el objetivo vital de este ejecutivo, restituir el Gobierno legítimo, se vea alterado. El día más feliz será el día que volvamos a investir a Puigdemont", ha reiterado. El presidente ha vuelto a hacer énfasis en su determinación por establecer diálogo con el Estado y ha hecho referencia a la moción de censura que se debatirá este jueves en el Congreso: "Necesitamos que la política vuelva a la política. Que el Gobierno de Mariano Rajoy o, en función de cómo acabe la moción, necesitamos que el presidente de España se siente a negociar con el presidente de Catalunya para hablar y dialogar".

Respecto a la moción, Torra se ha referido a los contactos que está estableciendo con los partidos estatales y se ha mostrado abierto a negociar con el PSOE: "Queremos escuchar, estamos pidiendo diálogo, pero desconocemos cuál es la propuesta de Pedro Sánchez". El presidente dice estar pendiente de cuál será el discurso de Sánchez en la cámara baja y del proyecto político que presentará para Catalunya. Desde Waterloo, ha querido situar el debate en el plano comunitario: "Estamos pidiendo un poryecto a Sánchez. Se lo está pidiendo Europa".

En la línea de la internacionalización del conflicto catalán, Torra también ha interpelado a los consellers exiliados para que continúen difundiendo desde lo que ha nombrado "el espacio libre", refiriéndose a los países europeos donde residen actualmente: "Pedimos que los consellers [en el exilio] sean los portavoces del clamor por la democracia, la libertad de expresión. Ya no solo tenemos políticos en el exilio, también tenemos cantantes. Una democracia occidental no se lo puede permitir".

Además, Quim Torra también ha anunciado que se querellará a título personal contra el exvicepresidente del Gobierno de Felipe González, Alfonso Guerra, por referirse a él como un "nazi". Torra ha calificado de “inadmisible” que se utilicen estas palabras como insulto en la Europa actual.