Público
Público

JUEGOS MEDITERRÁNEOS Torra se suma a la protesta de ANC y Òmnium Cultural antes de ver al rey en Tarragona 

Los dos coinciden en la inauguración de los Juegos Mediterráneos. El presidente catalán Torra no recibe a Felipe VI a su llegada al estadio pero le saluda y le regala un libro de fotos sobre el 1-0, algo que al rey no pareció hacerle mucha gracia

Publicidad
Media: 4.75
Votos: 4

El rey recibe de Torra de fotos sobre la jornada del 1 de octubre. (JORDI BEDMAR | EFE)

Cortesía fría en Tarragona entre el rey Felipe VI y el presidente de la Generalitat, Quim Torra, en la inauguración de los los XVIII Juegos Mediterráneos en Tarragona. Torra no recibió al rey a su llegada al Nou Estadi de la ciudad catalana para presidir la ceremonia inaugural, pero poco después sí le saludó y hasta le hizo entrega de un libro de fotos sobre la jornada del 1 de octubre de 2017, el día del referéndum independentista. Una circunstancia que al rey no le hizo mucha gracia a tenor de la cara que puso al recibir el presente.

El rey llegó al estadio poco antes de las 21.00 horas y fue recibido por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien había llegado poco antes. Dos horas antes, Torra se había sumado a la concentración de la la ANC y Òmnium Cultural en Tarragona contra la visita real.

La concentración empezó sobre las 18.30 horas, aunque Torra se incorporó a ella posteriormente, entre aplausos de los presentes y gritos de "Presidente" y "Ni un paso atrás". Torra respondió: "Es muy sencillo: estoy en vuestra casa, estoy en mi casa, estoy en Tarragona, estoy en Catalunya", y luego ecalcó: "No echarán a ningún presidente de Catalunya de su país".

Torra también afirmó que había intentado que el rey "escuchara" su petición de rectificación por el discurso que pronunció el 3 de octubre, pero Felipe VI no ha "pedido perdón a los heridos" por las cargas policiales del 1-O. 

En ese sentido, Torra reiteró su compromiso de que de ahora en adelante "ningún miembro del Govern asistirá a ningún acto que convoque el monarca español", mientras que la Generalitat "no invitará al monarca español a ningún acto que organice el gobierno de Catalunya". Para Torra, "no hay justicia en España", sino una "situación de anormalidad y excepcionalidad política": "Si normalizamos un día lo que está pasando en Catalunya, el olvido caerá encima de nosotros y nos devorará", ha dicho.

Tras pasar por la concentración, Torra se acercó a la inauguración de los Juegos Mediterráneos. Fue después de ese saludo inicial cuando Torra se acercó a Felipe VI y le entregó el libro del fotoperiodista Jordi Borrás Día que durará años, en el que se recoge lo que los independentistas interpretan como represión policial en la jornada del referéndum del 1 de octubre. La protesta contra el rey se alargó hasta las 21.45 horas.

El rey Felipe VI junto al presidente del Gobierno Pedro Sánchez (c), y el presidente de la Generalitat Quim Torra (d), durante la inauguración de los XVIII Juegos Mediterráneos. (JESÚS DIGES | EFE)

También, según fuentes de la Generalitat, le entregó los informes del Síndic de Greuges, el defensor del pueblo catalán, sobre lo acontecido en esa jornada. A continuación, el rey accedió al palco del estadio seguido de cerca por Sánchez y a una cierta distancia por Torra.

Felipe VI se situó de pie en el asiento central del palco, y mientras que a su izquierda se colocaron las autoridades políticas, a su derecha lo hicieron representantes de instituciones deportivas. Así, Sánchez se ubicó a su izquierda, por lo que el presidente del Gobierno es la única persona que separaba al rey del presidente de la Generalitat.

De pie escucharon todos ellos el himno nacional de España, que fue recibido entre pitos y aplausos