Público
Público

Catalunya Torrent convoca para este viernes, 13 de abril, el pleno de investidura de Jordi Sànchez

ERC contempla que el diputado Toni Comín renuncie a su escaño y sea sustituido por un diputado de Esquerra para facilitar que haya una mayoría independentista que invista a Jordi Sànchez (JxCat).

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Parlament, Roger Torrent, durante el pleno de la cámara catalana. | ANDREU DALMAU (EFE)

El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha convocado hoy para este viernes 13 de abril el pleno para investir al número dos de JxCat, Jordi Sànchez, que permanece en prisión preventiva en Soto del Real (Madrid).

Torrent ha firmado esta mañana el decreto de convocatoria del debate de investidura, después de la ronda de consultas que llevó a cabo entre el viernes y el sábado, tras la que propuso el nombre de Sànchez, que esgrimirá un escrito del Comité de Derechos Humanos de la ONU para reclamar al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena que le permita salir de la cárcel para poder ser investido president.

El Comité de Derechos Humanos, formado por 18 miembros, aún no se ha pronunciado sobre la denuncia presentada por los letrados de Sànchez, pero dos de ellos firmaron un escrito en el que se llamaba a España a adoptar "las medidas necesarias para garantizar" que pueda "ejercer sus derechos políticos en cumplimiento del artículo 25 del Pacto" Internacional de Derechos Civiles y Políticos (1976).

Torrent envía a Llarena la resolución de la ONU

Además de la convocatoria del pleno para las 10.00 horas del viernes y la propuesta de candidato a la investidura, Torrent ha enviado al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena la resolución del Comité de Derechos Humanos de la ONU del pasado 23 de marzo, así como una carta en la que insta al Estado a "tomar todas las medidas necesarias" para garantizar los "derechos políticos" de Sànchez.

En este escrito dirigido al Supremo, Torrent señala que "la concesión de las medidas cautelares por parte del Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas implica una obligación de resultado a todos los poderes del Estado y exige que se habiliten los mecanismos necesarios para que el diputado Jordi Sànchez pueda someterse al debate de investidura".

En el caso de que el Tribunal Supremo "no diera cumplimiento a la resolución, se estaría produciendo un daño irreparable a los derechos políticos del diputado Jordi Sànchez, y el Estado español estaría incumpliendo sus obligaciones internacionales", añade.

Torrent alega que Sànchez "es diputado del Parlamento de Catalunya y se encuentra en prisión preventiva, pero dicha medida cautelar no puede ser utilizada para limitar el legítimo ejercicio de sus derechos políticos"

Torrent recalca que Sànchez "es diputado del Parlamento de Catalunya y se encuentra en prisión preventiva, pero dicha medida cautelar no puede ser utilizada para limitar el legítimo ejercicio de sus derechos políticos".

"La prisión preventiva no comporta la privación del derecho al sufragio pasivo, que incluye necesariamente el derecho a ser elegido presidente de la Generalitat de Cataluña si así lo decide una mayoría parlamentaria", agrega.

Sànchez ya fue propuesto por Torrent como candidato a la investidura después de que Carles Puigdemont renunciara a ello, pero ese primer intento se vio frustrado ya que el Supremo denegó la excarcelación del candidato para acudir al pleno convocado para el 12 de marzo en que tenía que ser investido.

ERC valora pedir a Comín que renuncie a su escaño

Por su parte, la portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha anunciado que su partido contempla que el diputado Toni Comín renuncie al escaño para facilitar que haya una mayoría independentista que invista a Jordi Sànchez (JxCat), pero ha precisado que antes estudiará si el exconseller puede delegar el voto.

"Estamos valorando todas las alternativas. En caso de que no pueda ser una alternativa --la delegación--, sí que estamos trabajando para una posible renuncia del escaño para hacer valer la mayoría independentista", ha explicado en rueda de prensa tras la reunión de la dirección del partido.

Si la CUP mantiene sus cuatro abstenciones y no vota favor de Sànchez, el voto de Comín es clave para desencallar la investidura; el exconseller no ha votado en toda la legislatura por su situación judicial, de ahí que se contemple su renuncia al escaño para ser sustituido por un diputado de ERC que pueda votar.