Público
Público

Torres-Dulce mantiene su posición de no imputar a la infanta

Torres-Dulce quiere que Bárcenas continúe en la cárcel, asegura que sus discrepancias con Gallardón no son en "lo esencial" y no descarta recurrir la sentencia del 'caso Faisán'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Eduardo Torres-Dulce quiere que Luis Bárcenas continúe en la cárcel y que la infanta Cristina no sea imputada. Respecto al caso Faisán, donde no prosperó su tesis de que los policías autores del chivatazo fuesen condenados por colaborar con ETA, indicó que aún no ha decidido si recurrirá, y admitió discrepancias puntuales con el ministro de Justicia, aunque no en 'lo esencial'. Estas han sido algunas de las ideas sostenidas por el fiscal general del Estado en un desayuno informativo celebrado este martes en el hotel Ritz de Madrid, donde fue presentado por el expresidente del Congreso Landelino Lavilla y al que asistieron personajes tan dispares como Alberto Ruiz-Gallardón o Jaime de Marichalar.

En respuesta a preguntas de los asistentes, Torres-Dulce manifestó que no han variado las condiciones por los que la Fiscalía apoyó la situación de prisión preventiva del extesorero del PP Luis Bárcenas ─riesgo de fuga y de destrucción de pruebas─ por lo que su posición, y el de las fiscales Anticorrupción encargadas del caso, es que siga en la cárcel.

En relación a la infanta Cristina, también se remitió al 'magnífico' fiscal que lleva la investigación, Pedro Horrach, para explicar que la posición que le transmite es que no existen indicios que permitan deducir ninguna actividad delictiva de la hija menor del rey, razón por la que no apoyan su imputación.

En cuanto al caso Faisán, saldado la semana pasada con la condena por la Audiencia Nacional a dos policías por revelación de secretos, recordó que en su momento defendió la acusación alternativa por colaboración con banda armada ─que no ha apreciado el tribunal─ tras estudiar la jurisprudencia sobre ese delito de la Sala Segunda del Supremo.

Asimismo añadió que ya conoce la posición de la Fiscalía de la Audiencia ─desfavorable a recurrir la sentencia─, y que tomará la decisión definitiva sobre si se interpone recurso ante el Tribunal Supremo tras el análisis del fallo. También admitió que ha tenido discrepancias puntuales con el ministro Ruiz-Gallardón, pero nunca hasta ahora de 'carácter esencial'.