Publicado: 29.10.2014 23:50 |Actualizado: 29.10.2014 23:50

Trias dice que el "juego sucio" de las "cloacas" del Estado no frenará el 9N

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El alcalde de Barcelona, Xavier Trias, ha afirmado que existe un "juego sucio" de "gente que se mueve desde las cloacas del Estado" que "quiere hacer daño", pero ha advertido que "no les resultará fácil" lograr su objetivo pese a "inventar barbaridades" porque, ha asegurado, el 9N habrá votación.

Trias ha intervenido hoy, junto con el coordinador general de CDC, Josep Rull, en el acto central de pegada de carteles de cara al proceso participativo del 9N, en el que CDC hace una campaña diferenciada de UDC apelando a votar por la independencia.

En alusión a las acusaciones de tener 12 millones de euros en un banco suizo, Trias ha reiterado que esto es una "barbaridad" y que "no todo vale en política", tampoco "inventar barbaridades", y ha bromeado: "¿En qué banco me los han puesto? porque voy corriendo...". El dirigente de CDC ha advertido de que, ante estos "atrevimientos", los que "acabarán palmando son ellos".

"No soportamos a esta gente, queremos que entiendan que con juego sucio no se va a ningún lugar", ha reiterado Trias entre aplausos, que ha añadido que "digan lo que digan y hagan lo que hagan" él irá a votar el 9N y apostará por el doble sí.

Por su parte, Rull ha subrayado que el "dilema" del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, es escoger entre "la democracia o la vergüenza" que, en este segundo caso, supondría, a su juicio, impugnar el 9N.

"Esto va de dignidad, que pasa por las urnas para decidir libre, democrática y pacíficamente nuestro futuro", ha apostillado Rull, que ha remarcado, antes de entonar "Els Segadors", que las urnas no estarán en la calle, sino dentro de locales públicos.

Junto con la presidenta de la Joventut Nacionalista de Catalunya, Marta Pascal, Rull y Trias han protagonizado el acto de pegada de carteles de CDC para el 9N, que se ha celebrado ante unas 250 personas en la plaza barcelonesa del Pla de Palau, ante el monumento al general Josep Moragues, militar catalán que luchó en el bando austracista en la Guerra de Sucesión.