Público
Público

Gürtel El tribunal de Gürtel decide que los acusados asistan al juicio si sus abogados son activos en los interrogatorios

Crespo, número dos de la trama, cree que son obligados a acudir por “razones estéticas” y apela a motivos humanitarios para seguir el juicio desde la cárcel.

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 3
Comentarios:

Luis Bárcenas, Francisco Correa y Pabl Crespo, con los otros acusado en el juicio por la trama Gürtel E.P.

El tribunal del caso Gürtel ha desoído la petición de los principales acusados de la trama corrupta y ha acordado que deben asistir en persona a diario si sus abogados son los “más activos” en los interrogatorios de los testigos.

Por ello, ha acordado que deben comparecer en cada sesión Pablo Crespo, número dos de Gürtel, Isabel Jordán y Álvaro Pérez El Bigotes, considerado el "hombre en Valencia" de Francisco Correa, el presunto cabecilla de la trama de corrupción política.

El tribunal ha adoptado esta decisión ya que sus abogados son los que tienen “una intervención más activa” en el interrogatorio de los testigos, fase que atraviesa ahora el juicio, y por afectarles directamente.

La vista oral que juzga la primera época de Gürtel se celebra en la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares, un polígono industrial situado a las afueras de Madrid.

Los acusados pidieron al comienzo de la sesión de este viernes ser eximidos de acudir a diario al juicio y el número dos de la trama, Pablo Crespo, reprochó a la Fiscalía que se exigiera su presencia por meras “razones estéticas”.

En las dos jornadas anteriores a la sesión de este viernes no compareció ningún acusado ya que el tribunal les había permitido su no asistencia en caso de que la jornada no les afectara directamente. Ante un banquillo desierto, la Fiscalía y la Abogacía del Estado requirieron a la Sala las comparecencias diarias de Pablo Crespo y Álvaro Pérez.

Al comienzo de la sesión de hoy, jornada 71 del juicio, el presidente de la Sala, Ángel Hurtado, ha accedido a la petición de Pablo Crespo de realizar una breve manifestación.

El acusado ha dicho que los traslados diarios desde la cárcel perjudican el trabajo que está realizando sobre la causa a mano ocho horas diarias en prisión y ha lamentado que "por razones estéticas" las acusaciones pidan que se cambie ahora el criterio y se les obligue a asistir.

"Apelo a la benevolencia, humanidad y sensibilidad del tribunal como contrapeso a la falta de las mismas de las acusaciones", ha destacado Crespo.

Cuando recientemente Pablo Crespo y Álvaro Pérez, El Bigotes, ingresaron en la cárcel de Valencia al haber sido condenados por la pieza de Fitur vivieron un periplo de tres días de traslado a Madrid para asistir a este juicio. En ese tiempo, recorrieron 1.400 kilómetros en un furgón de traslados recogiendo a internos de Valencia, Burgos y Vitoria, entre otros destinos antes de llegar a Madrid.

Ahora, tanto ellos como el líder de la trama, Francisco Correa, están ingresados en la cárcel de Valdemoro (Madrid), donde Instituciones Penitenciarias no les ha facilitado ordenador y medios tecnológicos para estudiar sus defensas durante el juicio, en contra de lo acordado por el tribunal de Gürtel hace tres meses.

También han asistido hoy a la vista acusados que se encuentran en libertad, en concreto Isabel Jordán, exadministradora de empresa de la trama, y Alberto López Viejo, exconsejero de Deportes de la Comunidad de Madrid, que a su llegada ha recordado que al principio del juicio se les reconoció el derecho a no asistir todos los días sobre todo si se tratan temas que no les afectan directamente.​