Publicado: 14.03.2016 14:12 |Actualizado: 14.03.2016 20:52

El Tribunal Supremo asumirá la causa 9-N por el aforamiento de Homs 

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya remitirá una exposición razonada al Supremo "en los próximos días" porque ve inseparable la investigación del diputado de DiL del resto del caso.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Francesc Homs (DiL) se dirige al Congreso de los Diputados en la segunda votación para la investidura de Pedro Sánchez.

Francesc Homs (DiL) se dirige al Congreso de los Diputados en la segunda votación para la investidura de Pedro Sánchez.

BARCELONA.— La Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) remitirá al Tribunal Supremo (TS) la causa de la consulta del 9-N al considerar que la investigación al exconseller y diputado de Democràcia y Llibertat (DiL) en el Congreso, Francesc Homs, no puede separarse del resto del caso, y por tanto debe continuarla este tribunal por su aforamiento.

Según ha informado este lunes el TSJC en un comunicado, el juez remitirá una exposición razonada al Supremo "en los próximos días" porque ve inseparable la investigación a Homs de la que se sigue contra el expresidente de la Generalitat Artur Mas, la exvicepresidenta Joana Ortega y la exconsellera de Enseñanza Irene Rigau.



Homs declaró el pasado lunes de forma voluntaria ante el TSJC, donde sostuvo que la causa por la consulta sobre la independencia del 9 de noviembre de 2014 era una causa política: "Cuanto más alta sea la pena que nos pidan, más grande será la victoria", dijo entonces.

CDC cree que la causa por el 9N es un "juicio político"

La portavoz de CDC, Marta Pascal, ha criticado este lunes que la causa judicial contra el expresidente Artur Mas, la exvicepresidenta Joana Ortega y la exconsellera Irene Rigau por el proceso participativo del 9N es un "juicio político" y ha advertido de que esto no lo cambiará que lo juzgue el Tribunal Supremo en lugar el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

Pascal ha afirmado que el 9N fue una ejercicio democrático que para nada debería haber acabado en los tribunales: "Seguiremos adelante y lo haremos absolutamente convencidos de que dar la voz a la gente no puede ser de ninguna forma un delito".