Publicado: 18.11.2014 15:18 |Actualizado: 18.11.2014 15:18

Absueltos los seis acusados de agredir a los mossos en una protesta contra el Plan Caufec

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El juzgado de lo penal número 27 de Barcelona ha absuelto  este martes a los seis activistas que participaron el 6 de octubre de 2007 en las protestas contra el proyecto urbanísticos del Plan Caufet y que terminaron en unos altercados donde se agredió a miembros de los Mossos d'Esquadra.

Las agresiones se produjeron durante una manifestación donde los activistas iban disfrazados de payasos y con pelucas contra la construcción del llamado Plan Caufec, en las faldas de la sierra de Collsrola y donde se preveían construir dos rascacielos, 600 viviendas de lujo y un centro comercial, entre otras iniciativas urbanísticas tras modificar el Plan General. El juez ha considerado que no existen evidencias de que los seis activistas fueran los autores materiales de los delitos de resistencia a la autoridad, lesiones o desórdenes públicos de los que eran acusados.

Las penas solicitadas contra estos activistas sumaban 27 años de cárcel, llegando la pena máxima a ser de cuatro años y tres meses.

Una de las pruebas claves contra ellos han sido unas fotografías que la policía autonómica presentó para acusarlos. Sin embargo, el juez ha considerado que estas imágenes "no permiten la identificación segura de los acusados", según la sentencia.

El juez desacredita también la identificación de un policía sobre uno de los acusados porque las condiciones en el túnel donde se produjo y la "fugacidad" de la agresión impiden dar fiabilidad a dicha identificación.

La conclusión de la sentencia es que no ha quedado acreditado "que ninguno de los acusados participara en ninguna agresión a un policía, actos vandálicos o desobediencia a la autoridad".

El juicio contra estos seis activistas alentó el surgimiento de las protestas del movimiento "Ni muts, ni a la gàbia" (ni mudos ni enjaulados). Una de sus últimas acciones fue el encadenamiento de activistas a bloques de hormigón frente a la sede del departamento de Interior de la Generalitat, el pasado 14 de octubre.

El proceso se ha alargado durante más de seis años, y la vista oral tuvo lugar los días 27 y 28 de octubre y 4 de noviembre. 

La defensa de los activistas lamenta que se haya tenido que esperar seis años para que los activistas fueran absueltos de los delitos. "Es una prueba del contraste de este proceso frente a la pasividad ante otros casos, como los de corrupción", afirma Jaume Asens, abogado de los activistas. "La Generalitat es fuerte con los débiles y débil con los fuertes", apostilla.

El plan urbanístico de la empresa constructora Sacresa data de 1991 (año desde el cuál el PSC gobierna en el municipio catalán), y consistía en la construcción de casi 40 hectáreas, incluyendo 600 viviendas de lujo, dos rascacielos, un parque empresarial, un hotel de cuatro estrellas y un centro comercial.

Los vecinos mostraron su descontento, y a final de 2005, con el inicio de las obras de construcción, se empezaron a producir las primeras protestas. El 6 de octubre de 2007 tuvo lugar la manifestación en la que se producen los hechos de los que se acusaba a los seis activistas.

La empresa Sacresa ya se ha visto envuelta en casos judiciales con anterioridad. En mayo de 2014 el Tribunal Supremo confirmó la pena de seis años de cárcel a la expresidenta del Parlament y del Consell de Mallorca Maria Antònia Munar por la venta irregular de un terreno en Can Domenge a Sacresa, por debajo de su valor de mercado para favorecer a la promotora inmobiliaria.