Público
Público

Bárcenas esperó a que gobernase el PP para 'confesarse' a Hacienda

El extesorero del PP multiplicó por 3,5 su patrimonio entre 2002 y 2007, y por cuatro sus rentas, en el mismo periodo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Luis Bárcenas esperó a que el PP gobernase para regularizar el dinero de sus cuentas suizas, que en su punto álgido --a finales de 2007--, sumaba 22,1 millones de euros. El exgerente y extesorero del partido afirma, según sus abogados, haberse acogido a la amnistía fiscal aprobada por el Gobierno de Rajoy, aunque no personalmente sino a través de la sociedad que liquidó el dinero que durmió durante años en territorio helvético.

Sin embargo, su palabra hasta la fecha no ha sido en absoluto fiable, ya que en 2011, en sede judicial, negó que tuviese cuentas en Suiza, y justificó sus viajes frecuentes a dicho país en su afición al esquí. Además, no ha sido hasta que una comisión rogatoria cursada desde Suiza ha llegado a la Audiencia Nacional, destapando sus cuentas, cuando no ha tenido más remedio que admitir su existencia y desvelar además la supuesta regularización del dinero.

Por todo ello, nada empuja a dar credibilidad, sino todo lo contrario, a las afirmaciones que hacen sus abogados de que el dinero de las cuentas suizas procede de negocios con socios latinoamericanos cuya identidad no desvelan. También dicen que 'ese dinero no tiene nada que ver con el PP, Gürtel ni ninguna actividad ilegal'.

En la instrucción del 'caso Gürtel', el exresponsable de finanzas del PP es identificado en numerosas transacciones realizadas con el cabecilla de la trama Francisco Correa, mediante sus iniciales L.B. --según concluye la Policía--.

Además, un informe de la Agencia Tributaria, de fecha 4 de junio de 2009, expone que Bárcenas multiplicó por 3,5 su patrimonio entre 2002 y 2007, pasando de declarar una base imponible de 711.000 euros el primer año a 2,5 millones, cinco años después.

De igual modo, las bases liquidables del IRPF del extesorero pasaron de 255.246 euros en el año 2002, a 1,06 millones de euros, en el año 2007. 

A partir de su imputación en el 'caso Gúrtel' por delitos contra la Hacienda Pública y blanqueo de capitales, Hacienda detectó que Bárcenas tenía un 'elevado riesgo fiscal', es decir de defraudación fiscal, por la retirada o ingreso en entidades financieras de importes de dinero en efectivo con billetes de 500 euros, y por tener cuentas con ingresos anuales superiores a 3 millones de euros.

En concreto en 2007 --la fecha en que sus cuentas suizas estaban más rebosantes, con 22,1 millones de euros--, tenía una cuenta en Madrid, en concreto en Cajamadrid, que registró más de 3 millones de euros de ingresos, aunque Hacienda no descartaba que procedieran de reiteradas operaciones de Deuda Pública, según decía en 2009.

Y su mujer, Rosalía Iglesias Villar, también investigada por la justicia, tenía en la misma sucursal de Cajamadrid, una cuenta que tuvo abonos en 2007 por importe de 10,9 millones de euros, aunque la Agencia Tributaria concluye como hipótesis más probable que era también dinero procedente de reinversiones en deuda pública, aunque señala que no ha analizado los extractos bancarios.

También en el año 2007, Bárcenas tenía firma autorizada en otra cuenta, en el Banco Popular, en Madrid, con una suma anual de abonos de 16,8 millones de euros, donde el otro autorizado era el entonces tesorero del PP Alvaro Lapuerta.

En su informe de 2009, la Agencia Tributaria concluía ya que era posible que Bárcenas no hubiese declarado en el IRPF las cantidades supuestamente cobradas del reparto de dinero de trama Gürtel. Añadía que las cuotas defraudadas sólo en 2002 y 2003 podrían ser superiores a 120.000 euros.

Por otro lado, un informe de la Policía de fecha similar --mayo de 2009-- recoge como Francisco Correa pagó unos vuelos de Bárcenas a Ginebra, Zurich y Londres en marzo de 2002, fechas en las que el extesorero ya tenía abierta su cuenta suiza en el Dresdner Bank de la primera de las capitales citadas.

El mismo informe, de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía, añadía: 'Es de destacar que entre enero y marzo de 2002, Luis Bárcenas recibe entregas de dinero en tres distribuciones de comisiones que realiza Francisco Correa Sánchez percibiendo un montante de 639.065 euros'.