Público
Público

CASO PÚNICA Un alto cargo de la empresa de Púnica escondía un arma y 100.000 euros en metálico en casa

Adolfo Fernández Maestre era responsable de las licitaciones públicas del plan regional de inversiones de Madrid y presidía el tribunal económico-administrativo de Pozuelo de Alarcón.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 6
Comentarios:

Adolfo Fernández Maestre, cuando compareció en la Asamblea de Madrid en noviembre de 2016 /EFE

La Guardia Civil se llevó una sorpresa mayúscula al registrar el pasado mayo el domicilio de un líder de la empresa pública Arpegio, encargada de la promoción del suelo industrial en la Comunidad de Madrid e investigada por la Audiencia Nacional en la trama Púnica. Durante el registro, los agentes encontraron un arma de fuego y 100.000 euros en metálico en distintas monedas.

El hallazgo de la pistola se realizó el 16 y 17 de mayo de 2017 en el domicilio de Adolfo Fernández Maestre, ex responsable de las licitaciones púnicas del plan regional de inversiones de Madrid (Prisma) y expresidente del tribunal económico-administrativo de Pozuelo de Alarcón, cuando la alcaldesa era Paloma Adrados, actual presidenta de la Asamblea de Madrid.

Fernández Mestre reconoció a la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil que no tenía licencia para el uso de esta pistola: carecía de guía de pertenencia o libro de coleccionista. Explicó que el arma era de su padre, quien al parecer era militar. Por ello, los agentes incautaron el arma de fuego, tras comunicar el descubrimiento al Juzgado Central de Instrucción 6, encargado del caso Púnica.

En el registro a su domicilio, despacho y trasteros, realizados entre el 16 y el 17 de mayo, los agentes también descubrieron billetes y monedas por valor total de 100.000 euros. En concreto, en el domicilio de Fernández Maestre de la calle Ibiza de Madrid aparecieron 15.400 en monedas de euros y 3.840 euros en dólares norteamericanos. Mientras, en una caja fuerte que el contratista y su esposa, Sagrario Gómez, tenían en una sucursal de Bankia, se descubrieron 82.500 euros introducidos en diez sobres (con billetes de 500, pero también de 200 y 100 euros). El matrimonio explicó que eran sus ahorros por la venta de un piso y de una sociedad limitada.

Al día siguiente, Fernández Maestre fue destituido como presidente del tribunal económico-administrativo de Pozuelo de Alarcón; esto es, como la persona encargada de arbitrar lo litigios tributarios de los vecinos de dicha localidad madrileña.

La investigación forma parte del caso Púnica

La investigación forma parte de una pieza mantenida en parte secreta dentro del caso Púnica. Es la pieza de investigación es la número 24 de la trama Púnica y se centra en el desvío de dinero público de Arpegio. También es conocida como "Ramo III", donde la Guardia Civil aún realiza investigaciones y registros.

La empresa pública Arpegio realizó adjudicaciones e inversiones por valor de mil millones  

La empresa pública Arpegio realizó adjudicaciones e inversiones por valor de mil millones de euros entre los años 2006 y 2011 que se encuentran en el punto de mira de la investigación judicial. Las sospechas apuntan a que el exconsejero de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, líder de la trama Púnica, y los consejeros de Arpegio utilizaron una empresa de Fernández Maestre para mejorar el valor de las adjudicaciones de la sociedad pública.

La empresa, epicentro de la investigación de esta pieza, es Análisis y Gestión de Desarrollos Urbanos, S.A. (DUSA). Con sólo seis empleados, esta sociedad propiedad de Fernández era la encargada de gestionar las licitaciones de Arpegio en la etapa de Granados.

DUSA recibió 7,1 millones de euros por sus trabajos de consultoría externa en las licitaciones de Arpegio valoradas en 500 millones de euros. La mayoría de las adjudicaciones a DUSA están firmada por Eduardo Larraz, entonces consejero delegado de Arpegio y ex jefe de gabinete de la exministra Celia Villalobos, además de alto cargo con Esperanza Aguirre.

La compañía DUSA es clave en el supuesto desvío de dinero público de Arpegio y parte de los expedientes de adjudicación a esta empresa han desaparecido de la sociedad gestionada por la Comunidad de Madrid.

Al mismo tiempo, se investigan supuestos movimientos de divisas de Fernández Maestre en una cuenta suiza del banco UBS.

En la investigación, también se ha descubierto que Larraz tenía 146 lingotes de oro en un banco de Zurich (Suiza) valorados en casi dos millones de euros.