Público
Público

El Consejo del Poder Judicial vota 'no' a la reforma Gallardón

Por 15 votos a favor, 5 en contra y 1 abstención, rechaza la reforma del ministro por pretender subordinarles al Ejecutivo y menoscabar su independencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Consejo General del Poder Judicial no acepta el 'traje' legislativo que le ha preparado el ministro Ruiz-Gallardón. Por 15 votos a favor, 5 en contra y 1 abstención, el Pleno del órgano de gobierno de los jueces aprobó este miércoles un informe muy crítico con el Anteproyecto del Gobierno para modificar el propio Consejo, que entienden que supondría 'un menoscabo de su independencia' y que colocaría al Poder Judicial y sus miembros 'en una relación de subordinación respecto al Poder Ejecutivo'.

Fuentes del Consejo explicaron a Público que, entre los cinco votos en contra del informe, figuraron los del vicepresidente de la institución, Fernando de Rosa, y los vocales José Manuel Gómez Benítez, Gabriela Bravo y Antonio Dorado, que emitirán votos particulares contrarios.

La abstención, por su parte, correspondió a Concepción Espejel, en desacuerdo con la referencia incluida en el informe a la regulación de los consejos autonómicos que reclaman determinadas formaciones nacionalistas. Del mismo modo, entre los 15 vocales que han votado a favor, habrá votos concurrentes que también se muestran en contra de la referencia a esos consejos autonómicos.

El dictamen aprobado rechaza la reforma propuesta por Ruiz-Gallardón, al entender que 'desapodera' de funciones al órgano de gobierno de los jueces para otorgárselas al Gobierno, en 'claro menoscabo' de la independencia judicial, 'lo que podría tener el pernicioso efecto de colocar al Poder Judicial y a sus miembros en una relación de subordinación con respecto al Poder Ejecutivo'.

El informe rechaza además, por dudosamente constitucional, que 14 de los vocales del próximo Consejo se mantengan en servicio activo en sus funciones de jueces, fiscales, abogados o procuradores.

Asimismo, critica el mecanismo ideado por Gallardón para sortear un posible desacuerdo con el PSOE que impidiera la mayoría cualificada que prevé la Ley para renovar el Consejo. La reforma establece que la constitución del nuevo Consejo se realice sólo con los diez vocales votados en una de las cámaras parlamentarias --el Congreso debe elegir a diez, y el Senado, a otros diez--. De esa forma, el próximo Consejo podría constituirse sólo con los diez vocales designados por la Cámara alta, donde el PP sí tiene mayoría suficiente.

'La fórmula que permite la constitución de un nuevo Consejo con los diez vocales de la Cámara que hubiera procedido a la renovación, sin esperar al nombramiento del total de los veinte vocales, podría resultar contrario a los designios constitucionales de que sean veinte los vocales, y que éstos sean nombrados en unidad de acto por el rey mediante real decreto', señala el dictamen del actual Consejo.

La portavoz del Consejo, Gabriela Bravo, destacó en rueda de prensa que, tras un debate amplio que se prolongó mañana y tarde, la mayoría del Consejo se ha opuesto a la reforma porque 'reduce sus funciones y traslada parte de éstas al Ministerio de Justicia'.