Publicado: 28.05.2013 18:28 |Actualizado: 28.05.2013 18:28

Un constructor reconoce que pagó al PP 60.000 euros en 2011

Se trata del hermano del exministro del Interior, José Mayor Oreja, expresidente de FCC Construcción. Las acusaciones recuerdan que "los partidos no pueden aceptar donaciones de empresas que hagan

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El expresidente de FCC Construcción José Mayor Oreja, ha admitido este martes ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz que dos empresas participadas al 100% por la constructora donaron al Partido Popular (PP) un total de 60.000 euros en el año 2011, han informado fuentes jurídicas.

Mayor Oreja, que ha prestado declaración esta tarde durante casi una hora en la causa en la que se investiga la presunta contabilidad B de este partido, ha precisado que la empresa Promociones Teide donó 40.000 euros mientras que BBR, dedicada a la construcción de forjados, entregó a la formación 20.000.

El expresidente de FCC ha asegurado que su empresa tomó esta decisión por recomendación del gabinete legal de la compañía, que consideró que estas donaciones no eran contrarias a la ley, ya que ninguna de las dos filiales contrataban directamente con la administración. Ha admitido, además, que hubo un tercer intento de realizar pagos, en este caso a través de la empresa Megaplasma, también propiedad de FCC, aunque la operación no se llevó a cabo debido a que esta compañía carecía de movimientos.

Las acusaciones recordaron que la Ley de Financiación de los Partidos Políticos, vigente desde 2007, establece que "los partidos políticos no podrán aceptar o recibir, directa o indirectamente, donaciones de empresas privadas que, mediante contrato vigente, presten servicios o realicen obras para las Administraciones Públicas, organismos públicos o empresas de capital mayoritariamente público". "Tampoco podrán aceptar o recibir donaciones de empresas pertenecientes al mismo grupo que aquellas, de empresas participadas mayoritariamente por aquellas ni de sus fundaciones", según se recoge en el artículo cuarto del segundo capítulo de esta norma.

Sin embargo, el Partido Popular alega que los donativos reconocidos durante la declaración de hoy están contemplados como donativos nominales en la contabilidad del PP de 2011 e insiste que "son absolutamente legales".  Es a partir de la modificación de la Ley de Financiación de Partidos Políticos de 2012, que no desde el 2007, cuando se prohíbe a las empresas participadas realizar donativos a los partidos políticos como se contempla en su artículo uno. Y concluye que una vez más, las declaraciones realizadas por el ex presidente de FCC desmienten la veracidad de los llamados ‘papeles de Bárcenas', puesto que no coinciden ni fechas ni cantidades.

Los 'papeles de Bárcenas' atribuyen a Mayor Oreja, expresidente de FCC Construcción, entregas al PP por valor de 165.000 euros. Según el informe de la UDEF, las administraciones 'populares' le adjudicaron entre 2002 y 2012 un total de 587 obras por un importe de 4.132,58 millones de euros de los 1.615 contratos públicos que recibió en ese periodo por valor de 15.004 millones de euros.

El empresario, hermano del exministro del Interior Jaime Mayor Oreja, ha negado, no obstante haber abonado al PP esta cantidad, que figura en los papeles como entregada a la formación en dos pagos separados en el año 2008. A este respecto ha indicado que "debe tratarse de un error" y ha transmitido al juez su confianza en que la Justicia acabe aclarando la procedencia de esta anotación.

Mayor Oreja ha mostrado su desconcierto por la aparición de su nombre en los 'papeles': "No sé por qué aparezco ahí aunque tengo mis sospechas", ha indicado. Ha negado, además, haber mantenido contactos para tratar sobre contrataciones o adjudicaciones con miembros del partido o del Gobierno.

El exdirectivo de FCC sí ha admitido conocer a los extesoreros Álvaro Lapuerta y Luis Bárcenas con los que se reunió para interesarse sobre la realización de unas obras de remodelación en la sede del PP. Mayor Oreja ha detallado que Lapuerta le presentó a Bárcenas en su despacho recomendándole que tratara esta cuestión con él por ser la persona "encargada de las infraestructuras".

 

Sin embargo, el presidente del Grupo Azvi, Manuel Contreras Caro, ha negado ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz haber realizado pagos al Partido Popular (PP), aunque ha reconocido que su empresa patrocinó foros y actos a los que acudían líderes políticos, informaron fuentes jurídicas presentes en la declaración. Contreras Caro, que ha declarado durante apenas diez minutos como imputado en la causa en la que se investiga la supuesta contabilidad B del Partido Popular (PP) atribuida a su extesorero Luis Bárcenas, ha señalado que el único dirigente de la formación al que conocía era el expresidente de la organización en Andalucía Javier Arenas.

Durante el interrogatorio, el empresario ha contestado a las preguntas que le han formulado el juez Ruz y el fiscal Anticorrupción Antonio Romeral y se ha negado a responder a las acusaciones populares personadas en la causa, que ejercen, entre otros cargos, Izquierda Unida (IU) y el Partido Socialista del País Valenciano (PSPV-PSOE).

Los responsables del Grupo Azvi, los hermanos Manuel y Guillermo Contreras Ramos, entregaron al PP un total de 858.000 euros, según consta en los denominados 'papeles de Bárcenas' que investiga el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5.

La empresa, en concreto, recibió entre 2002 y 2011 un total de 802 contratos con un volumen de adjudicación de 2.193,66 millones de euros, de los cuales 21 por un montante de 343 millones de euros correspondían a gobiernos 'populares', según un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) del Cuerpo Nacional de Policía que obra en la causa.

El juez Ruz, que investiga la supuesta contabilidad B del PP en una pieza separada del 'caso Gürtel', interroga esta semana a nueve donantes que aparecen en los papeles, entre ellos ocho constructores y el presunto número dos de la trama de Francisco Correa, Pablo Crespo. Los donantes, según el citado informe de la UDEF, recibieron en conjunto más de 12.000 millones de euros entre los años 2001 y 2012 en contratos adjudicados por administrciones gobernadas por el PP.

Este informe detalla la existencia de "19 donantes identificados", entre los que se encuentran los nueve imputados. De ellos, 16 habrían realizado aportaciones que en 21 ocasiones fueron superiores al límite legal de 60.000 euros contemplado hasta 2007 por la Ley de Financiación de Partidos Políticos. En seis casos, los de las sociedades Constructora Hispánica, OHL, Sando, Sacyr, Azvi y Aldesa, la UDEF apreciaba "una continuidad en las aportaciones" durante el periodo estudiado mientras que en otros, como Sedesa, Copasa, Copisa, FCC, Urazca y Rubau, existe "una concentración (de aportaciones) en un momento determinado" que suele coincidir con el de "mayor volumen de contratación".

Además de los anteriores, la UDEF identificaba como donantes del PP a los empresarios Juan José Roig (Mercadona), Joaquín Molpeceres Sánchez (Licuas), José Antonio Romero Polo (Grupo José Antonio Romero Polo), Ignacio Javier López del Hierro (Constructora Continental), Antonio Pinal (Grupo Bruesa) y Camilo José Alcalá Sánchez (Cyopsa-Sisocia).