Público
Público

García-Revenga, al juez: "Urdangarin me parece un tipo majo"

El fiscal reprochó al secretario de las infantas extenderse en detalles inocuos, como que era del Atlético de Madrid, y contestar con evasivas a las preguntas de calado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario de las infantas y asesor de la Casa del Rey Carlos García Revenga declaró al juez José Castro que Iñaki Urdangarin le colocó de tesorero en el Instituto Nóos para no hacer nada, y que no cobró ni un euro por ello. Según su versión, el duque de Palma buscaba sus consejos, y él tenía una amistad y mucha relación con él: 'Me parecía y me sigue pareciendo un tipo majo'.

Así se expresó García Revenga en su declaración como imputado ante el juez el pasado 23 de febrero, cuya transcripción íntegra fue notificada este lunes a todas las partes personadas en la causa.

El secretario de las infantas inició su comparecencia haciendo gala de estar relajado, recordando el inicio de su relación con el duque de Palma: 'Conocí a don Iñaki de que era jugador de balonmano, yo soy del Atlético de Madrid, pese a lo que le pese a mi abogado, que es muy madridista, y el Atlético de Madrid tenía un equipo de balonmano, y yo conocía a gente del balonmano y bueno… me gustaba el balonmano y el baloncesto, en el Estudiantes, en el Ramiro y bueno… pues conocí a la gente del balonmano y entonces conocía a Iñaki'.

En la contestación a las preguntas del juez, García Revenga recordó que fue nombrado tesorero del Instituto Nóos por invitación de Urdangarin, que quiso que le acompañase en su 'aventura empresarial' por amistad, aunque él no hizo nunca nada en el puesto. Lo mismo respondió sobre la funcion de la infanta como vocal de Nóos: '¿Sabe usted lo que hacía doña Cristina allí?', preguntó el juez. 'Nada', contestó el asesor real.

García Revenga indicó además que tras la boda de Urdangarin con Cristina de Borbón, el duque de Palma y sus hijos, como antes había ocurrido respecto de Elena con Jaime de Marichalar y los suyos 'pasan a formar parte de lo que es mi ámbito de trabajo', es decir, de su labor de asesoría y de cuadrar las agendas de todos ellos. Más tarde aclaró que su labor en relación con Urdangarin a lo que tuviese 'algún tipo de implicación o de actuación en la Casa (del Rey)'.

Esa ampliación de funciones llevó al juez a preguntarle si le habían doblado el sueldo en Zarzuela, a lo que García Revenga volvió a tener una salida relajada: 'Me reinvidico si me ayuda con el jefe de la Casa (a que le aumentasen el sueldo)'.

Pero el interrogatorio se volvió menos agradable para el secretario de las infantas a raiz de que el juez empezase a hacerle preguntas relacionadas con los correos electrónicos aportados a la causa por el exsocio de Urdangarin, Diego Torres, dónde se pone de manifiesto que el secretario de las infantas era consultado en diferentes actividades de Nóos, que habría hecho gestiones para el Instituto, que su papel no era tan honorífico como él defiende, e incluso por su firma en una Junta del instituto que él niega que sea suya, es decir, que sostiene que puede haberse falsificado.

La falta de detalles de García Revenga fue especialmente aguda cuando se le preguntó porqué cesó como tesorero de Nóos en marzo de 2006: 'A mí me contaron que cesábamos'. '¿Pero nada más?', le insiste el juez: 'Igual que me nombraron, pues... me pidió cesar y le dije que por mí bien'. El secretario de las infantas también aseguró que no sabe nada de las gestiones que realizó el conde de Fontao, por encargo del rey, para que Urdangarin abandonase Nóos al comenzar a destaparse en el Parlamento balear las acticvidades del Instituto.

Tras estas contestaciones, el fiscal Anticorrupción empezósu interrogatorio con un reproche al compareciente: 'Señor Revenga, mire, cuando se le pregunta sobre cosas totalmente inocuas, tiene una facilidad de palabra importante y da usted todo lujo de detalles, ya sé que es del Atletico de Madrid y su abogado es del Real Madrid, pero cuando se le pregunta sobre cosas espinosas se queda usted callado y sólo da respuestas evasivas, pero totalmente evasivas'.

Pero el fiscal tampoco logró mucho más. 'Es usted Asesor y Protector de las Infantas y respecto de lo que pasa con el señor Urdangarín, justo después de marzo del 2006, ha desaparecido de su cabeza, porque no sabe nada', le señala el fiscal, citando la fecha en que él salió de Nóos. 'Porque no me ha contado nada Don Iñaki', dijo el asesor de la Casa del Rey.

Para García Revenga, en contra de la versión de Torres, Nóos era un negocio que llevaban entre Urdangarin y su socio, del cual se mostró en su declaración 'asombrado' por las cuantías que cobraban por sus servicios.

Después de haber contestado a muchos de los correos electrónicos por Torres, y de haber constatado su veracidad, García Revenga, a preguntas de su abogado, Enrique Molina, declaró: 'Estoy muy sorprendido de que haya una violación, entiendo yo, de un secreto entre dos personas y que lo aporte otro. No tengo ni idea de dónde los ha conseguido, pero espero desde luego, con su ayuda, que tenga la respuesta merecida con una querella.