Público
Público

Hacienda destapa cómo la trama Gürtel ‘lavó’ 5 millones de euros cobrados a empresarios

El venezolano Eduardo Eraso sacaba el dinero a cuentas en Suiza, EE.UU. y Gran Bretaña. Los investigadores consideran que era el mayor ‘expatriador’ de los fondos de la red

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Hacienda ha descubierto el mecanismo por el que la trama ‘Gürtel’ blanqueó 5 millones de euros cobrados a empresarios y en concepto de comisiones en España. El personaje principal en la operación de ‘lavado’ era Eduardo Eraso, un ciudadano venezolano que trabajó para la organización de Francisco Correa y que sacó el dinero, a través de una tupida red de sociedades pantalla, con destino a cuentas de Suiza, Estados Unidos y Gran Bretaña.

En un informe entregado por la Agencia Tributaria este mes al juez Pablo Ruz, instructor del caso, se detalla pormenorizadamente la salida del dinero en grandes cantidades entre los años 2001 y 2005. El estudio de las operaciones de ‘expatriación’ de fondos ha revelado su coincidencia con los apuntes recogidos en la contabilidad ‘b’ de la trama Gürtel, incautada en su día al tesorero José Luis Izquierdo, que reflejaba las entradas de dinero de empresarios y los pagos que se hacían con el mismo.

El documento de Hacienda, de 55 páginas más anexos documentales, destaca que Eduardo Eraso y una de sus empresas, Latinver, radicada en el Paseo de la Castellana, de Madrid,  sacó un total de 5.060.055,59 euros procedentes de la red Gürtel a cuentas en Suiza y otros países, para su proceso de blanqueo.

El dinero evadido, por años, fue de 404.000 euros en 2001; 1,7 millones en 2002; 766.000 euros en 2003; 2,07 millones en 2004; y 90.000, en 2005.

Eraso está imputado en la causa por delitos de blanqueo de capitales y fraude fiscal. Pero la dimensión de su papel en la trama, “la persona más importante en la expatriación de fondos” de la red Gürtel, como le califica el informe de Hacienda, se ha conocido a partir de la penúltima comisión rogatoria enviada por Suiza, donde se recogían datos de una cuenta suya en el banco Credit Agricole a nombre de la empresa Xetal International Limited, creada en 2001 en las Islas Vírgenes Británicas.

La Agencia Tributaria subraya que el dinero sacado de España por Eraso dobla con mucho la cuantía que ‘expatrió’ otro de los encargados de esta tarea en la organización de Francisco Correa, Antonio Villaverde, de quien dice que usaba el método del ‘pitufeo’, es decir, ir sacando el capital en pequeñas cantidades. Eraso lo hacía a lo grande, en partidas que en ocasiones fueron de 300.000 euros.

Villaverde, con su trabajo de hormiguita, llegó a evadir 1,5 millones de euros más 300.000 dólares de la organización. Las investigaciones apuntan a que, en su caso, ocultó supuestamente dinero de Correa, del exalcalde de Majadahonda Guillermo Ortega, y del exdirigente del PP gallego Pablo Crespo.

Aunque diferían en el volumen de dinero sacado de España, ambos usaban el mismo procedimiento, que el informe de Hacienda llama “de compensación”, ya que compensaban operaciones de clientes que querían traer dinero de retorno a España con la de otros, como los de la trama Gürtel, que buscaban su salida.

El sistema no dejaba huella en España, ya que la transacción se realizaba sin que constase en ninguna cuenta bancaria española una transferencia recibida u ordenada. Posteriormente, cuando la trama quería que el dinero volviese a España, figuraba como una trasferencia recibida en un banco español pero sin posibilidad de enlazarla con la compensación realizada previamente.

El informe menciona que el dinero regresaba finalmente a España bajo la cobertura de ampliaciones de capital en sociedades inmobiliarias, aunque parte se quedó en Estados Unidos. En la parte del retorno del capital, el ‘ingeniero’ financiero era Luis de Miguel, que era quien gestionaba las sociedades cuyo capital se ampliaba, según el informe. Precisamente De Miguel fue condenado esta semana por la Audiencia Nacional en otro caso, en concreto por ayudar a un empresario donostiarra a blanquear 16 millones de euros.

Hacienda investiga si un hermano de Eraso, llamado Joaquin, y relacionado también con Latinver, participó en las operaciones. Por su tarea, Eduardo cobraba un 1% de comisión si eran transferencias a Europa, y entre 1,75 y 2 si lo eran a Estados Unidos.

El informe destaca que del análisis de las entregas hechas por Eraso se demuestra “un enlace preciso y directo” entre áquellas y las transferencias recibidas por la trama Gürtel en sus cuentas en Suiza, Estados Unidos y Gran Bretaña, lo que revela las exactitud de la contabilidad ‘b’ incautada a la red.

En casi todos los casos, las cantidades que la trama Gürtel transfiere a Eraso se corresponden con comisiones o entregas recibidas de empresas relacionadas con las red, y no derivan de beneficios fiscales no declarados por las sociedades mercantiles o patrimoniales de la organización. El informe menciona algún pago concreto a Gürtel del constructor Alfonso García Pozuelo.

El informe subraya la opacidad de los servicios prestados por Eraso (ciudadano venezolano nacido en Lisboa en 1948), y la empresa Latinver, que no se declaran fiscalmente y que se ejercen bajo las cobertura de una sociedad dedicada a los seguros y el ramo inmobiliario. El principal prestador del servicio (Eraso) era no residente en España, y el destinatario principal (Correa) tampoco, lo que, según Hacienda, sólo pudo hacerse gracias a la compleja trama societaria y la diversificación territorial de la organización.

Como colofón de su informe, Hacienda solicita al juez que requiera a Suiza los datos de la cuenta que Eraso tenía en el banco Credit Agricole de forma personal, y cuyos fondos terminó transfiriendo a la de Xetal International Limited. También pide información de dos cuentas de Latinver y Xetal en el Rothschild Bank,  otra de Xetal en el SG Hambros Bank, de Gibraltar, y que se investiguen las cuentas desde las que se entregaron a la trama de Correa 851.000 euros. Por último, reclama que se pida al BBVA los detalles de las cuentas de Eraso, y a Telefónica el listado de llamadas entre 2001 y 2005 que se hicieron desde números de teléfono de Latinver.

Por otra parte, en un auto, el juez Ruz ha pedido a Suiza que ratifique si tiene bloqueadas cinco cuentas de Luis Bárcenas, Francisco Correa, Iván Yáñez, y Pablo Crespo, que podrían tener activos por un total de 28,1 millones de euros, ya que por declaraciones de varios imputados se deduce que han sido efectivamente intervenidas por el país helvético. El juez quiere saber el saldo que tienen actualmente y si están bloqueadas.

A fecha de mayo de 2009, los datos del juez es que la cuenta de la que era beneficiario Correa tenía 17,1 millones de euros, y la de Crespo, 1,3 millones, ambas en el Credit Suisse. La de Bárcenas, a nombre de la sociedad uruguaya Tesedul, tenía a fecha 31 de diciembre de 2012, 8,3 millones, mientras que dos de Iván Yáñez, testaferro del extesorero del PP, tendrían 1,3 millones a finales de 2010. Este último declaró recientemente al juez que sus cuentas estaban bloqueadas.