Público
Público

Las increíbles excusas de Feijóo por su relación con 'Marcial de la Isla'

Dorado, en cuyo barco se solazaba en el 95, era el contrabandista más famoso de Arousa desde los 80, fue detenido en 1990 en la 'operación Nécora' y sobornó entre 1997 y 1998 a guardias civiles para que hicieran la v

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Alberto Núñez Feijóo debía ser el único gallego que no sabía en 1995 a qué podía dedicarse Marcial Dorado Baúlde. El presidente gallego alega que mantuvo una relación con él en los años 90, que se subió en su barco para disfrutar del ocio en 1995, y que posteriormente cortó el contacto al enterarse por un medio de comunicación de que tenía 'problemas con la justicia'.

Pero lo cierto es que Dorado arrastraba esos 'problemas' desde mucho antes de 1995, lo que había sido recogido profusamente tanto en la prensa gallega como nacional. Desde los ochenta, era señalado por sus actividades de contrabando de tabaco en el entorno de la isla de Arousa, su localidad natal, y era apodado 'Marcial de la Isla'.

Fue investigado durante años en un macrosumario de la Audiencia Nacional por contrabando de tabaco que arrancó en 1984 --finalmente infructuoso-- y había sido detenido por orden del juez Baltasar Garzón en 1990 en el célebre caso Nécora, la primera gran macrooperación contra el narcotráfico gallego.

Entonces consiguió salir también exculpado, pero toda la prensa de la época informó de su detención en su casa a cargo de 50 policías, y detalló en sus páginas la fama que ya ostentaba de contrabandista principal de tabaco en la comarca. Como tantos otros de los personajes dedicados a esa actividad --primero legalmente y luego de forma ilegal--, se pasó después al tráfico de cocaína. Varios de ellos fueron arrestados con él en la operación Nécora, como Laureano Oubiña.

La primera condena a Marcial Dorado le llegó en 2005, pero los hechos de la sentencia se referían a 1997 y 1998, años muy próximos a su relación con Núñez Feijóo, aunque éste no se enterase de sus trapicheos.

De acuerdo a esa sentencia --ratificada en forma de condena de dos años y cinco meses de prisión por el Tribunal Supremo--, Marcial Dorado entregó un total de 3,1 millones de pesetas (unos 19.000 euros) a dos guardias civiles para que le ayudasen a introducir tabaco de contrabando en España salvando el control de Vigilancia Aduanera. Fue condenado por delito de cohecho --soborno--.

Pero no fue hasta 2005 cuando la Audiencia Nacional abrió una investigación a Marcial Dorado por narcotráfico que permitió su más alta condena firme hasta la fecha --10 años de cárcel-- por narcotráfico. El antiguo contrabandista participó desde 2002 en el envío por barco desde Colombia a España de 2 toneladas de cocaína. También fue condenado a pagar una multa de 139 millones de euros, según la sentencia definitiva dictada por el Supremo en 2011.

Desde 2009 está siendo objeto de otra investigación patrimonial por parte de la Audiencia Nacional, por presunto blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico a través de cuentas en Suiza y paraísos fiscales como Bahamas, que manejaba presuntamente con testaferros.

En total, dentro de esa causa, tiene bloqueados bienes por unos 12 millones de euros, lo que incluye gasolineras, su casa en la Isla de Arousa, bateas de mejillón, 12 plazas de garaje, 16 locales comerciales y 170 fincas rústicas. Asimismo, la Agencia Tributaria tiene bloqueadas en cuentas de 'Marcial de la Isla' 4,1 millones de euros, de los cuales 1,8 millones estaban en Suiza, 1,5 en las Bahamas, 514.220 euros en España y 300.000 en Portugal.