Publicado: 07.01.2014 07:00 |Actualizado: 07.01.2014 07:00

El juez Castro imputa a la infanta Cristina por presunto delito fiscal y de blanqueo

El magistrado la cita a declarar el 8 de marzo, dando tiempo, según señala, a que la Audiencia de Mallorca confirme o revoque antes la inculpación. En un auto de 227 folios, expone los indicios que ha encontrado en la hija menor de

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El juez José Castro ha imputado a la infanta Cristina por presunto delito fiscal y de blanqueo de dinero negro y la ha citado a declarar el próximo 8 de marzo a las 1o de la mañana, según un auto dictado este mismo martes. El titular del Juzgado número 3 de Palma ha comunicado hoy la imputación de la hija menor del rey en un auto de 227 páginas que ha notificado a las partes personadas en el proceso sobre las presuntas actividades corruptas del Instituto Nóos, que presidió el marido de doña Cristina, Iñaki Urdangarin.

El auto es recurrible en reforma ante el propio juez en el plazo de tres días o directamente en apelación ante la Audiencia de Mallorca en cinco días. En la resolución, el instructor destaca que ha fijado la fecha del 8 de marzo para dar tiempo a que la Audiencia se pronuncie antes confirmando o revocando su imputación, en caso de que, como es previsible, se produzcan recursos --al menos de la defensa de Cristina de Borbón, y muy probablemente de la Fiscalía, entre otras partes--.

Ésta será la segunda ocasión en la que Castro impute a la duquesa de Palma tras haberlo hecho el 3 de abril del año pasado. Entonces, la citación quedó en suspenso después de que la Fiscalía Anticorrupción se opusiera en un recurso y la Audiencia de Palma la dejara sin efecto en un auto dictado en mayo. En ese mismo auto, la Audiencia Provincial apuntó nuevas líneas de investigación para averiguar si la infanta Cristina pudo incurrir en posibles delitos fiscales y de blanqueo desde la empresa Aizoon, de la que es propietaria al 50 % junto a su marido.

Castro imputó por primera vez a doña Cristina al apreciar hasta catorce indicios de que pudo consentir que su parentesco con el rey fuera usado por su marido, Iñaki Urdangarin, y el exsocio de éste, Diego Torres, en las presuntas actividades ilegales del instituto Nóos, entidad que es investigada por el desvío de fondos públicos por más de 6 millones de euros.

El juez señaló "un supuesto de cooperación necesaria" o "complicidad" por parte de la infanta en los delitos que se atribuyen a Urdangarin y Torres, que son falsedad documental, prevaricación administrativa, malversación de fondos públicos, fraude a la Administración, tráfico de influencias y delitos contra la Hacienda Pública. La Audiencia de Palma rechazó la imputación pero consideró inconclusas las indagaciones sobre un presunto delito fiscal o de blanqueo de dinero por parte de la infanta. El tribunal expresó recelos sobre un informe de la Agencia Tributaria que llevó a imputar delitos fiscales a Urdangarin y Torres. "No se puede descartar en este momento la comisión del delito contra la Hacienda pública y, tal vez, posiblemente, de un delito de blanqueo de capitales, y que en tales ilícitos hubiera podido participar la infanta", decía el auto del pasado mayo.

El tribunal de la Sección Segunda se refirió a Aizoon como "una pantalla que se constituyó con una finalidad defraudatoria" y cuestionó que los ingresos de esa sociedad, dedicada originalmente a la gestión inmobiliaria, pudieran haberse destinado "al pago de gastos particulares" por parte de los duques de Palma, conociendo su origen ilícito desde marzo de 2006.

"La infanta debería saber o conocer, y por eso abandona el instituto Nóos, que para entonces Aizoon era una sociedad pantalla y que su marido la utilizaba para defraudar a Hacienda tanto en el impuesto de sociedades (...) como de la personas físicas y que se ha enriquecido por contratos ilegales y dinero público por facturas giradas por Aizoon al Instituto Nóos", dijo la Audiencia. "Esas disposiciones de dinero sucio quizás podrían constituir un delito de blanqueo de capitales", decía el auto.

A partir de este pronunciamiento, Castro inició una prolija sobre la participación de la hija menor del rey en la actividad de Aizoon.

Sólo el sindicato Manos Limpias, que ejerce la acusación popular, se ha declarado favorable a que Castro llame a declarar a la infanta, mientras que la Fiscalía Anticorrupción, la Abogacía del Estado y las representaciones procesales de Iñaki Urdangarin, Diego Torres y la propia Cristina se han manifestado contrarias a la imputación. La decisión se dará a conocer desde hoy en adelante a través de un auto del juez instructor que, con toda probabilidad, será recurrido ante la Audiencia de Palma sea cual sea la resolución que adopte.

Sólo Manos Limpias es favorable a que Castro llame a declarar a la infanta

Siete meses de indagaciones después de la primera citación como imputada, y tras distintos informes de la Agencia Tributaria que no reflejan hechos presuntamente delictivos y varios análisis policiales sobre los gastos privados del matrimonio Urdangarin-Borbón con fondos de Aizoon, corresponde al juez adoptar una determinación.

La Fiscalía Anticorrupción ha subrayado en un detallado escrito previo cuyos argumentos volvió a reiterar después de que Castro le solicitara su opinión, que contra la hija del Rey solo hay "conjeturas o sospechas". El fiscal encargado del caso, Pedro Horrach, indicó en su último escrito al juez instructor que de la investigación llevada a cabo sobre la infanta, no se han obtenido "indicios incriminatorios de los que pudiera derivarse la imputación". Además, Horrach reprochó a Castro que hubiese ordenado diligencias "irrelevantes desde el punto de vista penal", cuya práctica sólo ha servido para ocasionar "una dilación no conveniente del procedimiento".