Público
Público

Madrid 2016 donó 120.000 euros a Urdangarin por servicios sin documentar

Varios exresponsables de la candidatura olímpica en la que se empeñó Gallardón justifican los pagos en que el duque hizo tareas de 'lobby', en ocasiones en actos con asistencia de los príncipes de Asturias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Fundación Deporte, Cultura e Integración Social, montada por Iñaki Urdangarin y Diego Torres, recibió 18 donaciones por importe total de 120.000 euros de la Fundación Madrid 16, creada por el Ayuntamiento madrileño en la etapa de alcalde de Alberto Ruiz-Gallardón para promocionar la candidatura olímpica de la capital de España para el año 2016.

Según una pieza separada del caso Nóos, de la cual el juez José Castro levantó este lunes el secreto de sumario, la Fundación de Urdangarin y Torres recibió 16 donaciones por importe de 6.000 euros, y otras dos de 12.000 euros. entre octubre de 2007 y noviembre de 2009, sin que exista rastro documental alguno de los servicios prestados que pudieran justificar dicho desembolso. Uno de los imputados destacó al juez que los pagos fueron conocidos por la Intervención del Ayuntamiento de Madrid.

En las declaraciones prestadas por imputados y testigos del caso ante el juez Castro la pasada semana en Madrid, que figuran en las diligencias a las que ha tenido acceso Público, varios de ellos trataron de hacer inteligibles los desembolsos en el hecho de que la Fundación de Urdangarin realizó tareas de 'lobby' en favor de la candidatura olímpica de Madrid --que perdió la batalla frente a Río de Janeiro, que resultó elegida como sede de los Juegos de 2016 en octubre de 2009--.

En ese sentido, la que fue directora de Relaciones Internacionales de la candidatura Madrid 16, la alemana Tania Suzette Paessler, compareció ante el juez como testigo y destacó que el objetivo era obtener el voto favorable de la mayoría de los 115 miembros --entonces-- del Comité Olímpico Internacional, para lo que, paralelamente a las presentaciones oficiales de la candidatura, se desarrollaba una labor de 'lobby', procurando relaciones personales con los representantes del COI.

En esa faceta encajaba la Fundación de Urdangarin, según declaró  Paessler, quien indicó que el duque de Palma 'tenía valor' a ese respecto 'en su doble condición de miembro de la Casa Real y de deportista olímpico'.

La misma testigo indicó que saludó a Urdangarin en una ocasión en los Juegos Olímpicos de Pekín de 2008, donde según ella, 'se realizaron unas acciones de lobby con la asistencia de los Príncipes de Asturias y también del sr. Urdangarin'.

Sin embargo, el actual concejal de Artes del Ayuntamiento de Madrid, Fernando Villalonga, envió una carta el pasado 29 de enero al fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, adjuntando los recibos de las 18 donaciones por el total de 120.000 euros realizadas por la Fundación Madrid 16 a la Fundación de Urdangarin.

El edil reconoce que, entre la documentación en poder del Ayuntamiento, no ha podido 'hasta ahora justificar a qué servicios corresponde el cobro de las citadas cantidades'. El 7 de octubre de 2007 se firmó un convenio marco de colaboración entre ambas fundaciones, pero que no fijaba contraprestación económica alguna entre las partes, y que no se desarrolló en otros documentos.

Al fiscal Anticorrupción de Baleares Pedro Horrach, encargado del caso, de momento no le cuadra el contenido de una memoria que realizó la que fue consejera delegada de la sociedad Madrid 2016 Mercedes Coghen, en diciembre de 2011, donde señalaba que, en virtud del acuerdo con la Fundación de Urdangarin, ésta participó en iniciativas como el 'asentamiento' del lema de la candidatura ('Los juegos de las personas'), u organizó unas jornadas en el club de campo de Madrid llamadas 'Concepto, Visión y Misión' de los Juegos, con asistencia como ponente de Diego Torres.

En el mismo documento, Coghen destacaba que la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social tenía capacidad para captar apoyos y promocionar la candidatura entre los más diversos circulos sociales y empresariales a nivel nacional e internacional.

Para el fiscal Horrach, el contenido de la memoria 'parece un intento burdo de justificar a posteriori las entregas de dinero que, en su momento, se realizaron desde la Fundación Madrid 16 a la FDCIS'.

Además, tanto el fiscal como el juez ponen de manifiesto que la citada memoria se elaboró el 2 de diciembre de 2011, dos años después de que caducara el convenio de colaboración entre ambas fundaciones, y sólo 25 días más tarde de los registros policiales de la denominada Operación Babel, donde se obtuvieron los documentos de la trama del 'caso Nóos' y Urdangarin.

En la causa, que investiga un posible delito de malversación de caudales públicos, declararon la semana en calidad de imputados la citada Mercedes Coghen, Miguel de la Villa Polo, que firmó el acuerdo con la Fundación de Urdangarin en nombre de Madrid 16; y Gerardo Corral Cuadrado, que se encargó del seguimiento del convenio por parte de la sociedad participada por el Ayuntamiento, de la que era director financiero.

Mercedes Coghen explicó al juez que en abril de 2007 recibió una llamada de Urdangarin diciéndole que tenía una fundación que podía colaborar activamente con Madrid 16. Ella ya le conocía --ya que es miembro desde hace 17 años del Comité Olímpico español, después de ganar el oro como jugadora con la selección de hockey hierba en las olimpiadas de Barcelona 92--. Concertaron una reunión, en la que por parte de FCDIS fueron Urdangarin y Torres, quienes 'solicitaban una remuneración económica' por poner en marcha sus contactos y colaborar en 'la búsqueda del mensaje estratégico de la ciudad de Madrid'.

Coghen añadió ante el juez que el trabajo de lobby desarrollado por Urdangarin, que es una tarea 'muy intangible y de difícil medición', se lo comentaba personal y verbalmente a ella el duque de Palma. Y que le consta que hizo gestiones en ese terreno. La compareciente sabía que la propia Fundación Madrid 16 formaba parte del Consejo de Mecenazgo de la FDCIS de Urdangarin, aunque aseguró desconocer que era ella misma personalmente la que lo integraba, diciendo al juez y al fiscal que se enteraba por ellos.

En cuanto a la memoria sobre el convenio de las dos fundaciones que escribió en diciembre de 2011, señaló que lo hizo a petición de Manuel Cobo, entonces vicealcalde de Madrid, mano derecha del alcalde Ruiz-Gallardón y presidente de la sociedad Madrid 16. Cobo se lo pidió tras saltar a la prensa noticias de la Fundación Deporte, de Urdangarin y Torres.

Gerardo Corral declaró al instructor y al fiscal que la Fundación de Urdangarin quería cobrar entre 10.000 y 15.000 euros mensuales, pero que acordaron pagarle 6.000 por entender que era el dinero que se ajustaba entonces al mercado. Algo corroborado también por Coghen.

Por su parte, Miguel de la Villa, firmante del convenio, declaró al juez que los pagos a FCDIS fueron aprobados por el Patronato de la Fundación 'sin ningún problema' y que también fueron conocidos por la intervención del Ayuntamiento de Madrid.

La testigo Tania Paessler, directora de relaciones internacionales de la candidatura Madrid 2016, aportó al juez un documento donde se recogía que los miembros del consejo asesor de la Fundación de Urdangarin 'conocen en persona a 31 miembros del Comité Olímpico Internacional, a los cuales se podría acceder con cierta facilidad'. Entre ellos citada a príncipes y grandes duques de Europa, como Alberto de Mónaco o la princesa real Ana de Inglaterra, o a jeques y príncipes de Oriente Medio, como Kuwait o Arabia Saudí.

En las diligencias realizadas también se recogen una serie de facturas, por importe total de 9.260 euros, cobradas en el año 2008 por el grupo Arturo --del vicepresidente de la CEOE-- por comidas y otros servicios de restauración prestados a Madrid 16 en el club de campo --donde sirve el citado grupo de restauración--. En el citado club es donde se celebraron, según varios testimonios, unas jornadas organizadas por FDCIS relacionadas con la candidatura de Madrid