Público
Público

Papeles Bárcenas Fracasan todos los intentos del PP por evitar el banquillo

La formación política estrena el tipo penal de la responsabilidad de los partidos políticos. Se sentará en el banquillo por destruir pruebas de su contabilidad paralela que estaban en los ordenadores de Luis Bárcenas, su extesorero.

Publicidad
Media: 5
Votos: 3

La actual tesorera del PP, Carmen Navarro, es una de las procesadas / EFE

El Partido Popular se sentará en el banquillo como responsable de la destrucción de pruebas de su contabilidad paralela que llevaba su extesorero Luis Bárcenas. Todos los intentos por evitar su procesamiento han fracasado. Y este caso marcará un hito histórico: será la primera vez que un partido se siente en el banquillo como supuesto autor criminal como persona jurídica. En este caso, de los delitos de daños informáticos y el de encubrimiento por el supuesto borrado y destrucción física de los discos duros de los ordenadores que tenía su extesorero Luis Bárcenas en la sede nacional del partido.

Han fracasado los intentos de recusar a la juez que instruye la destrucción de los discos duros, Rosa Freire, a pesar de que el PP la llegó a tildar en su recurso de ser un "eficaz instrumento en manos del PSOE", a lo que ella respondió que desconocía si esto significaba que era "extraordinariamente inteligente o un instrumento en manos de mentes privilegiadas, seguramente masculinas".

Tampoco han prosperado las alegaciones de la Fiscalía, contraria a la apertura de juicio oral y que ha hecho especial énfasis en que Bárcenas carecería de credibilidad por los numerosos contenciosos judiciales que mantenía con el PP. Ni ha funcionado la maniobra de última hora del propio Bárcenas de retirarse de la causa, en busca de un trato más favorable en la trama de corrupción del caso Gürtel por la que se sienta en el banquillo.

La Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Madrid ha confirmado el procesamiento del PP; de su actual tesorera, Carmen Navarro; del jefe de su asesoría jurídica, Alberto Durán, y del jefe de informática, José Manuel Moreno, al rechazar los recursos interpuestos por todos ellos contra la decisión de Freire del 26 de julio de 2016 de dictar el auto de transformación del caso en procedimiento abreviado, que es previo a la apertura de juicio oral.

Es el primer caso de un partido que se sienta en el banquillo como responsables de un delito penal

La Audiencia ha dictado un auto conocido este jueves -aunque fechado el 3 de noviembre- donde ordena terminar la fase de instrucción, ya que se han dedicado los seis meses de límite de instrucción que requiere la Ley de Enjuiciamiento Criminal, tras la ultima reforma del PP. El juzgado de instrucción 32 tendrá ahora que dictar la apertura de juicio oral.

Los ordenadores de Bárcenas -sin sus discos duros- fueron entregados al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz cuando investigaba la trama Gürtel y los papeles de Bárcenas. El juez exigió que se los trajeran físicamente, a la vista de que el PP argumentaba a bombo y platillo que los ponía a su disposición... pero sin entregarlos.

Es el primer caso de un partido político que se sienta en el banquillo de los acusados como responsable de un delito penal. Y eso que fue esta formación la que introdujo en 2012 la responsabilidad penal de los partidos y de los sindicatos en la etapa de Alberto Ruiz-Gallardón como ministro de Justicia.

La tesorera, el jefe jurídico y el informático, al banquillo

La Audiencia de Madrid entiende que, indiciariamente, los datos que existían en los equipos y que fueron borrados eran de Bárcenas, quien usaba los ordenadores en una sala cedida por el partido para su uso exclusivo "y que mantuvo hasta que el PP decidió que no podía seguir utilizando".

Frente al argumento del jefe de informática que aseguró que los portátiles estaban vacíos, la Audiencia sostiene que se refiere a que "estaban vacíos de datos personales, distintos a los del sistema, porque es sabido que cualquier disco duro debe contener datos para hacer funcionar el equipo que, según se deduce de la declaración del testigo, arrancó sin contraseña".

"Lo cierto es que el señor Moreno borró voluntariamente los datos contenidos en los equipos, según ha reconocido, y que lo hizo a orden del señor Durán, según este también refiere. Se considera indiciariamente que la señora Navarro ordenó o permitió esta acción" explica la Audiencia de Madrid.

De la tesorera del PP la Audiencia explica que era la responsable de "gestionar lo que se hacía con estos equipos"

De Durán, jefe jurídico del PP, el auto sostiene que "conocía, con más o menos detalle", la investigación sobre los papeles de Bárcenas que realizaba en ese tiempo la Audiencia Nacional y "las posibles implicaciones" que "del contenido de los equipos pudiera derivarse".

Durán, jefe de los servicios jurídicos del PP desde el año 2010, también conocía que Bárcenas reclamaba sus ordenadores. El requerimiento formal del magistrado Pablo Ruz para que el PP entregara estos ordenadores se produjo el 15 de julio de 2013, cuando el borrado de datos y la destrucción tuvieron lugar el 2 de julio.

De la tesorera del PP, Carmen Navarro, la Audiencia explica que era la responsable de "gestionar lo que se hacía con estos equipos". Tanto es así que pidió a Durán que le informara cuando llegó el requerimiento de la Audiencia Nacional para su entrega, y que ella "se preocupó de pedir información al señor Durán cuando el señor Bárcenas reclamó los equipos".

Frente a la versión de jefe de informática, el auto recurrido aporta la del propio Bárcenas. Ambas son contradictorias y la credibilidad del extesorero es cuestionada por la Fiscalía por sus litigios con el PP. Este extremo deberá aclararse también en el juicio.

Impedir que la contabilidad B llegara a la Audiencia Nacional

La Audiencia de Madrid explica también que la resolución de la magistrada Freire también sostiene que los investigados borraron los ordenadores "con el fin de eliminar los archivos que contuviesen", así como para "impedir que datos importantes relativos a la contabilidad paralela y otros extremos que el ex tesorero pudieren acceder a la investigación del JCI nº 5".

En concreto, Bárcenas menciona la siguiente información, que aportó en un lápiz de memoria al juez Pablo Ruz, responsable entonces del Juzgado Central de Instrucción 5 (JCI nº5):

"Pantallazo del correo electrónico con Luis Molero, jefe de caja del partido, sobre revocación de sus poderes, por decisión suya. Correos con su secretaria Estrella Domínguez para que le escaneara documentos, con el Banco Popular. Documentos sobre Libertad Digital, con Álvaro La Puerta (entonces tesorero del PP), que autorizaba la disposición de fondos de la contabilidad B del partido. Con listado de donantes, ante los que hizo gestiones Álvaro la Puerta, para que suscribiera acciones en la ampliación de capital. Agenda de personas con las que se habían reunido, con detalles de las reuniones y donantes, reuniones en las que participaba. Recibos de pagos con la contabilidad B, de compras varias, de pagos a personas relacionadas con el partido, no de personas relevantes. Recibos firmados por el receptor con indicación de su importe. Recibos escaneados. Hoja Excel detalles de presupuestos de campañas electorales y de contribuciones para cubrir el préstamo. En cuanto a detalles que al declarante le interesa, sobre compraventa de cuadros y fotos de los mismos. Detalles de sus cuentas bancarias en Suiza. Detalle de operaciones comerciales en las que ha intervenido. Documentos con visados de Álvaro La Puerta".