Publicado: 06.03.2013 21:43 |Actualizado: 06.03.2013 21:43

La Policía cree relevante que el abogado de 'Alfon' sea de izquierdas

La Abogacía en pleno exige al ministro del Interior que depure responsabilidades por el "atentado al derecho de defensa" que supone incluir en atestados policiales el perfil ideológico y político del letrado

Publicidad
Media: 1
Votos: 2
Comentarios:

La Policía consignó en dos atestados distintos, dirigidos a sendos jueces de Instrucción de Madrid, el perfil político e ideológico del abogado Erlantz Ibarrondo, de izquierdas y próximo a los movimientos sociales, al considerar esos datos relevantes para catalogar ante los respectivos magistrados a las personas a las que él mismo defendía en esas causas. 

La actuación policial ha tenido una reacción unánime sin precedentes en la Abogacía, cuyo presidente nacional, Carlos Carnicer, ha dirigido una carta al ministro del Interior para que abra una investigación interna en la Policía y depure responsabilidades por lo que califica como "atentado al derecho de defensa".

Erlantz Ibarrondo es abogado defensor, entre otras muchas personas, de 'Alfon' Fernández, el joven madrileño que estuvo encarcelado casi dos meses tras su detención durante la jornada de huelga del 14-N, y que quedó libre el pasado 9 de enero. Asimismo, ha representado en los últimos años a personas detenidas durante las manifestaciones relacionadas con el 15-M, y a integrantes de otros movimientos sociales.

"Soy de Vallecas y cercano a los movimientos sociales", no oculta el letrado, que califica, no obstante, de "escandaloso" que la Policía otorgue a su militancia política o ideológica relevancia para demostrar determinadas vinculaciones de las personas a las que él defiende.

En concreto, el abogado ha detectado esos calificativos sobre su persona en dos atestados de la Brigada Provincial de Información de Madrid, dirigidos a dos jueces de Instrucción de Madrid en dos causas distintas. En una de ellas, se hacía referencia a su militancia política en determinada candidatura de izquierdas, y en la otra, se recordaba que había sido el abogado de personas de ideología de izquierdas acusados de delitos como desórdenes públicos o agresiones.

En ambos casos, según explicó Ibarrondo a Público, la intencionalidad era reforzar posibles pruebas contra sus defendidos derivada de la condición ideológica o política del abogado.

Textualmente, uno de los informes de la Policía señalaba que el abogado "es conocido por haber defendido a varios imputados de grupos antisistemas de extrema izquierda por disturbios, desórdenes públicos y agresiones". 

Además, el atestado destacaba que Ibarrondo "también ha iniciado una trayectoria política en varios partidos como Madrid es Castilla y en Iniciativa Internacionalista, la lista abertzale de Alfonso Sastre en las elecciones europeas de 2009, que no condenó la violencia terrorista y que el Supremo ilegalizó por ser la sucesión de ETA-Batasuna (más tarde el Constitucional permitió que se presentaran a las elecciones). Ibarrondo ocupaba el puesto 49 de esta candidatura".

Erlantz Ibarrondo puso en conocimiento de la Asociación Libre de Abogados, a la que pertenece, lo ocurrido, y ha sido esta organización la que ha pedido amparo frente a estas actuaciones policiales tanto al Colegio de Abogados de Madrid como al Consejo General de la Abogacía Española.

La reacción de ambas instituciones ha sido tajante. El presidente de los abogados españoles, Carlos Carnicer, ha remitido una carta al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, para que revise la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en aquellos atestados policiales en los que se hace referencia al perfil político del abogado, "y se supriman aquellas actuaciones que atenten contra el trabajo e independencia de los letrados".

Según un comunicado del Consejo de la Abogacía, Carnicer "ha exigido al ministro información detallada sobre estos hechos y que se inicie una investigación sobre la denuncia de ALA a los efectos de depurar responsabilidades".

La Abogacía considera que "estas prácticas policiales suponen un atentado a principios básicos de un Estado de Derecho como son el derecho de defensa, el derecho a la presunción de inocencia, a la libertad e independencia tanto del abogado en ejercicio como del detenido para escoger al letrado de su confianza".

El Colegio de Abogados de Madrid ha reaccionado de forma similar a nivel regional. Su Junta de Gobierno, en reunión urgente celebrada el pasado 4 de marzo, ha aprobado pedir a la delegada de Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, que aclare si la Policía tiene listados de abogados clasificados según los clientes a los que defienden.

 

La institución entiende que se ha producido una vulneración del derecho de defensa y un grave atentado al respeto y consideración debidos a la profesión, por lo que ha traslado una protesta a Cifuentes, al tiempo que le pide el inicio de una investigación sobre los hechos denunciados y "la depuración de las responsabilidades disciplinarias de los funcionarios policiales actuantes".

Además, ha requerido a la delegada información "sobre la posible existencia de listados de letrados en los que pudieran ser clasificados en atención a los clientes cuya defensa asumen o hayan asumido, y la remisión a todas las Comisarías de Madrid de instrucciones para que en ninguna de las actuaciones en que intervenga un abogado" ocurra esto.

De este modo, exigen que "no se viertan manifestaciones tendentes a identificarle con sus clientes y a calificarle por las causas en las que actúe, y menos aún dejando constancia escrita en diligencias policiales que forman parte del atestado".

La Comisión Ejecutiva del Colegio madrileño de Abogados ha dado traslado de su acuerdo también al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz; a la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, y al titular del Juzgado de Instrucción destinatario del atestado del que formaban parte las diligencias policiales reseñadas.

Erlantz Ibarrondo se ha mostrado "muy agradecido" por esta reacción contundente de los abogados, tanto a nivel institucional como por los mensajes personales que ha recibido de compañeros, que le ha sorprendido y que no duda en calificar de "impresionante".

Agregó que profesionalmente no ayuda a nadie que le cataloguen, pero que igual que le ha tocado a él podía haberle ocurrido a otros letrados, por lo que era positivo denunciar los hechos para que no se repitan. Destaca que es cierto que es afín a movimientos sociales de izquierda, pero del mismo modo ha actuado en multitud de causas que no tienen nada que ver con esa realidad, como puede ser el 'caso Spanair' o la actual investigación sobre lo sucedido en el 'Madrid Arena'.