Público
Público

Trillo aparece en la guerra policial de Cospedal y Sáenz de Santamaría y coloca un hombre suyo en la cúpula

Félix Álvarez Saavedra, el comisario de Policía que ha acompañado al exministro de Defensa durante su etapa en Reino Unido, ocupará el cargo de secretario general de la Dirección Adjunta Operativa (DAO) a la espera de que se nombre a un número dos.   

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 6
Comentarios:

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido. - EFE

@patricialopezl

MADRID.– El Ministerio del Interior que dirige Juan Ignacio Zoido no termina de arrancar. Desde el nombramiento del nuevo ministro se ha renovado a la cúpula de la Guardia Civil, pero a la Policía "no hay quien se atreva a meterle mano", resumen varios mandos policiales, después de los desaguisados que se sucedieron durante el mandato de Jorge Fernández Díaz, que depositó más confianza y poder en el ex número dos del cuerpo, el comisario Eugenio Pino, que en el ex director general Ignacio Cosidó.

El actual director general, el extremeño Germán López Iglesias, aún no ha decidido quién ocupará el cargo de Director Adjunto Operativo (DAO) ni tampoco ha nombrado nuevo jefe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), uno de los grupos más dañados por las maniobras de la anterior cúpula policial y sus informes apócrifos, y cuyo jefe eventual acaba de quedar desacreditado por el intento de introducir una prueba de dudosa procedencia en el sumario Pujol. 
 
Sin embargo López Iglesias, que fue delegado de Gobierno en Extremadura, sí ha logrado colocar como secretario general de la Dirección Adjunta Operativa a uno de los suyos, el comisario Félix Álvarez Saavedra, que ocupó también el puesto de secretario general en la Jefatura Superior de Policía de Extremadura, y acaba de regresar de trabajar junto con el exministro Federico Trillo en la embajada española en el Reino Unido.

"El nombramiento en realidad ha sido gracias al exministro Trillo, que prepara su regreso a España y quiere presentarse ante Rajoy como el mediador en la guerra policial entre los hombres de la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, y los más afines a la línea de la vicepresidenta, Soraya Saénz de Santamaría", explican a Público fuentes de Interior.

En lucha por la DAO

El nombramiento de Álvarez Saavedra no ha sido muy bien acogido entre los sindicatos de Policía, que ya han tenido con él varios encontronazos; el más sonado en Extremadura, donde le denunciaron por hacer fotos a los policías que participaban en una manifestación ante la Jefatura Superior. 

La sorpresa también ha sido para los mandos policiales, que se preguntan "cómo puede nombrarse un secretario general de la DAO sin que haya un DAO. Es un error gravísimo y no parece lo mejor para solucionar los problemas que tenemos en estos momentos". 

Es más, según relatan fuentes de Interior, el primer intento de Trillo fue que Álvarez Saavedra ocupara el puesto de número dos de la Policía (DAO), ya que además de tener lazos con el propio director general también el ministro Zoido tenía buenas referencias suyas por su paso por Cádiz, donde estuvo destinado unos años. 

Pero "las presiones del hombre de Cospedal en la Policía por ser nombrado director adjunto están siendo muy fuertes", explican fuentes policiales. "Tanto, que por ahora se están poniendo parches sin atreverse a solucionar el problema de desgobierno que hay dentro del cuerpo". 

Olivera, el hombre de Cospedal

El comisario principal José Luis Olivera, actual director del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Oranizado (CITCO), persigue el puesto de DAO desde que en junio de este año lo dejara por jubilación el comisario Eugenio Pino. 

Sus apariciones públicas en los últimos meses están siendo notorias, al igual que sus visitas y llamadas a la secretaria de Estado de Interior. Hace unas semanas se le pudo ver junto con el excomisario José Manuel Villarejo Pérez en la presentación del fiscal general del Estado, José Manuel Maza Martín. Y también fue uno de los pocos comisarios principales que acudió al traspaso de carteras entre Fernández Díaz y Zoido. 

Sin embargo, y aunque tiene el total apoyo de la ministra de Defensa y secretaria general del Partido Popular e incluso ha hablado con Federico Trillo para que apoye su candidatura, Olivera es uno de los miembros destacados de la brigada política que actuaron contra políticos soberanistas catalanes y esa etapa quiere ser borrada por la vicepresidenta Saénz de Santamaría, que quiere potenciar la vía del diálogo. 

"No vamos a tener número dos hasta ya entrado 2017. Aunque es un puesto de libre designación tiene que salir a concurso y hay que respetar los plazos para que se presenten los candidatos", explican fuentes policiales. 

Por ahora seguirá ocupando el puesto de número dos de la Policía Antonio Rodríguez, a quien Zoido llamó en una de sus ruedas de prensa como DAO "accidental", y que, según los sindicatos, "tiene muchas posibilidades de quedarse como director adjunto operativo al tener un perfil muy poco político"