Publicado: 12.10.2014 21:09 |Actualizado: 12.10.2014 21:09

Trinidad Jiménez: "Si fuera Ana Mato, me estaría planteando seriamente dimitir"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Dice que "alguien tiene que haber que no utilice las redes" y ella ha decidido ser la excepción. Pero, ante la alarma generada por el primer contagio no africano de ébola, la diputada socialista Trinidad Jiménez no duda en echar mano de la cuenta de su grupo, @gpscongreso, para atendernos a 140. Porque, a pesar de su dulzura malagueña, a la musa de José Luis Rodríguez Zapatero, ministra de Exteriores ¡y de Sanidad! durante sus gobiernos, estos días le hierve la sangre al acordarse del departamento que hoy gestiona con una más que cuestionada eficacia la ministra del momento: Ana Mato.

¿Preocupada?

Preocupada.

¿Cuánto... del uno al diez?

Diez.

Es decir: que los ciudadanos también debemos estar asustados con el contagio patrio de ébola...

Creo que es un asunto grave y serio que debe ser abordado con la máxima responsabilidad.

...como lo están haciendo las autoridades sanitarias ¿no?

La gestión de la crisis por parte del Gobierno y la Comunidad de Madrid deja mucho que desear.

Pero como exministra de Sanidad, sentirá cierta empatía por Ana Mato...

Reconozco que sí, porque me acuerdo el momento de mayor gravedad de la gripe A. Pero a continuación digo: ¡qué mal lo ha hecho!

¿Por qué?

1º: porque no hizo una valoración de los riesgos, al traer a los dos misioneros españoles contagiados sin tenerlo todo previsto.

2º: porque no puso en marcha todos los mecanismos e instrumentos para responder a la situación

Y 3º: porque no ha contado con los profesionales sanitarios.

Y desde la empatía, ¿dónde estaría ahora Trinidad Jiménez si fuera la ministra de Sanidad? ¿Habría dimitido ya?

Es difícil responder. Cuando uno asume una responsabilidad política no se puede ir en el momento de mayor gravedad. Pero su gestión merece un claro suspenso. Yo, en su situación, me estaría planteando seriamente dimitir.

Ella le dio a usted unos cuantos menos con la Gripe A; incluso pidió la dimisión de Chacón cuando aquel brote en un cuartel de Madrid...

Es verdad. Ellos se comportaron de una forma diferente. La persona que yo tenía enfrente en el PP, era Ana Pastor... Y aunque tuvimos algunas diferencias, traté de mantener con ella un diálogo fluido que nos permitió encontrar puntos de encuentro.

¿Les está haciendo caso ahora a ustedes el Gobierno? ¿Les está informando?

Hasta el jueves, cuando reunió a los portavoces parlamentarios, no. El primer contacto fue fruto de una alarma social y mediática muy fuerte.

¿No están siendo pues, en el PSOE, un poco blanditos en su labor de oposición?

El PSOE es un partido responsable que está haciendo propuestas. No se nos ocurre pedir la cabeza de nadie entre los que se encargan de gestionar la crisis, aunque lo hagan mal. Lo que nos importa es la salud pública de los ciudadanos y más adelante veremos las cuestiones políticas.

¿Ni siquiera la del consejero de Sanidad de la CAM? Califique a Javier Rodríguez.

Prefiero calificar su actitud que calificarlo a él: lamentable, deplorable.

¿Y Rajoy?


El viernes se acercó al Carlos III para decirnos que estuviéramos tranquilos, pero no dio una sola explicación....  Inoportuno y oportunista.

Hablo ahora con la exportavoz municipal del PSOE y miembro de la Asamblea de Caja Madrid. ¿Qué supo usted entonces de la visa negra?

Nada. Era un miembro más de los 900 que participábamos en la Asamblea. En calidad de concejal, me convocaban dos veces al año para una rendición de cuentas muy formal.

O sea: que no tuvo la suerte de Virgilio Zapatero con la tarjeta...

No! Nunca nadie nos ofreció nada, ni supimos nunca de su existencia. No, no!

¿Entiende su cabreo con el secretario general —como lo entiende Felipe González— o es Sánchez quien tiene razón con sus amenazas de expulsión?

El secretario general ha hecho bien, ante la alarma ciudadana generada, y comparto y apoyo que actué con la máxima contundencia.  En el plano personal, entiendo que los aludidos hayan expresado su malestar por ser prejuzgados antes de dar explicaciones.

¿Y lo de la exclusividad que les exige Sánchez?

También lo apoyo. Los diputados tenemos que dedicar todo nuestro esfuerzo a trabajar por los ciudadanos. Que es lo que hacemos!

¿Le afecta?

Soy profesora asociada en una universidad. Tengo una clase al mes. No creo que sea obstáculo para desempeñar mi tarea como diputada. Pero insisto... entiendo la decisión de Sánchez que trata de enviar un mensaje potente a los ciudadanos: que en el PSOE sólo nos preocupan ellos.

Confiese... ¿qué PSOE le gusta más: este o el de los anteriores secretarios generales?

Y el PSM del que fue su rival, Tomás Gómez... ¿le gusta?

Lo mismo. Nunca haría nada ni diría nada en contra de mi partido porque sé de los difíciles momentos que nos ha tocado vivir.  Sólo tengo una cosa en mente: trabajar para ganar las próximas elecciones.

Pero lo de que el adalid de las primarias abiertas, cuando Rubalcaba lideraba el partido, se las haya cargado en Madrid es...

Nuestro reglamento contemplaba las dos posibilidades: primarias dentro del partido o abiertas a la ciudadanía. Él escogió un modelo y tan legítimo es —como dijo— que decidan nuestros militantes como los ciudadanos. Y tiene razón.

A la flamante portavoz en la comisión de Exteriores... ¿qué le parece el envío de 300 militares a Irak?

Siempre hemos defendido que España tenía que jugar un papel dentro de la coalición contra el IS cuyo avance es la mayor amenaza que tiene el mundo.España debe participar donde sea más útil dentro de sus capacidades: inteligencia, capacitación, el uso de las bases... Pero es una discusión que tendremos que tener en el Parlamento. Nuestras condiciones serán las de siempre, como el amparo de la legalidad.

La chupa de cuero, por cierto ¿aún la utiliza?

Alguna vez, sí. Me trae muchos recuerdos

Gracias Trini

A ti!