Publicado: 22.04.2014 00:07 |Actualizado: 22.04.2014 00:07

El TSJM decide si suspende el juicio al juez Silva por el caso Blesa tras la renuncia de su abogado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) decidirá este martes, si suspende el juicio que se sigue contra el juez Elpidio José Silva por presunta prevaricación en la instrucción del caso Blesa, después de que su abogado haya renunciado a defenderle por pérdida de confianza.

El tribunal, presidido por Arturo Beltrán y los magistrados María Tardón y Eduardo Urbano, resolverá esta cuestión que fue expuesta por el letrado Cándido Conde-Pumpido Varela a última hora de la primera sesión del juicio, después de que hubieran sido rechazadas las numerosas cuestiones de nulidad que planteó para retrasar la vista hasta después de las elecciones europeas.

Los magistrados también resolverán si la compañía que asegura la responsabilidad civil de los jueces puede personarse en este caso. El tribunal ya aceptó incorporar como prueba el libro La justicia deshauciada que solicitó el fiscal Manuel Moix y el abogado de Blesa, Carlos Aguilar, para acreditar la "patente animadversión" de Silva hacia el exbanquero y las "injustificadas" que fueron sus resoluciones.

El abogado Cándido Conde-Pumpido Varela renunció a seguir ejerciendo la defensa del cabeza de lista por el Movimiento Red a las europeas y solicitó que se le diera un plazo de diez días para poder nombrar a otro letrado. Una maniobra que ha pedido ser desestimada por el fiscal, el abogado de Blesa y el letrado Nicolás González-Cuellar, en representación del ex presidente de la patronal Gerardo Díaz Ferrán. Todos ellos consideran esta "pirueta" como "un fraude de ley absolutamente inaceptable" para intentar retrasar la celebración del juicio.

La vista oral se produce en un momento en el que Silva ha anunciado que será candidato del Movimiento Red para los comicios al Parlamento Europeo que se celebrarán el próximo 25 de mayo. Denuncia que este juicio, al que califica de "patraña e ilegal", conculca su derecho a participar en las elecciones y le impide organizar su precampaña.

El calendario del juicio había señalado para el martes el interrogatorio de Silva y el miércoles la comparecencia de Miguel Blesa, de tres guardias civiles y dos empleados de la consultora KPMG. Los días siguientes han sido citados fiscales, funcionarios y jueces de Madrid, así como abogados de Manos Limpias.

El fiscal Manuel Moix pide para él una pena de 30 años de inhabilitación para trabajar en la Administración de Justicia por delitos de prevaricación, retardo malicioso en la Administración de Justicia y dos delitos contra la libertad individual de Blesa. El ex banquero solicita que sea apartado durante 40 años y Díaz Ferrán que sea condenado a 24 años de inhabilitación especial.