Publicado: 01.11.2015 12:38 |Actualizado: 01.11.2015 12:38

El TSJM ordena destruir las armas en depósito desde 1971 que ya no tienen trascendencia judicial

Igualmente se destruirán los efectos explosivos que se encuentran en depósito, pero que ya no están vinculados a decisiones judiciales pendientes.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
El TSJM ordena destruir las armas en depósito entre 1971 y 1990 que ya no tienen trascendencia judicial

El TSJM ordena destruir las armas en depósito entre 1971 y 1990 que ya no tienen trascendencia judicial

MADRID.- La Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha acordado destruir las armas y efectos explosivos que se encuentran en depósitos judiciales procedentes de intervenciones realizadas por la Comandancia de Madrid desde 1971 que ya no están vinculadas a decisiones judiciales pendientes.

El acuerdo del TSJM, al que se ha informado al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), pasa por pedir a la Jefatura de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid una relación de armas intervenidas en cada órgano judicial, tras contarse ya con un listado remitido por la Benemérita sobre las armas intervenidas entre 1971 y 1990

Una vez se cuente con esa información, el TSJ se dirigirá a los jueces decanos y al presidente de la Audiencia Provincial de Madrid para que, a través de ellos, los diferentes jueces de instrucción, de menores y las secciones penales de la Audiencia "se pronuncien sobre la conservación o destrucción de las armas incluidas en esas relaciones".



Respecto de aquellas que no se identifiquen como "vinculadas a algún procedimiento judicial", según señala el acuerdo al que ha tenido acceso Europa Press, el TSJM ordena que se les de el destino previsto en el artículo 170 del Reglamento de Armas, que es la destrucción.

En el comunicado que la Guardia Civil remitió el pasado mes de julio al TSJM se señala que la mayor parte de las armas más antiguas, las incautadas entre 1971 y 1990, "no se ha documentado ninguna actividad relacionada con el arma/objeto", puesto que los juzgados o no han contestado o lo han hecho señalando que desconocían la respuesta.

En otros casos, los órganos vinculados a las armas ya no existen, como es el caso los antiguos juzgados de distrito. "Es decir, no existe un pronunciamiento expreso sobre qué hacer", concluía la Benemérita.

Ante esta situación, la Guardia Civil se dirigió a las autoridades judiciales "en solicitud de una solución a la problemática planteada", que han resuelto averiguar si siguen teniendo trascendencia judicial y, en el caso contrario, que sean destruidas.