Público
Público

Turismo Rifirrafe entre Colau y Cifuentes tras los ataques contra el modelo de turismo masivo

La alcaldesa de Barcelona ha respondido a las críticas de la presidenta de la Comunidad de Madrid pidiendo que "no utilice un caso aislado para distorsionar la imagen de Barcelona".

Publicidad
Media: 3.20
Votos: 5
Comentarios:

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha respondido este lunes a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, sobre los ataques contra el modelo de turismo masivo: "Contundencia toda, Cristina Cifuentes, pero no alarmismos ni difamación".

Asímismo, ha pedido a Cifuentes que "no utilice un caso aislado para distorsionar la imagen de Barcelona", a través de la red social Twitter.

La respuesta de la alcaldesa se trata de una contestación a las declaraciones de la presidenta de la Comunidad de Madrid al pedir que Barcelona cese con las "prácticas salvajes" e "irracionales" que conforman la "turismofobia".

Colau ha defendido que Barcelona se enorgullece de ser una ciudad cohesionada, abierta y amable con sus ciudadanos y sus visitantes: "Me consta que Madrid también", ha agregado la alcaldesa de la capital catalana.

La alcaldesa de Barcelona ya había condenado anteriormente estas acciones contra el turismo, remarcando que "no hay que magnificar hechos aislados, pues lo que es normalidad en la ciudad es la convivencia entre ciudadanos y visitantes".

En declaraciones a la prensa ha señalado ya en varias ocasiones que "estas acciones afortunadamente son aisladas, no son representativas de la situación en la ciudad y queremos hacer un llamamiento a la prudencia y a no extender una alarma que no se corresponde con la realidad". 

Sin embargo, Cifuentes ha seguido señalando y denunciando estos "ataques" com "turismofobia", que es "odio al turista", "un fenómeno propiciado en algunas regiones por la extrema izquierda".

Tras estos comentarios y la respuesta de Colau, Cifuentes ha continuado dejando claro que cree que la ciudad ha perdido su "apertura al mundo".